Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #151 – El primer overlord en Hill House

The Haunting of Hill House, El primer hombre en la luna y Overlord.

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Entrevistas de revista

Jodie Foster habla de Hotel de criminales

Por:

07-11-2018
Jodie Foster Hotel de criminales

Jodie Foster quiere seguir actuando cuando tenga ochenta años: "Es algo que puedes hacer a cualquier edad".

Sin sonar superficial, es un alivio ver que Jodie Foster luce fantástica al entrar al cuarto. En persona, la actriz luce totalmente distinta a la demacrada y cansada gerente que interpreta en Hotel de criminales (2018).

Jodie Foster Hotel Artemis

Ésta fue una transformación muy valiente en una industria en la que existe una gran presión por lucir joven…

Es un tema muy interesante para todos los actores y actrices que tenemos más de 40 años. Quería un personaje que fuera totalmente distinto a lo que soy en la vida real. Tuve que luchar por esta transformación y por honrar la vida tan dura que esta mujer ha tenido. Encuentro una pureza y una gran riqueza en un rostro como el de ella, un rostro que ha visto demasiada tragedia. Lo acepté completamente. No construí mi carrera como actriz dependiendo de mi físico, simplemente no era esa persona; nunca fui la “ingenua” o la “novia” de alguien: antes que todo, siempre fui una actriz. Es una distinción muy complicada de hacer porque mucho de lo que haces en esta industria depende de tu físico. Y tener esta actitud significa llevar una vida en la que constantemente le estás diciendo a los demás: no voy a someterme a tus ideales sobre la belleza. Para mí no es un gran sacrificio como probablemente lo es para otras actrices. Es interesante envejecer, trae un tanto de curiosidad consigo, como decir: “wow, mi piel está cambiando y no puedo hacer nada al respecto”. Yo tuve una vida tan rica y llena que no me causa problemas. No forma parte de mi personalidad y quizás es una preocupación que nunca tuve. Tomo mi trabajo muy en serio y amo mi trabajo, pero sólo se trata de mi trabajo, no de mí.

¿Qué te llamó la atención acerca de esta historia?

Amo que la película sea tan original. Estoy un poco cansada y enferma de ver la misma historia, una y otra vez, como ocurre con las grandes franquicias de Hollywood. Encontré algo muy bello en esta combinación de nostalgia, un estilo retro y un universo vintage tipo Wong Kar-Wai que mezclaba ciencia ficción con horror en un filme lleno de energía. Admiro el balance que obtuvo Drew [Pearce] en todo esto. Leí el guion incluso antes de que fuera publicado y, a veces, así es como funciona: soy muy selectiva y puede llevarme años encontrar algo que en verdad me interese, pero cuando lo encuentro, realmente lucho por el papel.

Veo esta película como una alegoría. Veo a todos estos personajes comoarquetipos que están luchando con su identidad, como si estuvieran escapando de la idea de quiénes debieron haber sido. Están luchando con su identidad y están atrapados en esta prisión, en esta jaula dorada. Mi interpretación es que ellos siempre estuvieron muertos sin saberlo. Que estas personas estaban luchando por encontrar un sentido y al mismo tiempo con ideas sobre la muerte, la vida, de tener que hacer esto y aquello, tener que encontrar esos diamantes y arreglar a ese tipo… cuando la verdad es que ellos están en transición, en un limbo y tienen que aprender a soltar. Si ves el filme de esta manera, tiene una resonancia muy distinta. Así es como yo la veo.

Hotel de criminales película

Hotel de criminales ocurre en un caótico 2028, unos diez años en el futuro. ¿Cómo te imaginas a Los Ángeles en el 2028?

Es una gran pregunta. Nací y crecí en Los Ángeles y ahorita nos encontramos en un muy extraño periodo de la historia, en lo que refiere a tecnología y nuestra política. Siento como si estuviéramos viendo un pozo y tuviéramos la oportunidad de caer o levantarnos y decir: un momento, lo que estamos haciendo… sabemos que podemos hacer cosas mucho mejores. No soy buena hablando de política porque no siento que los actores sean los únicos calificados para comentar el estado en el que se encuentra el mundo. Somos buenos para hablar de la industria del cine y cómo se hacen las películas y por eso amo las películas que tienen algo qué decir porque así podemos debatir y comunicarnos. Es un momento muy interesante en la historia que nos está dando la oportunidad de ser nuestra mejor versión de nosotros mismos. Veo a California convirtiéndose en un líder y espero que traigan al resto del mundo al mismo lugar.

¿Qué opinas del cine actual, con tantas formas de ver películas hoy en día? ¿Tienes problema con ello?

Creo que vendrá una etapa que ni siquiera hemos imaginado. Como actriz y artista, sólo me dedico a interpretar y el medio en el que esto sucede no tendría que ser tan importante para mí. Tenemos que aceptar el hecho de que la mayoría de la gente empezará a ver nuestro contenido en casa. Y si no es en casa, lo hará en sus teléfonos y tenemos que aprender a vivir con ello. Pero extraño el espíritu de comunidad que se sentía en una sala de cine; el no tener distracciones y sólo sentarte y vivir una experiencia distinta, no sólo con los blockbusters sino también con las cintas más pequeñas. Yo tuve muchas experiencias en una sala de cine que me cambiaron la vida. Y eso es algo que ya no van a vivir las nuevas generaciones. Ahora, yo tampoco veo películas en el cine. Es muy triste para mí que hayamos perdido eso.

El Hotel de criminales es un hotel muy inusual. ¿Tienes alguna anécdota divertida de alguna estancia en un hotel?

¡Dios, no sé! Como hice películas toda mi vida, crecí en hoteles junto con mi madre. Podíamos quedarnos en un hotel durante dos meses. Si estaba haciendo junkets de prensa, teníamos una vida en la que comprábamos cosas en el mercado y, si el clima era lo suficientemente frío, terminábamos dejando las compras afuera porque no teníamos un refrigerador. Lavábamos la ropa y colgábamos las cosas en el cuarto… teníamos completamente una vida de hotel. Pero había reglas: si ibas a comer en la cama, tenías que poner una toalla para evitar dormir entre migajas. Mi recuerdo más preciado en un hotel es cuando estuve en un Holiday Inn. Tenía doce años y estaba filmando Bugsy Malone (1976) y no había muchos estadounidenses cerca; casi todos los que estaban en la película eran actores ingleses y todos eran niños, pero nos estábamos quedando justo en un Holiday Inn en Slau, justo al lado del aeropuerto, un lugar no muy amigable. Pero teníamos ping pong y olíamos a cloro… nunca me había divertido tanto en mi vida como en esa ocasión.

Jodie Foster actriz

Aunque está situada en el futuro, hay algo nostálgico en Hotel de criminales. La película evoca memorias de películas noir antiguas que se sitúan en el centro de la ciudad. ¿En tu caso, por qué cosas sientes nostalgia?

Soy muy nostálgica. Es algo que viene de mi ciudad, mi país y mi familia. Todo el tiempo estamos cambiando y evolucionando y las cosas que ves, terminan por construirte. La belleza de la nostalgia es saber que no tienes que ser como eras, pero puedes permitirte vivir en ese recuerdo por un tiempo. Es muy divertido cuando la gente habla de lo político de la identidad y cómo se aferran al pasado de lo que alguna vez fue América. Para mí, eso se trataba de manejar a Taco Bell y darte cuenta que formabas parte de una familia con cuatro niños y una mamá y alguien de ellos quería tacos y otro quería comida china y entonces teníamos que ir a distintos lugares para conseguir comida. Teníamos que comer en el auto. Mi mamá manejaba en Los Ángeles y pasábamos por Echo Park o un montón de casas y nos enseñaba cuál era una fachada Tudor por las vigas y cuál era española por la forma de los azulejos. Nos decía cuál había tenido una pésima remodelación y cuál casa parecía una caja. Y mientras comíamos o tomábamos un helado en el auto, ella manejaba y nos mostraba Los Ángeles y entonces sabíamos que escondía esta ciudad. Esto no significa que necesito que mi vida sea así, pero es una referencia sobre quién soy.

¿Qué hay en el futuro para ti como directora?

Siempre trataré de tener un balance y nunca voy a renunciar a la actuación, entonces tiene que haber un balance. Dirigí mi primera película cuando tenía 27 años, era muy joven. Y sólo he hecho cuatro películas desde entonces. El balance básicamente fue 90% actuación y 10% dirección. Quise cambiar esos números hace seis o siete años, fue un cambio que llegó, en el que sabía que iba a estar frente a la cámara mucho menos tiempo y me iba a enfocar en dirigir y comprometerme con eso, o de lo contrario nunca iba a ocurrir. Y eso hice. Pero también me emociona actuar cuando tenga ochenta años porque es algo que puedes hacer a cualquier edad. Quizá ya no esté en los espectaculares, pero encuentro que es inusual e interesante trabajar conforme envejeces.

Hotel de criminales póster

(Una versión de esta entrevista fue publicada en Cine PREMIERE #288)

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios