Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Juego del terror – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

07-09-2017

Esta película de terror australiana funciona en diversos niveles.

Título original: Scare Campaign
Año: 2016
Directores: Cameron Cairnes (100 Bloody Acres),Colin Cairnes (100 Bloody Acres)
Actores: Meegan Warner, Ian Meadows
Fecha de estreno:01 de septiembre de 2017 (MX)

Los modelos para el cine de terror han ido evolucionando. Con Los huéspedes, M. Night Shyamalan demostró que el empleo de la cámara subjetiva y lo que podría considerarse metacine (un personaje que está haciendo una película, un programa o algo dentro de la propia película) son recursos efectivos para la narrativa de este género que ha vivido un resurgimiento que al mismo tiempo le ha costado pues no todas las propuestas han sido bien elaboradas.

Juego del terror responde a esa iniciativa a partir de un argumento que parece una matrioshka.

Y aunque no mantiene todo tiempo el asunto de la cámara subjetiva, sí lo emplea como un recurso que le ayuda a construir sus constantes vueltas de tuerca en una trama que ocurre vertiginosamente y con una eficiente rapidez. Dirigida por los australianos Cameron y Colin Cairnes, la historia se centra en los creativos del programa televisivo sobre bromas terroríficas Scare Campaign, que mezcla la cámara oculta y sustos de la vieja escuela. Pero cuando su productora les da un ultimátum para superar el entretenimiento en línea que les lleva ventaja de público, debido a sus transmisiones violentísimas en tiempo real, Marcus (Ian Meadows), el líder del proyecto, decide subir el nivel de las bromas y prepara algo espectacular en un abandonado hospital psiquiátrico. Pero solamente le pasa un poco de información a su novia/actriz Emma (Meegan Warner, considerada una de las promesas del cine australiano) y se guarda la mayoría de los detalles del último capítulo de la temporada que está filmando.

Y aunque es bastante previsible lo que está ocurriendo, los Cairnes se las arreglan para mantener al espectador atento a lo que ocurre a partir de una narrativa tradicional. Utilizan con eficacia los elementos clásicos del género, como es el caso de la locación, y los unen a los modelos en los cuales las cámaras fijas no profesionales (al estilo de Shyamalan o incluso de la serie Actividad paranormal) muestran aquello que los personajes desconocen y van descubriendo conforme avanza la trama. A veces cuando ya es demasiado tarde para ellos. Por otro lado, la jovencísima Olivia DeJonge, precisamente actriz principal en Los huéspedes, entrega una actuación convincente como Abby, una actriz incipiente contratada por la producción de Scare Campaign para que les ayude a montar la broma.

Juego de terror funciona a diferentes niveles. Lo mismo como mero entretenimiento fílmico, pero también como una crítica de los peligros de superar los límites, del ansia de realismo y de la conectividad y su enfermiza inmediatez. Y todo desde una perspectiva que no quiere ser aleccionadora pero que se decide a poner los puntos sobre las íes para que cada quien tome lo que le acomode. Y sólo se toma el tiempo necesario para contar su historia, dejando un final abierto, inconcluso, como lo es la propia web, donde todo el tiempo hay algo nuevo.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios