Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Q&A Katherine Waterston por Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Por:

15-11-2016

Nuestra entrevista con Katherine Waterston aka Porpentina Goldstein… o simplemente, Tina.

Después de verla como la polémica Chrisann Brennan en la cinta Steve Jobs, la actriz que hoy se vuelve cómplice de Newt Scamander no es ajena a las grandes producciones:
pronto la veremos en A
lien: Covenant, por ejemplo. Mientras tanto, aquí nos enseña que la
adultez no tiene el poder 
de
desaparecer las dudas como por arte de magia.

Por lo que podemos ver de Tina, tu personaje, en ella recaen muchos de los problemas “adultos” de esta historia, ¿cierto?

Tina trabaja en el Congreso Mágico de América, y realmente está orgullosa de su trabajo. Lo que es muy interesante es su conflicto interno: si es que tiene o no el potencial que ella cree tener. Cualquiera que haya perseguido un sueño puede entender eso, ese cuestionamiento: “Quizá no soy tan especial como creía, ¿o sí?, ¡pero aún creo que tengo algo que ofrecer!”. Ese tipo de conversación ocurre dentro de nosotros. Cada vez que le pasa algo bueno, ella piensa: “¡Oh, esa es una señal de que sí soy buena!”. Y cuando pasa algo malo piensa: “Oh, no. No soy tan buena después de todo”. Entonces hay cierta tristeza, pero también mucha esperanza. J.K. Rowling no escribe personajes unidimensionales. Y lo que me gusta de la dinámica entre Newt y Tina es que son capaces de ver eso en el otro.

¿Crees entonces que la cinta es como un coming of age, pero de adultos? Tal como Harry, ¿Newt y Tina también están creciendo?

Lo que sucede con las historias coming of age es que cuando eres adolescente se espera que estés pasando por conflictos. Pero lo cierto es que muchas personas no dejan de pasar por eso cuando cumplen 18 años. El mundo se mueve rápidamente alrededor y ellos siguen sin poder entender qué significa ser ellos mismos. A veces creo que no se arroja suficiente luz sobre este tipo de personas adultas en las películas, los que no maduran al mismo ritmo que los demás. Y creo que eso es algo muy especial sobre esta película.

Además, les da varitas mágicas…

(Ríe) El manejo de la varita es un recorrido increíble. La cosa es que no es como nada que hayas hecho antes. No es como agarrar un palo de golf. Pero antes de agarrarla, pensé: ¿qué tan difícil puede ser? Tengo imaginación, soy una actriz y este es mi prop… Pero cuando la agarras y sabes que habrá una luz extraordinaria saliendo de ella, y que al usarla estás canalizando tus podres mágicos, no puedes tratarla como a un tenedor. Tienes que conectar y percibirla como una parte de ti… sin sentirte tonta. Hay que recurrir a tu imaginación más inocente. Tomó tiempo, lo cual es un poco penoso de admitir. Los actores también nos sentimos medio tontos haciendo este tipo de cosas, como cualquier otra persona, pero es nuestro trabajo lograr esa naturalidad. A todos nos sorprendió toda la atención que eso requirió.

 

Este texto fue publicado en la edición impresa de Cine PREMIERE, noviembre 2016.

mm

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

Comentarios