Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Keanu Reeves: Sus mejores películas

Por:

16-05-2019
Keanu Reeves John Wick 3

Desde la mítica Matrix hasta la brutal John Wick, estas son las mejores películas en la filmografía de Keanu Reeves.

Aunque no siempre ha tenido el reconocimiento de otros actores, Keanu Reeves ha demostrado ser uno de los talentos más polifacéticos de la industria cinematográfica. Después de todo, el histrión ha deambulado exitosamente por numerosos géneros como drama, comedia, acción, ciencia ficción, romance, thriller e incluso el terror. No conforme con ello, ha protagonizado algunas de las franquicias más importantes de los últimos tiempos.

¿Pero cuáles son sus mejores películas? Repasamos su más de 30 años de trayectoria para ofrecerles la respuesta, desde su curioso paso por la animación hasta su ascenso como figura del cyberpunk, ¿cuál es su favorita?

Constantine (Dir. Francis Lawrence, 2005)
(Vía)
Hay quienes piensan que las adaptaciones de comics tienen el éxito garantizado, aun cuando existen numerosos proyectos cuyas elaboradas tramas han batallado por conquistar al público. Tal es el caso de Constantine, adaptación de Hellblazer que nos introduce con un investigador especializado en misterios paranormales y que debe aprovechar sus oscuras habilidades para evitar la llegada del anticristo, lo que, con un poco de suerte, también le permitirá alcanzar la redención para evitar las llamas del infierno. Keanu Reeves hizo una estupenda labor como el antihéroe titular, la cual se vio beneficiada por el apoyo de un gran elenco integrado por Rachel Weisz, Tilda Swinton, Djimon Hounsou y Shia LaBeouf. Aunque incomprendida durante su estreno, el tiempo le ha hecho justicia, pues cada vez tiene una base de aficionados más sólida que exige el retorno del personaje para una nueva entrega.
A Scanner Darkly (Dir. Richard Linklater, 2006)
(Vía)
Richard Linklater suele ser vinculado con la trilogía Before, Boyhood e incluso Escuela de rock. Sin embargo, el cineasta también fue responsable de una de las cintas animadas más peculiares de los últimos tiempos y que además marcara el reencuentro entre Keanu Reeves y Winona Ryder a casi 15 años de Drácula (1992). El filme, inspirado en la obra de Philip K. Dick, nos lleva a un futuro no muy lejano donde la unión americana ha perdido la guerra contra las drogas, lo que ha llevado al gobierno a desarrollar un elaborado plan para retomar el control y que implica alta tecnología y una red de agentes encubiertos. Keanu Reeves interpreta a uno de estos agentes, cuya labor se ve entorpecida por el hecho de que él mismo es adicto, lo que, aunado a las nuevas sustancias en el mercado, marca el inicio de un peligroso viaje en el que empieza a perder su propia identidad. No es el trabajo más popular en la filmografía de Reeves, pero definitivamente es uno de los más complejos, una característica que fue determinante para darle el estatus de culto entre el público.
Drácula (Dir. Francis Ford Coppola, 1992)
(Vía)
Aunque no fungió como su protagonista, Keanu Reeves jugó un papel fundamental en la que suele ser considerada la mejor adaptación de Drácula desde el clásico de Bela Lugosi. Aunque se trata de un rol de bajo perfil, el actor encarnó con enorme destreza al atormentado Jonathan Harker, representante legal del vampiro que vive en carne propia los horrores de su sangriento cliente, lo que termina llevándole al borde de la locura. Más importante que su caída es su ascenso en su retorno, pues el joven también jugó una parte fundamental en la derrota del colmilludo, que a su vez garantiza la salvación de su esposa Mina. El actor cumplió con una labor más que efectiva, que no requería sobresalir del mismo modo que Gary Oldman, Anthony Hopkins o Winona Ryder, sino una actuación introspectiva al ser el gran conocedor de los secretos de su ancestral adversario.
El abogado del diablo (Dir. Taylor Hackford, 1997)
(Vía)
Keanu Reeves suele ser relacionado con la acción, el romance e incluso la comedia, pero también ha tenido algunas apariciones destacadas en el cine de terror. El mejor exponente de ello es El abogado del diablo, donde encarna a un joven jurista cuya ambición le lleva por una espiral de autodestrucción donde descubre ser el hijo del mismísimo demonio. Su buen trabajo se vio favorecido por un exquisito Al Pacino, cuya encarnación de Luzbel bien merece ser considerada entre sus mejores actuaciones. A pesar de su naturaleza, no es una historia que se apoye en las banalidades del jump scare, sino que se inclina por una altísima carga dramática que pretende ir por la línea de clásicos como El bebé de Rosemary (1968) y La profecía (1976).
Bill & Ted
(Vía)
Aunque Keanu Reeves es considerado un especialista en la acción, su salto a la fama llegó gracias a la comedia, con Bill & Ted’s Excellent Adventure (1989). La cinta relata la historia de dos jóvenes que reciben ayuda del futuro para completar una tarea escolar, lo que resulta en una aventura temporal plagada de divertidísimos absurdos. Contra todos los pronósticos, el filme resultó en una exitosa franquicia integrada por una secuela, una serie de televisión cuya primera temporada contó con las voces del elenco original -eso incluye a Reeves- y una serie live-action con un recast de la dupla estelar. La hazaña no termina aquí, pues luego de muchos años de rumores, se ha confirmado que Bill y Ted estarán de vuelta en 2020 para una tercera entrega que los mostrará como dos hombres adultos, pero igual de alocados y que deben escribir una canción que les permita salvar al mundo. Y sí, Keanu Reeves estará en ella…
Point Break (Dir. Kathryn Bigelow, 1991)
(Vía)
Máxima velocidad fue la película que consolidó a Keanu Reeves en el cine de acción, pero Point Break fue la que lo adentró al género, además de la primera de muchas interpretaciones de un heroico policía encomendado con la misión de salvar el día. El actor da vida a un agente encubierto en medio una comunidad de surfistas, convencido de que ahí se oculta una intrépida banda de delincuentes que emplea máscaras de expresidentes norteamericanos para sus atracos. Aunque Reeves hace un estupendo trabajo, es un hecho que el filme no habría funcionado sin la estupenda mancuerna que hizo con Patrick Swayze, quien encarnó al líder del grupo criminal y cuyo carisma resultó en una buddy cop sumamente popular entre las audiencias. No sorprende que muchos la consideren el primer gran éxito en la carrera realizadora de Kathryn Bigelow.
Speed: Máxima velocidad (Dir. Jan de Bont, 1994)
(Vía)
El primer gran éxito cinematográfico de Keanu Reeves y que lo consolidó entre las grandes estrellas de acción de su generación. El actor dio vida a un agente de policía comprometido con la detención de un criminal especializado con el uso de bombas y cuya obra maestra consiste en un autobús cargado de explosivos que estallarán cuando este baje la velocidad a menos de 80 km/hr. La cinta brilló por la originalidad de su historia y sus espectaculares secuencias de acción que implicaron toda clase de hazañas al volante. Sin embargo, el elemento más aplaudido de Máxima velocidad fue la buena química entre su dupla estelar, integrada por el propio Reeves y Sandra Bullock. La mancuerna no pudo reencontrarse en la secuela cuando el actor rechazó la oferta económica de la producción, lo que contribuiría a la mala respuesta del público. Aunque volverían a cruzar caminos en el drama romántico La casa del lago (2006), son muchos los que anhelan verlos de vuelta en la rumorada tercera entrega de la franquicia.
El camino de mis sueños (Dir. Gus Van Sant, 1991)
(Vía)
Una de las más ambiciosas adaptaciones a la obra de William Shakespeare, que se basó en Enrique IV parte 1, Enrique IV parte 2 y Enrique V para relatar la historia de dos jóvenes presuntamente unidos por una vida de tragedias, hasta que se descubre que uno de ellos es el heredero de una importante fortuna. La cinta suele ser recordada por la unión de sus prometedores talentos: fue apenas la segunda película de Gus Van Sant y su buena recepción fue clave para su ascenso hollywoodense en Todo por un sueño y Mente indomable; fue una de las actuaciones más ovacionadas de River Phoenix, cuya consolidación histriónica se vio truncada por su trágico deceso en 1993; finalmente, fue la primera gran oportunidad de Keanu Reeves en el cine dramático, con un rol desafiante sobre un joven que se dedica a la prostitución homosexual y que enfrenta una compleja relación sentimental con su mejor amigo. A casi 30 años de distancia, se mantiene firme entre lo mejor del actor.
Trilogía John Wick
(Vía)
Parecía imposible imaginar que Keanu Reeves fuera capaz de igualar la popularidad de Speed y Matrix. Y entonces llegó John Wick, donde interpretó a un asesino retirado que regresa a las andadas cuando un criminal mata al perro que le regaló su esposa fallecida. Fiel a su costumbre dentro del género, el actor encarna con enorme destreza a un hombre de pocas palabras y que prefiere hablar con sus violentas acciones. Más importante aún, la naturaleza sangrienta y vengativa del personaje central ha sido determinante para mantener con vida el legado del one-man army, un subgénero en decadencia y recientemente rescatado por la no menos brutal Búsqueda implacable (2007).
Trilogía Matrix
(Vía)
Aunque ha protagonizado toda clase de proyectos, es un hecho innegable que la filmografía de Keanu Reeves alcanzó su punto más alto con la trilogía Matrix. Más que uno de los grandes clásicos del sci-fi y uno de los mayores referentes del cyberpunk, fue una auténtica anomalía dentro del sistema, cuyo éxito taquillero no le impidió alcanzar el estatus de culto al generar toda clase de teorías sobre el mundo como una realidad simulada. Por increíble que parezca, Reeves nunca fue la primera opción para encarnar a Neo, pues antes se barajaron otros nombres como Will Smith, Brad Pitt e incluso Sandra Bullock, quienes fueron desechados por distintas razones. Fue lo mejor, pues su estupendo trabajo conquistó a todos, al grado que hoy es imposible imaginar la franquicia sin su presencia.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios