Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #191 – Dora y Joker entran a un bar

Comenzamos hablando de Dora la Exploradora pero llega el protagonismo del Joker en Venecia para crear caos.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Kilian Jornet: Camino al Everest – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

31-05-2019

Kilian Jornet: Camino al Everest desgrana la obsesión por conseguir una meta donde la apuesta es de vida o muerte.

Título original: Kilian Jornet: Path to Everest
Año: 2018
Directores: Sèbastien Montaz-Rosset, Josep Serra
Protagonistas: Kilian Jornet, Sèbastien Montaz-Rosset, Jordi Canals
Fecha de estreno:31 de May de 2019 (MX)

Al poco tiempo de nacido, Kilian Jornet ya mostraba tener una energía descomunal. Siendo el primogénito de su familia, su madre consideraba dentro de la norma que un pequeño de apenas un año realizara largas caminatas y, para los tres, se iniciara en la conquista montañosa. A esa edad subió sus primeros tres mil metros en Tuc de Molières, y no, no era normal. En realidad se encontraban ante los albores de su entrenamiento como alpinista y deportista extremo. La crónica de su camino para adueñarse de la madre de las prominencias rocosas, y que comenzó a escribirse por aquellos años, es el eje del documental Kilian Jornet: Camino al Everest.

En un principio, la obra de Sèbastien Montaz-Rosset y Josep Serra acude a los recuerdos de la infancia de Kilian, a testimonios de su madre que recalcaban lo superdotado que era en el terreno físico. Recapitula también el momento en que el niño Jornet escribe una bucket list con todas las carreras que quería ganar y las montañas a escalar. ¿Pero qué pasa cuando antes de cumplir 30 años ya había cumplido todos sus sueños? Tuvo que encontrar nuevas emociones, y más para un espíritu kinestésico.

killian jornet camino al everest

Killian Jornet: Camino al Everest ofrece una cordillera de postales fotográficas que ensalzan la imponente e inclemente naturaleza.

Si bien tiene algunas precariedades en su manufactura, Kilian Jornet: Camino al Everest no sólo enaltece a la figura atlética , también observa debajo del ropaje del éxito y fama. Nos descubre a un hombre con tendencias autodestructivas y episodios depresivos a causa de la incomprensión de la gente y el público; a la presión mediática y las expectativas nacionalistas. En ese sentido, el documental comparte rasgos con el ganador del Oscar, Free Solo.

Aquel documental sigue a Alex Honnold en su preparación para escalar la formación rocosa conocida como El Capitán, y cuya peculiaridad es su verticalidad, lo que la hace prodigiosamente peligrosa. No obstante, en aquel galardonado filme se desgrana la obcecación de Honnold por recorrerlo sin el uso de cuerdas, convirtiendo la hazaña en un cúmulo de decisiones de vida y muerte.

killian jornet camino al everest

El documental ofrece un abanico de testimonios de grandes deportistas extremos y rememora a quienes en algún punto se midieron ante el poderoso Everest.

Tanto Free Solo como Kilian Jornet: Camino al Everest dibujan a un par de héroes de mente atípica. Son hombres que retan a la muerte a cada paso en su batalla personal contra la naturaleza. Pero por encima de todo, ambas historias son testamento de la obsesión, la obsesión por la consecución de una meta aun a costa de la vida. Ambos son apostadores, y lo que apuestan es su último aliento. Tanto Jornet como Honnold desean llenar un vacío de insatisfacción, y ellos mismos lo aceptan con más o menos palabras.

Sus acciones son colosales. Su talento una rareza. No sienten miedo como una persona normal y Kilian Jornet: Camino al Everest se encarga de puntualizarlo –y profundizarlo– . Ambos deportistas son excepciones a la regla y eso dificulta la comprensión ajena, pero también los lleva a conquistar lo inasible, lo imposible, lo improbable. En el caso de Jornet, la cereza en el pastel del documental es aquella semana de mayo de 2017 cuando el catalán escaló en dos ocasiones el Everest usando la técnica de alpinismo, como parte de su proyecto personal de carrera de montaña Summits of my Life. Su proeza es una muestra de que los espíritus libres, ya sea que se llamen Jornet, Honnold, George Mallory, Edmund Hillary o Ueli Steck son imposibles de encasillar.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Free Solo (Jimmy Chin, Elizabeth Chai Vasarhelyi, 2018)
  • Everest (Baltasar Kormákur, 2015)
  • Everest Unmasked (Leo Dickinson, 1978)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios