Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #148 – Halloween Upgrade

Halloween, el regreso de Michael Myers.

October 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La cabaña

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

05-04-2017

The Shack apelará a quienes gusten del cine cristiano y pongan la temática por encima de los atributos técnicos.

  • Título original: The Shack
  • Año: 2017
  • Director: Stuart Hazeldine (Exam)
  • Actores: Sam Worthington, Octavia Spencer, Tim McGraw
  • Fecha de estreno: 7 de abril de 2017

Por lo general –aunque no siempre– algo pasa con las películas cristianas que aunque están repletas de buenas intenciones, son poco atractivas como producto cinematográfico. ¿Es problema del guion, que suele ser “ñoño” y nada audaz? ¿Es culpa de la realización, que saca poco provecho del lenguaje del séptimo arte? ¿Es responsabilidad de una fotografía demasiado luminosa que impide que conectemos con las historias que nos presentan? ¿O acaso se debe al escaso presupuesto, pues no siempre se cuenta con los mejores actores en el elenco? 

Tal vez la causa sea un poco de todo. Sin embargo, en el caso de La cabaña (The Shack), al menos uno de los contratiempos antes descritos es la excepción: el elenco. La cinta es protagonizada por el conocido Sam Worthington, que aunque sabemos es un actor que en todas las películas aparece con la misma expresión, sin importar si es un soldado parapléjico en Avatar o un personaje mitológico como Perseo en Furia de Titanes, aquí se esfuerza por hacer creíble a un padre enojado ante la tragedia. A su lado aparecen Octavia Spencer, Tim McGraw (sí, el cantante de country) y Alice Braga, entre otros. 

Basada en el bestseller de William Paul Young, narra la historia de Mack Phillips, un cariñoso padre destruido después de que un viaje con sus hijos se torna en una calamidad. Su niña más pequeña es secuestrada y asesinada, hecho que no sólo lo enfurece con Dios, sino que rompe con su idílica vida familiar. 

Uno de los problemas a los que se enfrenta la película de Stuart Hazeldine es la inconsistencia en el tono. En un principio arranca como una cinta rosa, espiritual, que parte de un grupo de personajes que no parecen tener mayor problema que el pasado del papá, quien de chico vivió en carne propia la violencia familiar. No obstante, de pronto se hacen guiños nimios y breves al thriller para después centrar su atención en el tema de la fe. 

Todo el asunto del secuestro de la hija ocurre demasiado rápido y después el filme se estanca en la invitación que el protagonista recibe para ir a la cabaña que sirve como título, en la que se encuentra con Dios y la trinidad, quienes le ayudan a sanar las heridas ocasionadas por la pérdida. A partir de este momento la historia se siente sumamente discursiva, lo que aletarga el desarrollo e incluye escenas que pudieron omitirse para evitar que el metraje durara más de dos horas. Aunque hay algunos puntos sobre el cristianismo que invitan a la reflexión, ciertas metáforas que se emplean son obviedades que podrían resultar exasperantes para aquellos espectadores de temperamento cínico, no así para quienes busquen consuelo o motivación dentro de la sala de cine, pues seguramente se sentirán agradecidos e inspirados por el mensaje. 

Asimismo, el filme peca de un mal planteamiento de los personajes, Mack es el epicentro de todo y quienes lo rodean son satélites intrascendentes en quienes no se explora nada, pero na-da. Vamos, Radha Mitchell, quien aparece como su esposa, nunca parece ser una madre que acaba de perder a su hija. Mención aparte para Octavia Spencer, actriz que resulta cariñosa y compasiva en su rol divino. Definitivamente, lo más destacable de la película. 

La cabaña tiene perfectamente establecido su target: personas cercanas a la iglesia –ya sea católica o cristiana– que quieran reafirmar su fe a través de una historia que habla del perdón, la esperanza y la eterna confrontación entre el bien y el mal a través de las penas de un hombre ordinario. Probablemente quienes disfrutaron el libro queden conformes con la adaptación. 

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Desafiando a la vida (Sean McNamara, 2011)
  • Los secretos del corazón (John Cameron Mitchell, 2010)
  • El cielo sí existe (Randall Wallace, 2014)

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios