Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La carrera de Brittany – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 2.5
Votar ahora:

Por:

01-11-2019
la-carrera-de-brittany-critica

Una tragicomedia que logra escapar de (casi) todos los estereotipos gracias a la autenticidad de su guión y lo identificable que resulta su protagonista

Título original: Brittany Runs a Marathon
Año: 2019
Director: Paul Downs Colaizzo (Ópera prima)
Actores: Jillian Bell, Jennifer Dundas, Patch Darragh
Fecha de estreno:01 de November de 2019 (MX)

Brittany Folger es un desastre. Esta chica neoyorkina se la pasa de fiesta todas las noches, le encanta la comida chatarra y siempre llega tarde al trabajo. La comedia ha sido su escudo infalible contra las adversidades de la vida, pero cuando la crisis de los treinta se avecina como una tormenta, Brittany no tiene más remedio que voltearse a ver a sí misma y  enfrentar su sobrepeso y lo poco que ha logrado en su vida. Determinada a cambiar su cuerpo y su vida, Folger se pone una meta que parece casi imposible: correr el maratón de Nueva York.

El póster y el trailer de la cinta te preparan para ver una comedia al estilo de Esta chica es un desastre de Amy Schumer, pero desde el primer acto queda claro que esta cinta ha optado por un camino más sustancial. El primer adjetivo que viene a la mente para describir este ejercicio de ficción es «auténtica», y hay una gran razón detrás de esto. La cinta está basada en la historia de superación personal de Brittany O’Neill, gran amiga del director y guionista Paul Downs Colaizzo. Brittany, llevada a la pantalla por la camaleónica Jillian Bell, vive en los extremos: ella puede ser autodestructiva e increíblemente tenaz, eufórica y depresiva, y puede pasar de ser vulnerable a impenetrable de un momento a otro. Su meta es encontrar un balance, y el maratón es la metáfora para lograrlo.

El ritmo de la cinta parece hacer alusión al viaje emocional de la protagonista, una herramienta que en papel suena atractiva, pero que termina quitándole sustancia al desenlace. Tal y como el viaje que atraviesa Britanny, el comienzo de la película es lento y pausado. Conforme la casi treintañera va cambiando su vida, el paso del filme se acelera y la edición es dinámica. En el momento del conflicto y confusión máxima, se vuelve nuevamente perezoso. Para este momento, la cinta tan sólo cuenta con algunos minutos para atar todos los cabos sueltos y llevar a la protagonista a la meta final. Esto hace que el desenlace se sienta apresurado y los hoyos narrativos evidencian que, al final del día, La carrera de Brittany es una mirada color de rosa a una crisis existencial. 

Un elemento interesante de esta cinta es la forma en la que utilizan la música como un elemento de transición y no tanto como un recurso dramático. Cuando los personajes dialogan, el silencio es lo único que enmarca las voces de los protagonistas. En esta película, la banda sonora es usada como una herramienta de transición entre cada secuencia, y no como un recurso para aderezar e intensificar la emoción de cada escena. Otro recurso que resulta muy atractivo es el haber usado clips reales del maratón de Nueva York. Es en esos momentos cuando la historia de Brittany se vuelve totalmente palpable, y por un momento las líneas entre la realidad y la ficción se desvanecen.   

La carrera de Brittany es una tragicomedia optimista que logra escapar de (casi) todos los estereotipos gracias a la autenticidad de su guion y lo identificable que resulta su protagonista. Es disfrutable, a momentos inocente, pero, a fin de cuentas, una gran adición al cine inspiracional.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Comer, rezar y amar (Dir. Ryan Murphy, 2010)
  • Alma salvaje (Dir. Jean-Marc Vallée, 2014)
  • Frances Ha (Dir. Greta Gerwig, 2012)

Comunicóloga para quien el cine y la fotografía son las mejores maneras de ver la vida. Es fan de Sofia Coppola y la estética de Wes Anderson, añora décadas pasadas y piensa que todo el mundo debería irse en un road trip por lo menos una vez en la vida.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios