Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #111 – La forma de la maravilla

La forma del agua y La rueda de la maravilla

Enero 2018

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La 4ª compañía

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

10-07-2017

Los retratos que ofrece la magistral fotografía de Miguel López paradójicamente se embellecen por las crueles circunstancias que relatan.


  • Título original: La 4ta compañía

  • Año: 2016

  • Directores: Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván Cervera

  • Actores: Andoni Gracia, Adrián Ladrón

Hacer una película de época en México no es tarea fácil. Aún menos cuando se quiere desmantelar la corrupción existente hace más de cuatro décadas en un penal que todavía se mantiene en pie y resguarda a algunos testigos presenciales de lo que se busca relatar y en la que estuvieron involucrados cabezas importantes del gobierno. Los directores y guionistas, Vanessa Arreola y Amir Galván, lidiaron con escasa información, numerosos obstáculos y realizaron entrevistas e investigación en archivos para sustentar La 4a compañía, una historia real, sorprendente, escandalosa –pero retratada con la mayor seriedad–, increíble y tristemente actual. 

La cinta, que cuenta con reos verdaderos en el elenco, lidera las nominaciones a la 59 entrega del Ariel con 20 postulaciones, entre las que se encuentran Mejor película y dirección; además, ya cuenta con el antecedente de preseas en el Festival de Guadalajara: el Premio Guerrero de la Prensa, Premio Especial del Jurado al Largometraje Iberoamericano de Ficción, Mejor actor y la recomendación para ser considerada en los Globos de Oro. 

Con una fotografía magistral y un elenco coral en el que destacan Adrián Ladrón (nominado al Ariel como Mejor actor), Hernán Mendoza y Manuel Ojeda, se basa en una historia real nacida dentro de las paredes de Santa Martha Acatitla, para sacar a la luz la corrupción que tuvo lugar ahí en los años 70 durante el sexenio de José López Portillo y a las órdenes de Arturo El Negro Durazo, cuando los miembros del equipo de americano del penal eran conejillos de indias que de día practicaban el deporte de las tacleadas y de noche salían a robar con la colusión de las autoridades o bajo extorsión de las mismas. El filme es un drama realista y desgarrador en el que no todos sus personajes impactan de la misma manera y al que le cuesta trabajo mantener el pulso de la acción y la intriga, especialmente al principio, pues una vez que se sientan las cartas sobre la mesa, se desata un inaudito devenir de calamidades, crímenes y violaciones que van in crescendo, como una bola de nieve que rueda montaña abajo. 

Sus postulados comienzan con el traslado de Zambrano (Ladrón) de un penal juvenil a las “ligas mayores”, donde pronto se une a Los Perros, el equipo de americano del penal que a su vez formaba La 4a compañía, grupo que controlaba la seguridad y movimiento de mercancías y drogas tras las rejas, pero que además perpetraba atracos mientras sus miembros cumplían sus sentencias, todo bajo el ala protectora de la autoridad. 

Filmada en la misma cárcel donde sucedieron los hechos, además de ser un relato sobre el abuso de autoridad con escenas desgarradoras e infrahumanas torturas, expone la vulnerabilidad de los derechos humanos al interior de la prisión regida por la ley del más fuerte y el ojo por ojo, así como la perversión del esquema de reinserción social cuando se reduce a mera retórica política. Sin embargo, los directores centran tanto la vista en los hechos que pierden de vista a sus personajes, de quienes sólo podeos formarnos una idea a pinceladas.

Eso sí, los retratos que ofrece la magistral fotografía de Miguel López paradójicamente se embellecen por las crueles circunstancias que relatan: un cúmulo de hombres carcomidos y privados de su libertad en todo sentido, voluntades coaccionadas y deformadas por la corrupción que los baña a diario. Llama la atención que las imágenes sean tan bellas cuando los escenarios son todo menos preciosistas, pues La 4a compañía se filmó al interior de Santa Martha y sus paredes, patios y celdas denotan la miseria que encierra. Es de aplaudir el colosal esfuerzo de Arreola y Galván por imprimirle realismo, veracidad y darle voz a los sin voz; ésa es su mayor fortaleza más allá de los premios que pueda o no cosechar.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

  • Almacenados (Jack Zagha, 2015)

  • Maquinaria panamericana (Joaquín del Paso, 2016)

  • Días de gracia (Everardo Gout, 2011)

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios