Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #216 – Perritos de Harrison

Buscando justicia (Just Mercy) y El llamado salvaje

February 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La cueva – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

24-01-2020
la cueva critica

Feras Fayyad nos muestra en La cueva los aspectos más amargos de una guerra que ha perdido la atención mundial mediante una mirada femenina.

Título original: La cueva
Año: 2020
Director: Feras Fayyad (Los últimos hombres de Alepo)
Actores: 
Fecha de estreno:24 de January de 2020 (MX)

Por su utilidad, comúnmente se cree que las ciencias exactas tienen más valor que el arte y el conocimiento social. Sin embargo, La cueva es una muestra de cómo la medicina cura las heridas físicas y el arte sana el alma.

“No tenemos anestesia, pero hay música”, le dice uno de los doctores a un herido en medio de una cirugía. Aunque pareciera una metáfora, es una realidad: no tienen medicamentos y utilizan internet intermitente para poner videos de música clásica y así, intentar reducir el dolor. 

la cueva crítica mejor documental

La cueva es una metáfora desde el nombre. En el documental nominado al Óscar se le llama de esa manera a los hospitales subterráneos en Siria que han construido por debajo de los cientos de centros médicos que el gobierno ruso ha bombardeado los últimos 8 años. Las cuevas se han convertido en los lugares “seguros” para los pacientes y médicos. Sin embargo, es en ese mismo espacio en el que ocurren las escalofriantes secuelas de la guerra y desde donde el cineasta Feras Fayyad ha contado esta cruda historia.

El director –quien en 2018 fue nominado por la Academia en la categoría de Mejor documental por Los últimos hombres en Alepo– se vale de una mirada femenina para contar la historia. Aunque en Guta, Siria, hay diversas cuevas desde las que se pudo haber retratado la historia, Fayyad eligió la únic que se construyó bajo la dirección de una doctora. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es TheCave_1.1.17-1024x576.jpg

Aunque se trata de un documental, pareciera que cada uno de los elementos de la historia fue elegido de forma premeditada para mostrar los aspectos que hacen de la guerra una situación insoportable. La doctora Armani no sólo se enfrenta a la precariedad de medicamentos –debido a la falta de distribución por encontrarse en una zona de riesgo–, al constante miedo de ser bombardeados o la falta de espacio dentro del túnel. También debe afrontar el machismo radical que la rodea. A pesar de la guerra en apogeo en Guta, muchos hombres la culpan por el servicio precario del hospital por ser mujer: la falta de personal –ya que muchos médicos han huido hacia Turquía– y la falta de medicamentos –que han dejado de distribuir instituciones como la ONU por la inseguridad del personal–.

No obstante, aunque el enfoque feminista era primordial dentro del documental, se aborda superficialmente en la película. De hecho, sólo se dedica una escena en la que un paciente le reclama a la doctora estar bajo la dirección de un hospital cuando “las mujeres deben quedarse al cuidado de los hijos, mientras que el padre de familia carga con el resto de las responsabilidades”. 

El uso de los pensamientos de Armani a través de una voz en off es un elemento desperdiciado. Aunque la cámara se convierte en la sombra de la doctora y por momentos pone pausa al panorama general para adentrarnos en su historia personal y sus propios miedos, el hilo emotivo del largometraje llega a perderse. El intercambio de llamadas con su familia son muy repetitivos y la invasión de la cámara y audio en su comunicación, le da un tono superficial. 

Sin embargo, en el resto de la historia, la cámara pasa desapercibida. Nadie le presta atención cuando busca la supervivencia. Los niños con los pulmones abarrotados del polvo de los escombros, las familias fracturadas que ven a sus seres queridos fallecer mientras luchan por su propia vida y el desconcierto por los efectos de las armas químicas. “No tienen heridas, pero todos están muriendo”, dicen los doctores cuando llegan los primeros afectados por los químicos.

A pesar de que las imágenes son impactantes, se sienten necesarias para despertar a los espectadores de todo el mundo. Los bombardeos diarios han provocado que las muertes diarias no sean una noticia titular y los reflectores internacionales han dejado de apuntar a estos poblados de Siria. La cueva es un llamado de emergencia que muestra, con respeto, el sufrimiento de civiles, mientras actualiza mediante los hospitales subterráneos, la dolorosa guerra en Siria. 

Escribir y el cine son mis más grandes amores. Admiro a Tarkovski, pero lloro cada que veo Up.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios