Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #147 – Nace un Michael Myers

Nace una estrella

October 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La cura siniestra

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

19-02-2017

A Cure for Wellness es una cinta donde, tristemente, la cura a lo trillado nunca llega.

  • Título original: A Cure for Wellness
  • Año: 2017
  • Director: Gore Verbinski (Piratas del Caribe: La maldición del Perla Negra)
  • Actores: Dane DeHaan, Jason Isaacs, Mia Goth
  • Fecha de estreno: 24 de febrero de 2017

Gore Verbinski ya ha hecho cintas con presupuestos altos, cintas de horror y, en particular, cintas muy largas. Ésta cuenta con todos estos elementos y aún así, no es una buena entrega para el director.

La cura siniestra gira en torno a Lockhart (Dane DeHaan), un joven ejecutivo que se ve obligado a viajar a un elegante hospital/spa a buscar al CEO de su empresa que se encuentra recluido ahí. Como es de esperar, las instalaciones guardan un tétrico secreto que impedirá que Lockhart salga de ahí fácilmente. Adicionalmente, al mando se encuentra el Dr. Volmer (Jason Isaacs) que tiene un particular interés en que el protagonista permanezca en su clínica.

Supuestamente, el género de esta película es “thriller psicológico”, pero juega todo el tiempo con el horror y, en lugar de encontrar un punto medio entre el suspenso y el terror, sólo cae en lugares trillados que hemos visto en infinidad de historias que suceden en horribles hospitales, manicomios, instalaciones futuristas, etc. Lo terrible es que cae en este error durante casi dos horas y media.

Uno pensaría que es loable transmitir a la audiencia la sensación de claustrofobia que siente el protagonista, pero esto le sucede al público no por un vínculo creado por una gran actuación o un guion sobresaliente, sucede exclusivamente por la desesperación que causa la duración, que lo mantiene a uno viendo el reloj con la esperanza de que el desenlace llegue pronto.

Es muy fácil pensar que a esta película se le podría cortar una hora –cuando menos–, pues con una duración de 146 minutos, donde la mayoría de los giros son obvios y la cinta intenta forzar su “originalidad” constantemente, habría sido beneficioso el simple y llanamente ir al grano; sin embargo, nunca sucede. 

Es justamente esa necesidad de que suceda algo (lo que sea) que uno siente como audiencia, después de tanto tiempo, la que se vuelve el peor enemigo de La cura siniestra

De igual forma, el ritmo es un golpe brutal con el público. En paralelo a los sucesos que vive Lockhart, donde las cosas comienzan a complicarse de forma lenta y muy, pero muy pausada, la cinta se desenvuelve de la misma forma. Tal vez esto sí fue lo que quería expresar Justin Haythe con su guion basado en una historia que creó con el mismo Verbinski, pero el resultado es cansado y particularmente trillado.

Sí, es una cinta con una estética visual intensa y atractiva, con una dirección de arte y cinematografía que sobresalen, pero una vez que termina de mostrar el extremo contraste entre la belleza idílica y el horror que sucede tras bambalinas, no hay más que ver. Por otro lado, en la parte lúgubre, cae en lugares comunes como la suciedad, cuerpos descomponiéndose y demás. Repito, ya lo hemos visto antes.

Por parte de las actuaciones, DeHaan entrega a un personaje poco interesante, pero eso no es problema del actor, es culpa del guion. Siempre he considerado que es un buen actor, pero sus participaciones en proyectos de presupuestos altos nunca salen del todo bien. Tal vez debería quedarse en lo más independiente, donde claramente se siente mejor.

En el caso de Isaacs, el que fuera el padre de Draco Malfoy, es un villano sin matices: el clásico personaje que finge tener buenas intenciones, pero es todo lo contrario. Es claro que el actor está cómodo en este papel, pues no le exige nada, pero él tampoco aporta demasiado al personaje. 

Al final, La cura siniestra es un filme que peca de extrema duración para sólo entregar algo común que se ha visto antes… y en muchas ocasiones. Tal vez con una duración promedio de hora y media habría resultado mejor… o tal vez no.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Shutter Island (Martin Scorsese, 2010)
  • La cumbre escarlata (Guillermo del Toro, 2015)
  • El anillo (Gore Verbinski, 2002)

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios