Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #111 – La forma de la maravilla

La forma del agua y La rueda de la maravilla

Enero 2018

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

La duda (2008)

Por:

02-03-2009

Un magistral pieza de cine, cargada de suspenso y ambigüedad, la versión fílmica de La duda de John Patrick Shanley tiene el acierto de jamás inculpar o absolver la acusación que se le hace al padre Flynn (Philipe Seymour Hoffmann grotescamente sobreactuado). Aparentemente, en la obra original quedaba muy claro que el padre Flynn sí […]

Un magistral pieza de cine, cargada de suspenso y ambigüedad, la versión fílmica de La duda de John Patrick Shanley tiene el acierto de jamás inculpar o absolver la acusación que se le hace al padre Flynn (Philipe Seymour Hoffmann grotescamente sobreactuado). Aparentemente, en la obra original quedaba muy claro que el padre Flynn sí había traspasado los límites de lo apropiado con uno de sus alumnos, por lo que el principal conflicto moral recaía en la madre del muchacho abusado, quien a sabiendas de lo que pasaba con su hijo

 

Pedirle ese tipo de dilemas morales a Hollywood es demasiado y la adaptación al cine puede ir por las dos vías: o el padre Flynn es un pedófilo o sólo busca ayudar al jovencito Donald Miller (Joseph Foster). Así mismo, se ha elegido para el papel del susodicho padre a un actor que no puede siquiera sugerir la idea de seducción. Por supuesto que el actor que interpretó el personaje en Broadway, Brian F. O’Byrne, estaba descartado.

 

Aún así, queda una película que rescata el valor de la palabra en el cine, tal como lo hiciera nuestra Sofía (Alan Coton, 02) aunque sin los barroquismos de aquella, y a la vez profundamente cinemática gracias a la maestría de un cinefotógrafo  como Roger Deakins. En el centro se coloca Meryl Streep, monstruosamente sublime, que es capaz de dotar de humanidad a un personaje como la hermana Aloyisus, como sólo un maestro de su oficio puede hacerlo. Quita el aliento.

 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios