Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

La isla de la fantasía – Crítica

28-08-2020, 6:38:19 PM Por:
La isla de la fantasía – Crítica

Aunque tiene potencial, los errores del guion convierten a La isla de la fantasía en uno de los eslabones más endebles de Blumhouse.

Cine PREMIERE: 2
Usuarios: 4.5
Votar ahora:

Si La isla de la fantasía se convirtió en una de las series más populares en la historia de la televisión fue por su fascinante premisa: una enigmática isla donde las personas pagaban por cumplir toda clase de sueños, los cuales iban de los aspectos más inocentes a los más oscuros, pero siempre con giros que dejaban todo tipo de lecciones a cada visitante y con ello al público que vivía las ilusiones desde sus ojos. Aunque varios episodios de La isla de la fantasía se caracterizaron por su lóbrega esencia, la sorpresa fue mayor cuando Blumhouse se interesó en reinventar las bases para una historia de terror puro.

Esta renovada isla de la fantasía parte del mismo punto, pero no tarda en cambiar el rumbo al distorsionar los anhelos hasta convertirlos en pesadillas y en una auténtica lucha por la supervivencia. La arriesgada apuesta podría funcionar si la cinta mostrara a la isla como un sitio de aprendizaje y la violencia como un medio necesario para conseguirla en una sociedad tan vacía como traumatizada, una construcción que incluso habría podido convertirla en una potencial heredera de El juego del miedo (2004).

Fantasy Island La isla de la fantasía

Queda claro que el proyecto lo intenta en un inicio con un grupo de visitantes que tienen muchos asuntos por superar, pero el guion nunca define objetivos ni el público al que va dirigido. Esto resulta en una combinación de elementos que no buscan ningún tipo de reflexión, sino rutas más sencillas centradas en la simple imitación y el mero impacto visual. Una mezcla que incluye tintes de Lost (2004), La cabaña del terror (2011), Westworld (1973; 2016), la propia Saw, y sólo un poco de la La isla de la fantasía que conocimos, lo que resulta en un auténtico caos narrativo que difícilmente cautivará a los aficionados de la serie setentera, pero que seguramente tampoco aportará mucho a los amantes del terror que no encontrarán nada nuevo en ella.

No menos lamentable es el nuevo Sr. Roarke pues, aunque Michael Peña realiza un buen trabajo que parte del suspenso para la construcción del dueño del lugar, sus motivaciones son tan endebles que dejan más dudas que certezas. Esto lo aleja de aquellos peculiares psicópatas que ha dado el cine, como es el caso de Hannibal Lecter o Jigsaw, pero también imposibilita cualquier relación con el mítico personaje de Ricardo Montalbán. No es el único afectado, pues aunque el resto del elenco hace una labor aceptable, la pobre construcción de la historia dificulta la identificación con sus respectivos personajes y cualquier interés por su destino.

Todo esto desemboca en un pobre aprovechamiento del torture porn, un subgénero que puede resultar sumamente poderoso cuando es bien trabajado –La masacre de Texas (1974) que sigue brillando a más de 45 años de distancia–, pero que se torna infame cuando no aporta nada más que violencia gratuita, como es el caso de esta película.

Aunque incomprensible para muchos, es un hecho que la reinvención de La isla de la fantasía tenía potencial para el mundo en que vivimos. Tristemente las dudas alrededor del proyecto terminaron por cumplirse, convirtiéndose así en uno de los tropiezos más dolorosos de Blumhouse y en uno de los exponentes más lamentables del terror contemporáneo.

Título original: Fantasy Island
Año: 2020
Director: Jeff Wadlow (Verdad o reto)
Actores: Michael Peña, Maggie Q, Lucy Hale
Fecha de estreno:27 de August de 2020 (MX)
crítica review
mm Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios