Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

La Leyenda

Por:

19-12-2008

El cine comercial en Argentina está visto como si fuera una mala palabra. “Comercial” me refiero a aquellas películas producidas, generalmente por grandes productoras, cuyo objetivo principal es el éxito económico.  No siempre esos films responden a un piso técnico, sino que muchas veces se filman a las apuradas para cumplir con una fecha (vacaciones de […]

El cine comercial en Argentina está visto como si fuera una mala palabra. “Comercial” me refiero a aquellas películas producidas, generalmente por grandes productoras, cuyo objetivo principal es el éxito económico.  No siempre esos films responden a un piso técnico, sino que muchas veces se filman a las apuradas para cumplir con una fecha (vacaciones de invierno) o subirse a la moda del momento. No hay mucho cine comercial en Argentina. La mayoría de los directores se creen autores y prefieren no conciliar su visión con el público y hacer lo que les dé la gana. Así les va.

“La Leyenda” es un caso atípico. La idea original es de la automotriz GM para su marca Chevrolet en el ámbito del TC (carrera de autos). Se sumó a la idea la gente del TC para promocionar las carreras (que tienen muchos seguidores en la provincia de Buenos Aires y Córdoba) y la agencia de publicidad McCann-Erickson (el guión pertenece a dos creativos de ahí). Contrataron a Sebastián Pivotto para dirigir. Pivotto es uno de los más creativos directores de la televisión para la productora Pol-Ka y dirigió un par de capítulos de la miniserie “Vientos de Agua”.

Con un presupuesto grande para el país que rondó los dos millones de dólares, “La Leyenda” también implica un salto tecnológico. Se utilizó por primera vez en el país la cámara digital RED y efectos visuales para las carreras. Como “Speed Racer” los protagonistas jamás manejaron los autos.
 
Para Argentina es extremadamente sano que se hagan películas de estas características. Todos los extremos son malos y los últimos años ha habido una proliferación de films hechos para festivales que le dan la espalda al público. “La Leyenda” ojalá sea el primer paso para productos profesionales que concilian el buen cine con el fin económico.
 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

Comentarios