Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Cine

La llorona (2019) – Crítica de la película

29-07-2021, 12:16:46 PM Por:
La llorona (2019) – Crítica de la película

La llorona (2019) es una película siniestra por su contexto con una manufactura impecable.

Cine PREMIERE: 4
Usuarios: 5
Votar ahora:

La llorona (2019) es una película siniestra sobre la búsqueda de justicia. Es el tercer largometraje de Jayro Bustamente. El guatemalteco concluye su trilogía del insulto, la cual comenzó con Ixcanul (2015), sobre el racismo, y continuó con Temblores (2019), sobre la homofobia. La llorona es coproducción francoguatemalteca y uno de los escasos filmes realizados en el país centroamericano cuya producción promedia cuatro películas anuales.

Aunque de alguna forma recrea el mito mexicano de la llorona en la época actual, es ante todo una historia política. Habla de la realidad de su país (y de varios más) sin que eso lo convierta en un filme propagandístico ni panfletario ni cansino.

Bustamante ha explicado que alude a varios casos reales. Como las matanzas durante la guerra civil (1960-1996) en Guatemala o el caso del ex presidente Efraín Ríos Montt, condenado por genocidio en 2013 pero cuya sentencia fue anulada. Y también de Sepur Zarco, sobre la violación de mujeres indígenas durante el conflicto.

la llorona película 2019

Bustamante dota a su filme de una atmósfera que aprovecha los claroscuros de una casa opulenta, la claustrofobia por el encierro (se hizo antes de la pandemia) y el acercamiento pausado a los rostros de sus actores. La película La llorona (2019) sigue a un viejo general enfermo (Julio Díaz). Él enfrenta un juicio por el que se determinará su culpabilidad en cuanto al genocidio de un pueblo indígena. Son esta escena y aquella del ritual del inicio las que marcan la postura de Bustamante con una ejecución soberbia. La sociedad se indigna cuando se conoce que el juicio, en el que se le ha declarado culpable, se anula. Entonces unos manifestantes se agolpan fuera de su casa. Hacen sentir su presencia con música (espléndido score de Pascual Reyes), consignas y uno que otro arrebato (las pedradas, los palmazos a la ambulancia).

También te podría interesar: Las mejores películas latinoamericanas del siglo XXI.

Acompañado de su familia (esposa, hija y nieta) en su encierro, el general empieza a escuchar el llanto de una mujer en su casa. Sin aclarar si se trata de una presencia sobrenatural o de alucinaciones, la película tiende un manto terrorífico conforme avanza. Lo terrorífico está en la inquietante normalización de las diferencias que el realizador pone en diálogos y actitudes de sus personajes femeninos. Los sustos están especialmente en esa primera mitad del filme. También cuando entra en escena Alma (María Mercedes Coroy), la nueva sirvienta que ha llegado a ayudar.

Así, la esposa del general, Carmen (espléndida Margarita Kenéfic), minimiza las acusaciones recibidas por su marido, prácticamente atribuyéndolas al encono y envidia de personas inferiores. Eso incluye los abusos sexuales contra mujeres de todas edades (“esas indias llegaban a ofrecerse al cuartel”) y una justificación de cada bajeza. Sin embargo, poco a poco tanto ella como su hija, Natalia (Sabrina de la Hoz), dudan de la supuesta inocencia del general. Y es que Alma tocará a todos los habitantes de la casa de una forma distinta y sin retorno. Su mutismo, parte del trabajo arquetípico en el personaje, se exacerba de manera escalofriante con sus actitudes y sus movimientos pausados y silenciosos.

la llorona película 2019

El terror en La llorona no está tanto en las escenas ni en las acciones. Sí en aquello que queda oculto en las sombras, como en las pinturas religiosas barrocas de Cristóbal de Villalpando o Juan Correa. Sobre todo, queda en la ambigüedad con la que el cineasta, que hace un trabajo memorable de fotografía y movimientos de cámara apoyado en el peruano Nicolás Wong (Cómprame un revólver), aborda lo sobrenatural.

También te podría interesar: La llorona – Estreno, reparto y trailer de la película.

A ciencia cierta no se sabe si aquellos de afuera son realmente manifestantes o almas en pena en busca de su descanso, ni si la de adentro es realmente La Llorona que clama justicia o si solo es la mente del general carcomida por la culpa que le infecta como una enfermedad.

Pero el simbolismo está presente en el título y, por tanto, en el engranaje total. La Llorona, sea cual sea el tratamiento de la leyenda que se aborde, es el alma de una mujer que clama por sus hijos, una mujer que da y quita la vida a través del medio fundamental para que la vida misma prolifere: el agua. Y este mito engloba en la película de Bustamante una historia de terror político alrededor de la bajeza del hombre en la guerra.

La Llorona es también un relato sobre la memoria que inquieta e incómoda y, en ese sentido, ahí potencia su fortaleza como película de género, más en sintonía con Huye (2017) o Nosotros (2019), ambas de Jordan Peele, que con cualquier otra historia sobre espíritus chocarreros.

La llorona (2019) es una película siniestra por su contexto, de manufactura impecable.

Debido a la crisis sanitaria por COVID-19, en Cine PREMIERE te recomendamos revisar con las autoridades de salud las medidas sanitarias necesarias (especialmente el Lineamiento general para la mitigación y prevención de COVID-19 en espacios públicos cerrados) antes de acudir al cine a ver una película.

mm Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios