Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #136 Adiós Luisito Rey

El último episodio de Luis Miguel: La serie y un poco de Ant Man and the Wasp.

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La maldición del diablo – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 1
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

06-07-2018
La maldición del diablo

La maldición del diablo tiene una premisa interesante, pero su manufactura y el desarrollo de sus ideas dejan mucho qué desear.

Título original: Still/Born
Año: 2017
Director: Brandon Christensen
Actores: Christie Burke, Jesse Moss, Rebecca Olson
Fecha de estreno:06 de julio de 2018 (MX)

Hay algo en La maldición del diablo que atrajo mi atención toda la película. Ésta no es una cinta de terror memorable, pero la premisa y el hecho de que por momentos entra al terreno de las películas de serie B, definitivamente ayudarán a mantener el interés de su audiencia. La maldición del diablo quiere ser muchas cosas: un comentario sobre la maternidad y la depresión posparto; una cinta de terror tipo El bebé de Rosemary (1968), y al mismo tiempo quiere ser una película vulgar, escalofriante y terrorífica. El guion tiene mucho por balancear, pero falla en encontrar un equilibrio.

La maldición del diablo cuenta la historia de Mary (Christie Burke), una mujer embarazada de gemelos que sólo consigue dar a luz a uno de ellos. Después de esto, ella entra en un estado de profunda depresión por el bebé que no tuvo y, aunque Jack (Jesse Moss) su pareja, trata de aligerarle el duelo, la obsesión de Mary se vuelve aún más intensa cuando una misteriosa fuerza sobrenatural comienza a acechar a su único hijo.

La maldición del diablo

La primera parte de La maldición del diablo está más enfocada en ver a Mary perder la cabeza tras la muerte de uno de sus bebés. De cierta forma, la película sienta sus bases en un terror psicológico, en el que uno no sabe si el personaje está alucinando lo que ocurre a su alrededor o en verdad hay un demonio acechando a su descendencia. Sin embargo, la forma en que el filme representa la idea de una depresión posparto cae en el cliché rápidamente: varios personajes no tardan en desacreditar la experiencia de Mary con el argumento de que necesita ayuda psiquiátrica. Esto se siente como una excusa bastante obsoleta para nuestros tiempos y que además estanca a la historia durante varios minutos en un dilema que termina siendo innecesario.

Cuando la cinta por fin decide sumergirse por completo en el terror, lo sutil de la primera parte da lugar a sustos fáciles y a una entidad demoniaca que, visualmente, hemos visto representada de la misma forma cientos de veces. Además, los personajes comienzan a tomar decisiones inverosímiles que se tornan en situaciones hilarantes.

Desde el primer minuto es evidente que La maldición del diablo no tuvo mucho presupuesto para su producción, pero hay algunos detalles que no pueden dejar de cuidarse en cualquier producción fílmica. En el clímax de la película, la protagonista hace uso de un cuchillo que evidentemente no es real, pero el mayor pecado de dicha secuencia es una toma donde se puede observar que este objeto no sólo está (muy mal) pintado sino que está hecho de un material flexible. Lo anterior le quita cualquier sensación de suspenso a la escena, la cual debería ser totalmente macabra por los personajes involucrados.

Las actuaciones tampoco son memorables. El guion le pide a Christie Burke que sea una madre desesperada, una esposa al estilo de Las mujeres perfectas (2004) y una mujer completamente descarriada a causa de un demonio que se comunica con ella con ayuda de efectos de sonido muy deficientes. Y aunque Burke se compromete con su personaje hasta el final, el director Brandon Christensen la deja muy mal parada en la elección de ciertas tomas donde sus expresiones no transmiten terror en absoluto.

Still Born 2018

Al final, La maldición del diablo es una cinta de terror que pasará por la cartelera de cine sin pena ni gloria. A pesar de todas las buenas intenciones que tiene y de los diversos objetivos que se propone desde el inicio, la película falla en todos los aspectos: desarrollo de la trama, actuaciones, efectos… Los filmes de terror son muy generosos porque usualmente no requieren un gran presupuesto o actores de renombre para ser empresas exitosas y de calidad. No obstante, lo anterior no justifica nunca un producto mal hecho y tan descuidado como lo es La maldición del diablo.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • El bebé de Rosemary (Dir. Roman Polanski, 1968)
  • Carrie (Dir. Brian De Palma, 1976)
  • Terror en la oscuridad (Dir. Miguel Ángel Vivas, 2016)
mm

Soy fan de los slasher y me gustaría vivir en una película de terror. De grande quiero ser como Sidney Prescott. Algún día escribiré un best seller. Me gustan los libros, las series y obviamente, el cine.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios