Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #132 – El club de los increíbles

Los increíbles 2; El club de los insomnes, Ozark

Junio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

La mujer más bella del mundo

Por:

08-10-2008

Angelina Jolie no es tan voluptuosa como algunas de sus cintas nos harían creer.

La revista Esquire, versión EUA, acaba de publicar su elección de la mujer más bella del mundo: Halle Berry. La elección es tan inesperada como hasta cierto punto gratificante. Aunque no coincida con el nombramiento, que una mujer de 42 años sea puesta en la cima de deseabilidad femenina es de aplaudirse. Una mujer de 42 años, además, que no se ciñe a esa regla que clama por la flacura anoréxica y por lo estándar, lo consumible, lo cliché. Es un nombramiento tardío, creo, pero merecido.

Antes del domingo, para mí la lista de la mujer más sexy del mundo, digo, aparte de mi mujer, se resumía a tres entries: Scarlett Johansson, Megan Fox y, sí, Alizée (ay, esos espectaculares en el Periférico). Antes del domingo, digo, porque ese día entrevisté a Angelina Jolie. Sólo cuando entrevisté, hace ya casi cinco años, a Kate Winslet, me he sabido ante la presencia de una real estrella de Hollywood, en el sentido clásico, en el sentido de Audrey Hepburn o Ingrid Bergman.

Hay ternura en sus ojos (insospechado), hay inteligencia (esperado) y hay tranquilidad. No me imagino, como antes, a Angelina cortándose para regalarle sangre a su pareja, ni como esa muñeca rota que interpretó en Gia. No, me la imagino por la mañana, friendo tocino y preparando café para su familia, escuchando música (en mi imaginación, es Micah P. Hinson).

Angelina no es voluptuosa como algunas de sus cintas nos harían creer. Es más bien petite. No es ya misteriosa, oscura, como en sus épocas junto a Billy Bob. No, ahora se ve en franca paz, y su hablar es pausado, elegante. Sus labios, esos que para muchos son templos carnales, se entrecierran y son mordidos por sus dientes diminutos cuando está en un predicamento. Y cuando habla de los refugiados, de su labor como embajadora de la ONU, lo hace sin ápice de pretensión, sin quererse hacer la santa. "Son de las personas de las que más aprendo", dice. Y después, en conferencia de prensa, al lado del director que le dará una nominación al Oscar por Changeling, Clint Eastwood (Clint, debe decirse, no le quitaba los ojos de encima), afirmaba, sincera: "Cuando fui a Cambodia, sentía que ahí vivía mi hijo, que el destino era más grande que yo, que no podría contra él".

Angie. La mujer, sí, más bella del mundo. Y aquí, en esta foto tomada por nuestra querida Vera Anderson un día antes de que yo la entrevistara, se ve en todo su pleno, maternal esplendor. Hasta dan ganas de cantarle "Angie" de los Stones:

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios