Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

La tercera esposa – Crítica

24-01-2020, 12:38:01 PM Por:
La tercera esposa – Crítica

La tercera esposa lidia con las dinámicas de poder de Vietnam en el siglo XIX a través de la mirada de extrañeza y desconcierto de una niña de 14 años.

Cine PREMIERE: 5
Usuarios: 5
Votar ahora:

Situada en la Vietnam rural del siglo XIX, La tercera esposa sigue la historia de May, una niña de catorce años, desde el momento en el que se incorpora a la familia de un terrateniente rico convirtiéndose en su tercera esposa. Presenciamos la manera en que los miembros de esta pequeña comunidad –las otras esposas, sus hijos, el abuelo y los sirvientes– interactúan y las dinámicas de poder que ahí operan a través de la mirada llena de extrañeza, desconcierto y curiosidad de esta niña.

Se trata de un espacio donde las mujeres existen en función de sus cuerpos como fuente de placer y de vida, cuerpos que parecen fundirse con el entorno convirtiéndose tanto en modo de subsistencia como en prisión. May poco a poco va descubriendo esto y descubriéndose a sí misma y a sus propios deseos y placeres en el proceso. Convertirse de un día para otro en la tercera esposa de aquel extraño, con una permanente presión por procrear, se convierte en un despertar abrupto para ella, retratado desde la contención y la cautela con la que está acostumbrándose a su nuevo entorno.

May pronto comprende que la única manera en que puede obtener cierto poder dentro de este pequeño universo es engendrando a un hijo varón, lo que tiñe su temprano embarazo de una angustiante expectativa. Su cuerpo crece y se transforma consolidando un destino incierto. En estos espacios que habita, aparentemente suaves, cómodos y bellos, el terror y el dolor brotan esporádicamente, como asomándose para recordar que toda ilusión de estabilidad y seguridad pende de un hilo. Como mujer, May –y las otras dos esposas– están atadas a su sino: su condición es ornamental y utilitaria.

Lejos de ceder a la trampa del melodrama, la directora Ash Mayfair se sitúa frente a la historia adoptando una postura fiel a las inquietudes de su protagonista. Aún una niña, May divide su tiempo entre pasar el rato con los hijos de las otras esposas y observar aquel mundo nuevo y extraño para hallar los modos más amables de navegarlo. La cámara se detiene así con cierta fascinación en las texturas y detalles más mundanos poetizando la prisión: un mechón de cabello, la superficie del agua en movimiento, las hojas de las plantas, los gusanos de la seda, la yema de huevo que su esposo le coloca en el ombligo la primera noche como ritual de fertilidad, las pequeñas manchas de sangre en las sábanas como única huella de aquello que sucedió.

En algún momento, una de las niñas pequeñas de la familia declara terminantemente que, de grande, quiere ser un hombre. Una postura irreverente y traviesa que, sin embargo, engloba el desasosiego silencioso al que estas mujeres están condenadas. Por más que exista una jerarquía y haya quienes son más privilegiadas que otras en este sistema, siempre estarán subyugadas al poder masculino. Sus cuerpos no son más que objetos de placer, dadores de vida y portavoces de un grito ahogado.

Título original: The Third Wife
Año: 2018
Director: Ash Mayfair (Ópera prima)
Actores: Hong Chuong Nguyen, Long Le Vu, Nu Yên-Khê Tran
Fecha de estreno:24 de January de 2020 (MX)
review
mm Gryffindor con ascendente Ravenclaw. Soy crítica, editora, traductora y feminista de tiempo completo. Edité la revista Icónica durante varios años. Ahora estudio diseño editorial, edito libros en Cal y Arena y coordino Ya Es Hora.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios