Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #199 – Películas favoritas

Películas favoritas de los últimos 25 años.

October 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La viuda – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

14-06-2019

Pese a contar con un buen elenco estelarizado por Isabelle Huppert, La viuda es un thriller fraudulento que muestra sus cartas demasiado rápido.

Título original: Greta
Año: 2019
Director: Neil Jordan (Byzantium)
Actores: Isabelle Huppert, Chloë Grace Moretz
Fecha de estreno:14 de June de 2019 (MX)

Isabelle Huppert es un portento de actriz. Ha ganado el César, ha sido nominada al Oscar, e incluso ha dado vida a personajes inestables psicológicamente. Chloë Grace Moretz, por su parte, ha ido demostrando seriedad en la profesión, en especial tras causar revuelo en Kick-Ass. La viuda (Greta), un thriller sobre obsesiones con la reputada francesa y la talentosa estadounidense, parecía una decisión acertada.

La realidad es otra. El prometido cuento de misterio –con tintes de Caperucita roja de horror– arranca adecuadamente, introduciendo a los personajes estelares: Greta Hideg (Huppert), una viuda solitaria que pierde su bolso en el metro neoyorquino, y Frances McCullen (Grace Moretz), una inocente y honesta chica que encuentra el objeto y decide llevárselo a su domicilio.

la viuda

Poco a poco Huppert pierde las riendas de su personaje, hasta confundir locura con irreverencia fílmica.

 “Esto es Manhattan, si encuentras una bolsa debes llamar al escuadrón antibombas”, reprocha la mejor amiga de Frances, Erica Penn (interpretada por Maika Monroe, la protagonista de la original Está detrás de ti) un día antes de que devuelva el objeto. Más tarde Erica le espeta a su amiga “la ciudad te va a devorar”, al hacer referencia a su inocencia y la bizarra amistad que a partir de ahí entabla con una señora muchos años mayor. Para Frances, Greta es una figura materna porque su propia madre falleció. Para Greta, Frances parece representar una segunda oportunidad tras el alejamiento de su hija.

Sin embargo, a los 20 minutos de película las cartas se ponen sobre la mesa y a Frances le queda claro que las intenciones de Greta no son buenas. La joven descubre en la boca del lobo –en una cena en casa de la antagonista– que ésta tiene una colección de bolsas, y que el “olvido” fue voluntario. La bolsa estuvo plantada. Contenía otro tipo de bomba, una que pavimentó un camino directo al acoso.

la viuda

Pese a que el personaje de Grace Moretz llega a ser exasperante, Maika Monroe saca la casta al interpretar al personaje más lúcido de la cinta.

A partir de ahí, La viuda, dirigida por Neil Jordan, pierde de vista el suspenso y da pie a la comedia involuntaria gracias al mal uso del zoom, los cortes repentinos, la musicalización, los efectos de sonido y hasta la dirección actoral. Es incomprensible que Huppert, la misma actriz que nos mantuvo al filo del asiento por la complejidad y perturbación inherentes en Michèle, la mujer a la que dio vida en Elle, genere carcajadas con sus reacciones y diálogos.

Esto nos lleva a los grandes problemas de la cinta: el guion, la edición y todo aquello añadido en la posproducción. La sutileza es obviada en La viuda. Conforme el acoso de Greta asciende, los yerros de personajes y de la manufactura son cada vez evidentes y entorpecedores. Se despliega un desfile de incongruencias y decisiones incomprensibles, carentes de todo sentido común, por parte de los personajes. Profundizar en ellas ameritaría incurrir en spoilers, así que dejaremos que las descubran ustedes mismos.

No obstante, tal vez la mayor aportación de La viuda –junto con la fotografía de Seamus McGarvey– es hacer una tenue crítica a la incompetencia policial en el manejo de los casos de acoso. Pese a las denuncias levantadas por Frances en torno al asedio sufrido, éste es desestimado por las autoridades, lo cual en muchos casos permite que pequeños actos se vuelvan funestos, como ocurre con la violencia. La víctima debe sufrir un percance grave para que la ley entre en vigor. Todo ello abona para que esta bomba estalle, dejando horror a su paso, pero no del bueno.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Misery (Rob Reiner, 1990)
  • Atracción fatal (Adrian Lyne, 1987)
  • Perdida (David Fincher, 2014)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios