Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #188 – Había una vez un podcast

Había una vez… en Hollywood; El juego de las llaves y The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Lady Rancho – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 3.5
Votar ahora:

Por:

21-02-2019

Lady Rancho encuentra su mayor fuerza en Danae Reynaud, Hoze Meléndez y Renata Vaca; junto con el resto del elenco son el alma de la historia.

Título original: Lady Rancho
Año: 2018
Director: Rafael Montero
Actores: Juan Carlos Colombo, Danae Reynaud, Azela Robinson
Fecha de estreno:22 de February de 2019 (MX)

En una sociedad con la soberbia a flor de piel, la satirización de la simbología del Lord y la Lady se ha extendido en la convivencia citadina. Gracias a las redes sociales figuras como Lady Vialidad o Lord Ferrari se han vuelto insignias de desdén y socarronería a la vez que chivos expiatorios de líderes de opinión, trolls y usuarios de a pie, tal como exploró Black Mirror en “Hated in the Nation”. Son fenómenos mediáticos, vamos. Con un acercamiento más ligero, en Lady Rancho, Camila Pérez-Meyer (Danae Reynaud) se suma a la lista tras una noche de fiesta donde el exceso de copas la transforman en un circo ambulante: Lady Jocho.

Cansados de su actitud ufana, vacua y falazmente superior, sus padres (Juan Carlos Colombo y Azela Robinson) cobran consciencia de la importancia de ponerle un alto. La cinta incluso puntualiza la responsabilidad de la figura paterna en la creación de estos seres soberbios y consumistas. Si no hacen algo ahora su “princesa” será una mimada egocéntrica de por vida. Tras una fiesta familiar la abandonan en el rancho del progenitor para que conviva con gente del campo, la naturaleza y aprenda el significado de ganarse el pan. Literalmente.

Lady Rancho

Danae Reynaud demuestra carisma en pantalla e impide que su personaje se vuelva insufrible al hacer un trabajo auténtico y empático.

Es a partir de este punto que el filme de Rafael Montero (Rumbos paralelos) cobra una nueva dimensión. Filmada en los alrededores de la Ciudad de México no sólo nos recuerda las bellezas que tenemos a la mano, también enfatiza que aún hay quienes viven en armonía y tranquilidad sin el estrés urbano. Con una fotografía que remite a los paisajes bucólicos de la Época del Cine de Oro, Lady Rancho se convierte en un oasis, una pequeña tregua al tipo de comedias mexicanas esparcidas recientemente. Muestra una preocupación ambiental y humanista.

Como Nosotros los Nobles, pone en su lugar y extrae de su zona de confort al estereotipo de la “niña rica” con una comedia física y situacional que encuentra su mayor fuerza en Danae Reynaud (Club sándwich), Hozé Meléndez (Almacenados) y Renata Vaca (Clases de historia). Tres jóvenes talentos nacionales con un futuro brillante por delante y quienes hacen de Lady Rancho una comedia entretenida, con el resto del elenco conforman el alma de la trama. Su trabajo hace sonreír genuinamente y el diseño de producción desata evocaciones rulfianas aunque argumentalmente se distancia de la “narrativa de conciencia”.

Lady Rancho

Mario Moreno, el nieto de Cantinflas, tiene una pequeña aparición en la película.

En contraparte, esta feel good movie se ve envuelta en el malsano empecinamiento de trasladar las comedias al ineludible ámbito romántico –no obstante, se agradece su alejamiento de la dinámica telenovelera–. A la vez cobra un aire condescendiente tras incorporar problemas capitalistas que erradican escenarios paradisíacos. Aquí, los ricos son los salvadores de los menos favorecidos en términos monetarios, únicamente con el fin de enfatizar el arco de redención de la protagonista.

El bienintencionado guion escrito por Molo Alcocer Délano y Mineko Mori plasma uno que otro micromachismo diluido en un aire de bondad y paz, un mero apunte que pudo escarbarse aunque no sea la preocupación central del filme. El anhelo de Lady Rancho es generar divertimento, desatar carcajadas más que hacer una radiografía social. Al igual que Green Book: Una amistad sin fronteras lo consigue con creces pese a los estereotipos de los cuales echa mano en el trayecto.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Nosotros los nobles (Gary Alazraki, 2013)
  • Club Sándwich (Fernando Eimbcke, 2013)
  • Almacenados (Jack Zagha Kababie, 2015)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios