Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #155 – Bumbleman impreso

¡La revista impresa de diciembre!

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Las buenas maneras – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

28-09-2018

Una historia de amor y otra con tintes fantásticos se mezclan en esta película que apuesta por el cruce de géneros.

Título original: As Boas Maneiras
Año: 2017
Directores: Juliana Rojas, Marco Dutra
Actores: Isabél Zuaa, Marjorie Estiano, Miguel Lobo
Fecha de estreno:28 de September de 2018 (MX)

Lo primero que debería decirse de Las buenas maneras es que es una película absolutamente contemporánea, gatillada desde un aquí y un ahora muy específicos. Tanto es así que su capacidad de apreciación, por no decir de comprensión, podría variar conforme la edad, el bagaje sociocultural y, sobre todo, el grado de cinefilia que posea quien la mire. En pocas palabras, es un filme que debiese evitarse a toda costa por aquellas audiencias acostumbradas a no salir de las fronteras del cine comercial o aquellas otras que, por las razones que sean –siempre respetables: vivimos en una democracia– rehúya a todo lo que pretenda romper con ciertos cánones cinematográficos. Incluso aquel que presuma un gran acervo de títulos independientes vistos podría enfrentarse a un verdadero reto a la hora de cruzarse con ciertos giros narrativos, o incluso de las decisiones estéticas, que componen el conjunto.

Si bien, es justo decir que es debido a su elevado nivel de sofisticación, que Las buenas maneras no es sólo un filme valiente sino también uno factible de cautivar a un público que trascienda al que acude a los festivales –donde, por cierto, ha recibido múltiples premios– y convenza al espectador que gusta de un cine diferente pero que a la vez rehúye de todo lo que le huela a pretensiones intelectuales.

critica las buenas maneras

Tal vez todo lo escrito hasta ahora tiene un cariz de advertencia, cierto, pero mejor eso que loar o denostar una película que en potencia es capaz de dividir tantos criterios como un remake de El padrino. Sería demasiado simplista decir que es un producto que se ama o se odia porque, para empezar, estructuralmente está seccionado en dos partes, lo que complica incluso cualquier acepción maniquea.

La primera narra la relación entre Ana (una excelente Marjorie Estiano), joven embarazada proveniente de la alta sociedad brasileña, y Clara (una aun mejor Isabél Zuaa), chica negra y de bajos recursos a la que Ana contrata para que la auxilie con las labores domésticas. Conforme pasa el tiempo entre ellas se desarrollan vínculos que van de lo amistoso a lo emocional y que cobran un giro radical tras el nacimiento de la criatura de Ana.

A partir de este momento la cinta se parte como los mares bajo el báculo de Charlton Heston y se convierte en un drama con tintes fantásticos –o si se prefiere: en una fábula con tintes dramáticos– del que omitiremos toda información para no atentar contra su potencial encanto. Lo que sí podemos –y debemos– confirmar es que en la película se cruzan tantas categorías formales como gustos cinematográficos pudieran poseer Juliana Rojas y Marco Dutra, los directores. En cierto momento incluso se tiene la impresión de que los brasileños armaron un rompecabezas basándose en sus afecciones estilísticas. Si uno apostaba por un pequeño número musical la otra lo hacía por un eco de gore, y si aquel insistía por la inclusión de animación, ella efectuaba una campaña a favor de aportar un barniz de erotismo.

critica las buenas maneras

Sin embargo, es preciso asegurar que pese a su brutal eclecticismo nada es arbitrario en la cinta: se nota que cada elemento ha sido analizado a conciencia antes de ser sumado a la unidad. Lejos, pues, de percibirse como un ejercicio de aficionados, Las buenas maneras es un trabajo en el que se nota la impronta de dos cineastas que no sólo demuestran su profesionalismo como directores, sino su vastísimo conocimiento del mundo cinematográfico. El producto de su esfuerzo es un “cruce de géneros” –eso que tan en boga se ha puesto en esta última década– llevado de manera intencional hasta sus últimas consecuencias. Habrá audiencias, pues, que aplaudan siempre posturas tan radicales e innovadoras, pero también aquellas otras a las que tanta creación de tintes contemporáneos las abruma o, peor todavía, termine infaliblemente por aburrirlas.

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios