Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #167 – Capitana marzo

Capitana Marvel y la edición impresa de marzo

March 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Las herederas – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4.5
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

01-03-2019

Una de las mejores películas hispanas de la década llega al fin a la cartelera. Las herederas es un drama íntimo con resonancia universal cuyas imágenes y diálogos se impregnan como olores en el cuerpo.

Título original: Las herederas
Año: 2018
Director: Marcelo Martinessi
Actores: Ana Brun, Margarita Irun, Ana Ivanova
Fecha de estreno:01 de March de 2019 (MX)

Chela (Ana Brun) y Chiquita (Margarita Irún), damas de clase acomodada en Paraguay, están en las puertas de la tercera edad. Viven en pareja a puerta cerrada, a espaldas de un país que hace tiempo dejaron de sentir suyo. Pronto deberán separarse por primera vez. Debido a un cúmulo tal de deudas bancarias que son perseguidas como evasión, Chiquita entrará a prisión por unos meses y su compañera deberá rematar los muebles y joyas que son su último vínculo con la desmoronada aristocracia paraguaya.

Las dos, de alguna forma, están intentando salvarse del naufragio de ese buque ostentoso que fue la burguesía de Sudamérica; lo que cuenta Las herederas es el proceso en que tienen que aceptar que están solas en el océano, agarradas a un trozo de madera apolillada. Cuando Chela acepta llevar en auto a su vecina Pituca, de peinado tan alzado como el que ella misma tuvo antes, no lo hace con intención de cobrarle nada por el viaje –el orgullo ante todo– pero cuando su compañera de cocteles insiste en pagarle, la melancólica Chela acepta el billete. Con su compañera tras las rejas, Chela tiene ante sí dos caminos, derrumbarse en la soledad o construir una independencia tardía haciendo algo nuevo: ganarse la vida.

Las herederas crítica

Después de su sonado paso por la Berlinale y la Muestra de la Cineteca Nacional, Las herederas emerge en la cartelera como un ave extraña y solitaria de la que no se puede apartar la vista. Primera ficción del documentalista paraguayo Marcelo Martinessi, es una película de estilo sólido y perfectamente acotado que sabe sacar partido de todo: del sonido, los espacios, el color de las paredes, los silencios, de los gestos más discretos.

Sus protagonistas son actrices de teatro que, en edad madura, hacen su primera incursión frente a cámara. Con esto en mente, uno asiste a un trabajo insólito de comunión entre ellas y un director obsesionado por el detalle: su atención a las miradas y a los susurros –dos elementos problemáticos para los actores teatrales– está bordada con un hilo tan fino que Las herederas bien podría verse por segunda vez silenciando todos los diálogos y asistiríamos a un espectáculo nuevo: la mitad de lo que se cuenta y se dice está dicho en lenguajes que no son verbales.

La ópera prima de Martinessi brota de una cinematografía –la paraguaya– tan joven e intermitente que hace sólo en 2015 fue escrita su primera ley de cine y creada su primera institución cinematográfica (equivalente a nuestra Cineteca o al American Film Institute). Antes de ello, era el único país de la región que carecía de ellos, lo que llevaba al equivoco de pensar que el cine paraguayo, sencillamente, nunca había existido.

Las herederas crítica

Por eso es una coincidencia encomiable el que Las herederas haya sido producida justo a tiempo para tomar el primer boleto de salida y ser exhibida en territorios fuera del diminuto Paraguay. Sus personajes, fantasmas y sus tonos narrativos tienen una universalidad palpable, lo que no es un mérito menor cuando se cuenta la historia de dos personajes que viven al margen de casi todo: de la historia, de su entorno y de su propia condición económica y sexual.

Ganadora de tres premios en Berlín y dos Fénix, Las herederas es una de las grandes revelaciones recientes del cine en español. Su tratamiento de la femineidad madura, del derecho a la diferencia y de la solidaridad entre mujeres se enmarca en un momento incomparable para el cine de la región, que nos ha dado relatos hermanos de éste como Gloria y Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio o las brasileñas Aquarius, de Kleber Mendoca Filho y Una segunda madre, de Anna Muylaert, todas extraordinarias. Hay que luchar por ver y cazar Las herederas allá en donde se proyecte. Todo esfuerzo va a estar bien recompensado.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Gloria (Sebastián Lelio, 2013)
  • Las horas (Stephen Daldry, 2002)
  • Aquarius (Kleber Mendoca Filho, 2016)

Periodista, cinéfilo y lector compulsivo, conductor en Mi cine tu cine (Once TV), locutor, jazzero y tragón. Miembro de la Semaine de la Critique de Cannes en 2014 y del Berlinale Talents Press. Estando antes en París, pasaba más tiempo dentro del cine que afuera, así que volví a la Ciudad de México en donde el cine es más barato y, digan lo que digan, se come mejor.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios