Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #179 – Toy Story Forky

Toy Story 4

June 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Galerías TOPS

Las mejores comedias románticas de la última década

Por:

29-05-2019

¿Cuáles son las mejores comedias románticas de 2010 a la fecha?

Estamos cerca de cerrar una nueva década en la historia del cine. En este tiempo hemos visto florecer amores que han refrescado el género de la comedia romántica, y demuestran que los romances vienen en diferentes paquetes. Recordemos las 10 mejores comedias románticas de la década 2010-2019.

Seguramente estas emblemáticas cintas ocuparán un lugar muy importante dentro del imaginario colectivo como alguna vez lo hicieron Mujer bonita (1990) con Julia Roberts, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004), Realmente amor (2003), Si yo tuviera 30 (2004), El diario de Bridget Jones (2001), Amélie (2001) y 500 días con ella (2009), sólo por mencionar algunas.

En esta lista encontrarás las mejores comedias románticas de la década, aquellas donde el amor toca las puertas sin importar la época, la orientación sexual, los lugares y la edad de sus protagonistas. Histriones como Emma Stone, Ryan Gosling y hasta el fallecido James Gandolfini lucen en esta última década de variadas comedias románticas.

Antes de comenzar con nuestra lista de las mejores comedias románticas de la década, las menciones honoríficas:

  • Drinking Buddies (Joe Swanberg, 2013)
  • Safety Not Guaranteed (Colin Trevorrow, 2012)

Man up (Ben Palmer, 2015)

  • Easy A (Will Gluck, 2010)
  • Amor de vinilo (Juliet, Naked, Jesse Peretz, 2018)
  • Empezar otra vez (John Carney, 2013)
  • Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños (Edgar Wright, 2010)
  • Cyrus (Jay Duplass, Mark Duplass, 2010)
  • Celeste and Jesse Forever (Lee Toland Krieger, 2012)
  • Café society (Woody Allen, 2016)
  • Sleeping with Other People (Leslye Headland, 2015)
Corazón de León (Marcos Carnevale, 2013)

Esta película argentina añadió nuevos dilemas a las relaciones amorosas. ¿Qué pasa si una mujer conoce al hombre perfecto pero su bajísima estatura interfiere en su nueva dinámica? Carnevale afronta estos y otros prejuicios sociales, las miradas socarronas alrededor de la pareja y vacilaciones dinamitadas por el qué dirán. La historia ha sido tan exitosa, que ya tuvo dos remakes: la francesa Un hombre de altura y la mexicana Mi pequeño gran amor.

Obvious Child (Gillian Robespierre, 2014)

Con palmadas de drama, la cinta muestra que aun en los momentos más oscuros y desoladores, puede florecer la esperanza. Antes de que conociéramos a Mrs. Maisel, Donna Stern, otra mujer judía y despechada, toma los escenarios standuperos para hablar de su corazón roto. En los oscuros pasillos de ese local conoce a un chico que podría ser una mejor opción que su ex. Su mayor aportación es la delicadeza para introducir el aborto: la evolución del tema, la comprensión de otras mujeres y la reivindicación de la figura masculina en el asunto.

Beginners (Mike Mills, 2010)

En un tenor oscuro y algo depresivo arriban Ewan McGregor, Mélanie Laurent y Christopher Plummer, ganador del Oscar por su interpretación de un padre que, tras la muerte de su esposa revela su homosexualidad, sólo para morir poco después. Nos ofrece a dos amantes “primerizos” torturados y disfuncionales, lidiando con los espejismos de las relaciones de sus progenitores, los traumas de su infancia y sus inclinaciones a la soledad. Su realismo se ensalza con humor negro y el encanto del perrito Arthur.

Crazy Stupid Love (Glenn Ficarra, John Requa, 2011)

Enclavada en los parámetros hollywoodenses, pero con los suficientes giros para hacerla memorable. Posee algunas escenas que han trascendido al filme: Emma Stone diciéndole a Ryan Gosling que su abdomen parece producto del Photoshop; el homenaje a Dirty Dancing; Steve Carell sosteniendo una conversación con el área genital de Gosling o la hilarante trifulca climática causada por enredos y venganzas. Una pareja casada está a punto de divorciarse, pero la cinta se encarga de puntualizar una y otra vez que nada importa cuando hay almas gemelas en juego.

Midnight in Paris (Woody Allen, 2011)

Con ecos a La rosa púrpura del Cairo, esta cinta inyecta frescura a muchas de las manías y fetiches de Woody Allen. Nuevamente con personajes inconformes con su realidad, la historia deja que un guionista estadounidense (su alter ego) viaje al pasado para convivir con la crema y nata intelectual de los años 20, en París. Personajes como Cole Porter, Ernest Hemingway o los Fitzgerald dan pie a referencias fílmicas, musicales, literarias y culturales, a la vez que se comenta sobre la pretensión, el esnobismo, la superficialidad y el amor al arte.

Love, Simon (Greg Berlanti, 2018)

Muchos jóvenes se sintieron identificados con las bifurcaciones existenciales de Simon y celebraron su historia: por fin una comedia romántica del llamado mainstream era protagonizada por un chico homosexual en su travesía por compartir su identidad con el mundo, a la vez que esculpía con palabras su primera historia de amor. La adaptación de la novela de Becky Albertalli resalta el papel crucial que juegan la familia y los amigos en la particular estructura de la comedia romántica.

Sing Street (John Carney, 2016)

John Carney es experto en mezclar tramas románticas con música: lo hizo anteriormente en Once y Empezar otra vez. En Sing Street, sin embargo, su acercamiento a la crisis vivida en Irlanda en los 80 gracias a la ingenuidad de Conor derivó en uno de los filmes más queridos de 2016. Muestra a un adolescente que, para conseguir a la chica de sus sueños, forma una banda. El amor es la musa de grandes canciones, nostalgia, homenajes fílmicos y musicales, que construyen una historia emotiva e inocente mas nunca condescendiente ni pueril.

Silver Linings Playbook (David O. Russell, 2012)

La adaptación de la novela de Matthew Quick ratificó las tablas actorales de Bradley Cooper y le permitió a Jennifer Lawrence hacerse de la estatuilla dorada. Con actuaciones magistrales por parte del elenco secundario, situaciones tragicómicas y un guion rebosante de humor negro, la cinta junta a dos seres caóticos y sin filtros. Un bipolar empecinado en recuperar a su esposa conoce a una joven viuda que lidia con su dolor a través de una conducta sexual desenfrenada. ¿Qué deben hacer? ¡Excélsior!

Enough Said (Nicole Holofcener, 2013)

La última cinta de James Gandolfini no tiene a los clásicos galanes hollywoodenses como protagonistas, pero sí a una pareja con una química enternecedora. Explora una relación que trasciende la atracción física; su importancia palpita en las risas y filosofías de vida compartidas cuando se está “a la mitad del camino de la vida”, como diría Dante. Julia Louis-Dreyfus captura a la perfección las inseguridades de una personalidad vulnerable tras un fracaso matrimonial y cuyo conflicto aumenta cuando entabla amistad con la exmujer de su nueva pareja.

The Big Sick (Michael Showalter, 2017)

Escrita por el paquistaní Kumail Nanjiani y su esposa Emily V. Gordon a partir de su propia historia de amor, es un recordatorio de que las personas no deben darse por sentado, además de que corrobora que los romances puestos a prueba se descubren en toda su dimensión, sin importar a qué cultura se pertenezca. Una vez que su exnovia enferma de gravedad, el personaje de Nanjiani pone las cosas en perspectiva y se confronta con sus propios sentimientos y familia. Esto da pie a un desfile de dulzura, zozobra, humor negro y grandes actuaciones.

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios