Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #152 – Animales fantásticos de verano

Animales fantásticos 2: Los crímenes de Grindelwald

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

10 proyectos que no existirían sin X-Men

Por:

27-09-2018
legado de x-men

Hoy los superhéroes son el pan de cada día y gran parte de su popularidad se la podemos atribuir a Bryan Singer y su primera (y fantástica) adaptación.

Intenten hacer memoria. Hace no tantos años todavía tenían que explicarle a la gente quién era quién en el mundo de los superhéroes. Encapuchados, invisibles, voladores y arqueros infalibles eran el dominio de sólo algunos. Pero hoy puedes discutir qué Vengadores deberían integrarse al equipo con casi cualquiera, eso se lo debemos al legado de X-Men.

¿Qué fue lo que cambió? El mundo no fue expuesto a rayos gamma, no sufrió cambios temporales y definitivamente no fue invadido por fuerzas alienígenas. Simplemente evolucionó.

Esta tendencia inició en el 2000, cuando X-Men de Bryan Singer se convirtió en la primera película contemporánea de superhéroes. Pero la influencia mutante va más allá de estos vigilantes fantásticos, ya que sus innovadoras ideas abrieron el camino para una serie de importantes cambios en la cinematografía contemporánea.

Los invitamos a maravillarse con la evolución y descubrir los proyectos que no existirían de no ser por los X-Men.

¡Todos somos mutantes y orgullosos de ello!

La carrera de Hugh Jackman
¡Y prácticamente toda la filmografía de Hugh Jackman! Después de todo, debemos recordar que el australiano se catapultó tras su magistral interpretación de Wolverine en X-Men, para luego convertirse en uno de los actores más populares de los últimos años. Y siendo honestos, dudamos que el actor hubiera logrado este mismo éxito con Alguien como tú y Kate y Leopold. ¡Pero no nos malinterpreten! Esto no significa que Hollywood se habría colapsado sin Hugh Jackman, ni que cintas como La fuente de la vida, Los Miserables o la futura Pan nunca hubieran sido realizadas. Pero eso sí, debemos admitir que es un actor carismático, polifacético y que su ausencia nos habría dado resultados muy, muy diferentes a los que todos conocemos.
El cine animado
La evolución de los superhéroes no sólo se manifestó en historias cada vez más complejas, sino también en el salto al mundo de la animación. ¿Cómo surgió este cambio? Fácil: las primeras adaptaciones eran demasiado amigables, lo que generó molestia en algunos aficionados. Ante estas exigencias, los proyectos live-action decidieron aumentar de intensidad, siendo X-Men 2 un parteaguas con la feroz defensa del Instituto. Por su parte, algunos estudios animados como Pixar, DreamWorks e incluso Disney probaron con aventuras animadas como Los Increíbles, Megamente y Grandes héroes, las cuales ofrecían acción apta para audiencias más jóvenes. Los resultados fueron tan impresionantes, que los adultos terminaron disfrutándolas por igual.
Dr. House
Sabemos que Dr. House es uno de los programas más exitosos de los últimos años, ¿pero cómo se relaciona con X-Men? ¡Por Bryan Singer! El aclamado realizador fue capaz de producir el show médico tras el éxito financiero de los mutantes, luego de consolidarse como uno de los hombres más importantes de la industria. ¡Nada de esto habría sido posible sin su adaptación! Por cierto, sabemos que Singer ya había producido algunos proyectos antes de X-Men, pero todos modestos como Los sospechosos comunes y Apt Pupil. Lo sentimos, pero simplemente no queremos imaginar un mundo sin Gregory House.
Los blockbusters de Guillermo del Toro
Guillermo del Toro es capaz de crear impresionantes fantasías como Cronos y El laberinto del fauno, pero también ha sabido llevar su creatividad al blockbuster con cintas como Blade II, Hellboy y Titanes del Pacífico. Pero quizá nunca lo habríamos descubierto de no ser por X-Men… Sabemos que la primera entrega de Blade sucedió antes del filme mutante, pero muchos la califican como una película de terror, más que de superhéroes. Tras los buenos resultados X, el tapatío llegó a la franquicia con la misión de ejecutar importantes cambios que permitieran una historia más fantástica y apegada al mundo del impreso. El mexicano regresaría al mundo del cómic con Hellboy, justo cuando los estudios buscaban nuevas alternativas para saciar las exigencias de los fervientes aficionados de los superhéroes. Aunque el filme no gozó de un gran éxito taquillero, alcanzó estatus de culto gracias a que fue capaz de combinar el mundo real con toda clase de entidades paranormales. Sobra decir que del Toro quedaría fascinado con las posibilidades de estas producciones, abriendo el camino para su espectacular Titanes del Pacífico. Sabemos que la creatividad de Guillermo eventualmente le habría llegado al mundo del blockbuster, pero no sabemos cuánto habría tardado en suceder sin los X-Men.
El Batman de NOlan
Quizá Christopher Nolan haya revolucionado el mundo de los superhéroes con su Batman, pero gran parte de su visión fue inspirada por X-Men. Después de todo, Bryan Singer siempre luchó por mantener el realismo en su franquicia mutante, omitiendo poderes excesivamente fantásticos –cof, cof, el vuelo de Rogue– y los coloridos trajes del impreso. ¿O acaso preferían el spandex amarillo? Con el tiempo, Nolan retomó este concepto con Batman, un héroe completamente humano que sólo recurría a su tecnología –y sus muchos millones– para salvar el día. ¿Por qué creen que siempre le dieron tanta prioridad a la construcción de su armadura? Pero no todo fue positivo: esta decisión convertiría al murciélago en uno de los héroes consentidos del público, pero imposibilitaría la construcción de un universo compartido que abriera el camino para Justice League.
Las mujeres fuertes de Hunger Games a Mad Max
El género de acción siempre ha sido dominado por los hombres, sin embargo las cosas han cambiado en los últimos años, pues filmes como Los Juegos del Hambre, Divergente e incluso Mad Max: Furia en el camino nos han presentado féminas de enorme fortaleza que distan mucho de ser las tradicionales damiselas en desgracia. Por extraño que parezca, gran parte de esta tendencia surgió con X-Men, al ser la primera película de superhéroes que mostró mujeres guerreras, que no necesitaban hombres que las rescataran y cuyas habilidades ponían en jaque a cualquiera. ¿O acaso ya olvidaron la peligrosidad de Mystique y las habilidades de Storm? El concepto no sólo evolucionó el subgénero –Captain Marvel y Wonder Woman serán las primeras adaptaciones enfocadas en personajes femeninos–, sino que cambió la industria para siempre al demostrar que las mujeres podían protagonizar películas de acción y convertirse en ídolos para millones de pequeñas alrededor del mundo. De no ser por esto, quizá nunca habríamos conocido a Katniss Everdeen, Tris Prior o Furiosa, entre muchas otras.
Los crossover
X-Men marcó el inicio del cine contemporáneo de superhéroes y al poco tiempo, el subgénero sufrió una larguísima evolución que desató todo tipo de experimentos, joyas, errores y fracasos. Este proceso de aprendizaje generó muchos dolores de cabeza para los aficionados, pero también permitió que los superhéroes cinematográficos llegaran al punto que todos conocemos actualmente: una avanzada maquinaria que cada vez genera historias más complejas. Quizá los mejores ejemplos sean cintas como The Avengers: Los Vengadores y Batman v Superman: El origen de la justicia, las cuales muestran alianzas entre personajes de enorme popularidad para detener a las peores amenazas. Pero esto no lo es todo, ya que actualmente todo mundo puede disfrutar de héroes mitológicos (Thor), aventuras espaciales (Guardianes de la Galaxia), viajes temporales (X-Men: Días del futuro pasado) e incluso equipos de villanos (Suicide Squad) sin cuestionar el “realismo” de la historia. Como era de esperarse, esta evolución inició con X-Men.
Spider-Man
A pesar de ser la gran insignia de Marvel, el Hombre Araña batalló por años para llegar al cine, al grado que ni James Cameron pudo ejecutar la misión. Gran parte del conflicto se debió a problemas de derechos, pero también a la falta de experiencia en cine de superhéroes, ya que absolutamente nadie sabía qué tan geek debía ser un proyecto de este tipo. Después de todo, ¿cómo hacer un filme de superhéroes que complaciera a fanáticos y novatos en el tema por igual? X-Men ofreció una clara idea de cómo debían hacerse las cosas, al explorar la historia de origen de nuestro personaje principal y de paso, la del rival a vencer. A esto agreguemos que el filme incluyó algunos toques de humor para reducir la tensión, un elemento que recurrente hasta nuestros días. Pero eso sí, debemos reconocer que Sam Raimi fue el primero en respetar los trajes originales de los superhéroes, manteniéndose fiel al siempre colorido atuendo de Spidey. Esta tendencia se mantiene hasta nuestros días y contrario a lo que pensaba Singer hace 15 años, el público la acepta sin ningún problema.
La franquicia de X-Men
¡Más que obvio! Un mal resultado de X-Men pudo ser catastrófico para el mundo de los superhéroes en general, pero la gran mayoría de estos personajes habrían recibido sus respectivas oportunidades con el tiempo. ¿O acaso creen que Spider-Man nunca habría llegado al cine? ¿O que el Batman de Schumacher sería definitivo? ¡Jamás! Desafortunadamente el caso de los mutantes no habría sido tan sencillo, pues Fox habría dudado entre continuar adelante, realizar reboots extremadamente tempraneros o simplemente aniquilar la franquicia. Aunque quizás habernos ahorrado X-Men 3 La batalla final no hubiera estado tan mal, también nos habría privado de joyas como X-Men 2 y Días del futuro pasado. Y claro, no hay que olvidarnos de Deadpool. Y no, aquí Xavier no habría podido aplicar correcciones temporales a la Days of Future Past…
Superman regresa
Luego de un buen trabajo en X-Men, Bryan Singer fue considerado todo un especialista en el mundo de los superhéroes, por lo que nadie se sorprendió cuando Warner lo buscó para la realización de Superman regresa. Lamentablemente los resultados fueron catastróficos por todos lados: la franquicia mutante casi sucumbe ante la partida del creativo y para colmo de males, el nostálgico regreso del kryptoniano fracasó entre los aficionados. ¡Ouch! Afortunadamente las cosas regresaron a la normalidad unos años después: Warner y DC rescataron a Superman con El Hombre de Acero, mientras que Bryan Singer retomó el universo X con la espectacular Días del futuro pasado e incluso se dio el lujo de arreglar sus errores con las alteraciones temporales del crossover. La historia también tiene un final feliz para los amantes de DC, recordando que Warner ya trabaja en su Batman v Superman. Y aunque todos somos felices, ahora comprendemos por qué algunos humanos temen tanto a la evolución…

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios