Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Leonardo DiCaprio: Sus mejores películas

Por:

23-08-2019
Leonardo DiCaprio Once Upon a Time in Hollywood

¿Cuál es la mejor película de Leonardo DiCaprio? Una pregunta difícil al haber trabajado con genios como Scorsese, Spielberg, Iñárritu, Tarantino y más.

Leonardo DiCaprio debutó en 1989 y no tardó mucho en saltar al cine con Critters 3 (1991). En aquel entonces, nadie imaginó que estábamos ante el inicio de una de las carreras más exitosas del cine.

Sus primeros años fueron difíciles, pues el actor batalló por quitarse la imagen de ídolo juvenil. Con el tiempo, su talento y perseverancia rindieron frutos, llevándole a trabajar con algunos de los grandes directores de todos los tiempos y convirtiéndole en uno de los actores más destacados de su generación.

A continuación un recorrido por las mejores películas de Leonardo DiCaprio.

¿A quién ama Gilbert Grape? (Dir. Lasse Hallström, 1993)
(Vía)
Leonardo DiCaprio debutó en el cine en 1991 y sólo pasaron un par de años para que recibiera su primera nominación al Oscar con ¿A quién ama Gilbert Grape?, que a más de 25 años de distancia se sigue ubicando entre sus películas más ovacionadas, siendo él su elemento más aclamado. El actor interpreta el papel de Arnie Grape, un joven con capacidades intelectuales diferentes, el cual es amorosamente cuidado por su hermano Gilbert tras la muerte del padre y la indiferencia de la madre. El joven actor compartió créditos con Johnny Depp, quien también ofreció uno de sus mejores trabajos, pero muy lejos de lo hecho por su coprotagonista.
Sólo un sueño (Dir. Sam Mendes, 2008)
(Vía)
Kate Winslet y Leonardo DiCaprio dieron vida a una de las parejas románticas más populares del cine con Titanic, pero poco más de diez años después se reencontraron para mostrar la otra cara de la moneda con Sólo un sueño. La talentosa dupla encarnó a los Wheeler, una pareja aquejada por la monotonía y los continuos fracasos para cumplir sus sueños personales. El actor fue nominado al Globo de Oro por su actuación, mientras que su coprotagonista fue reconocida con el mismo galardón. Ninguno fue considerado para el Oscar, lo que no evitó que la película se ubicara entre lo mejor de sus respectivas filmografías al requerir de actuaciones más discretas, pero no por ello menos expresivas y dolorosas. También es considerada una de las cintas más emblemáticas en la obra de Sam Mendes, que sin acaparar los reflectores como sucediera con Belleza americana (1999), le permitió consolidarse tras varios años batallando por encontrar la regularidad.
Titanic (Dir. James Cameron, 1997)
(Vía)
Leonardo DiCaprio pasó virtualmente desapercibido durante la temporada de premios de Titanic, pero esto no impide que la cinta marcara un parteaguas en su carrera, incluso sin ser su interpretación más desafiante, ni la que erradicara su etiqueta de ídolo juvenil. Aun así, DiCaprio demostró una enorme conexión con las audiencias y el talento necesario para sostener un proyecto sobre sus hombros, y no uno cualquiera, sino el que a la larga terminaría convirtiéndose en la película más taquillera de todos los tiempos. El resultado es todo un clásico de la cinematografía mundial, el cual sigue siendo objeto de alabanza entre el público, pero también de polémica ante el trágico destino de Jack Dawson.
Atrápame si puedes (Dir. Steven Spielberg, 2002)
(Vía)
Leonardo DiCaprio es uno de los mejores actores de su generación, lo que le ha permitido trabajar con algunos de los grandes directores de todos los tiempos. Steven Spielberg no podía quedar fuera de esta lista con Atrápame si puedes, sobre uno de los criminales más curiosos en toda la historia de los Estados Unidos: un joven de tan solo 19 años que cometió un fraude millonario al hacerse pasar por toda clase de profesionistas. A pesar de la responsabilidad, DiCaprio demostró el talento y la madurez necesaria para interpretar un personaje dual, que debía reflejar las emociones provocadas por sus acciones, así como la desesperación al verse acorralado por las máximas autoridades de su país. No menos importante fue que el actor demostró estar a la altura de su talentoso coprotagonista Tom Hanks, quien justo vivía su época dorada tras una década de éxitos que incluyó Philadelphia (1993), Rescatando al soldado Ryan (1998) y Náufrago (2000), lo que resultó en una de las duplas histriónicas más importantes de todos los tiempos.
Pandillas de Nueva York (Dir. Martin Scorsese, 2002)
(Vía)
Leonardo DiCaprio ya había trabajado bajo las órdenes de grandes directores como James Cameron (Titanic) y Danny Boyle (La playa), pero ninguno pudo arrancarle la etiqueta de ídolo juvenil. Todo cambió bajo las órdenes de Martin Scorsese en Pandillas de Nueva York, donde interpretó a un joven de ascendencia irlandesa en una unión americana al borde del colapso por la Guerra Civil y que debe decidirse entre ser el protegido de un violento nacionalista americano o continuar con la búsqueda del sueño americano iniciada por su padre. No obtuvo grandes reconocimientos, pero su actuación nunca desmereció al lado de una leyenda histriónica como Daniel Day-Lewis, lo que fue determinante para dar el salto a la madurez que terminaría convirtiéndole en uno de los mejores actores de todos los tiempos.
El origen (Dir. Christopher Nolan, 2010)
(Vía)
Las expectativas alrededor del origen eran muy elevadas por numerosas razones, destacando que sería la primera colaboración entre Christopher Nolan y Leonardo DiCaprio. La trama de atracos en sueños la convirtió en una de las películas más elaboradas en toda la obra del realizador, pero esto no implicó que el papel fuera uno de los mayores desafíos histriónicos de su actor, quien no tuvo mayores problemas para capturar los demonios internos que aquejaban a su atormentado personaje. A esto sumemos el apoyo de un verdadero elenco de ensueño complementado por Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Ellen Page, Ken Watanabe, Michael Caine, Cillian Murphy y Tom Hardy, con quien se reencontraría unos años después en Revenant: El renacido (2015). Su labor no fue nominada al Premio de la Academia, pero sí que fue reconocida por un público que aún sigue debatiendo si el personaje central despertó tras concretar su misión o se quedó atrapado en un sueño perpetuo.
Django sin cadenas (Dir. Quentin Tarantino, 2012)
(Vía)
Leonardo DiCaprio no es ajeno a los personajes villanescos, siendo Calvin Candie el más infame de todos. Un carismático, pero sumamente cruel dueño de la plantación Candyland y quien lleva la esclavitud a los límites al forzar a sus hombres a pelear hasta la muerte. Sus acciones no pasarán desapercibidas para el cazarrecompensas King Schultz y mucho menos para Django, un esclavo liberado y cuya búsqueda desesperada de su esposa le lleva a cruzar caminos con el tiránico terrateniente. El público y la crítica le consideran uno de los mejores trabajos de DiCaprio, pero no así la Academia que le convirtió en una de sus mayores omisiones del año. Esto no le impide ser considerado entre los mejores westerns contemporáneos de todos los tiempos y uno de los filmes más brutales en toda la obra de Quentin Tarantino.
Érase una vez en Hollywood (Dir. Quentin Tarantino, 2019)
(Vía)
La primera colaboración de Leonardo DiCaprio y Quentin Tarantino fue en el western Django sin cadenas (2012). Por ello, resulta curioso que en su segundo trabajo, el actor encarnara a una estrella televisiva del género en decadencia y desesperado por encontrar la forma de regresar a lo más alto. El resultado es uno de los personajes más bufonescos en la obra del histrión y el realizador, el cual cumple con la función de separar a los actores ordinarios de los dioses de un Olimpo hollywoodense que se ha ido para siempre. A pesar de su aparente simpleza, la naturaleza metanarrativa del proyecto le posicionó entre los roles más desafiantes de DiCaprio, cuya labor consistió en capturar la irregularidad propia de un actor experimentado incapaz de consolidarse.
Los infiltrados (Dir. Martin Scorsese, 2006)
(Vía)
Tercera colaboración entre Leonadro DiCaprio y Martin Scorsese, y que refrendó al actor entre los elementos más recurrentes en la obra del director. La película dejó atrás lo visto en Pandillas de Nueva York (2002) y El aviador (2004) para regresar a los orígenes narrativos del cineasta, pero esta vez desde una perspectiva contemporánea, al relatar la historia de un grupo criminal radicada en Boston y los agentes encargados de su detención. DiCaprio da vida a Billy Costigan, un policía reclutado antes de su graduación para infiltrarse en la banda y quien eventualmente se muestra dudoso sobre cumplir su responsabilidad o apoyar a un criminal que lo acoge como su protegido. La estupenda labor del actor se ve beneficiada por Martin Sheen y muy especialmente por Jack Nicholson, el primero como su jefe policiaco y el segundo como el astuto delincuente. Una de las mejores películas de Martirn Scorsese, que terminó dándole su largamente pospuesto primer Premio de la Academia a Mejor director.
Revenant: El Renacido (Dir. Alejandro González Iñárritu, 2015)
(Vía)
El western inspirado en las vivencias de Hugh Glass, comerciante, cazador y explorador fronterizo, es considerado uno de los filmes más desafiantes en toda la historia del cine, en buena parte por los deseos de Alejandro González Iñárritu por hacer un rodaje altamente realista. A esto sumemos las adversidades propias del calentamiento global que obligaron a la producción a realizar una mudanza de último minuto ante la necesidad de paisajes congelados. El resultado fue brillante, al demostrar que la brutalidad del hombre supera por muchos las hostilidades del mundo natural. Nada de esto habría sido posible sin el profesionalismo y el talento de Leonardo DiCaprio, quien siempre estuvo a la altura del reto, aunque él mismo ha reconocido que fue una de las experiencias más complicadas de toda su carrera. Su sacrificio valió la pena, pues fue la película que le dio su largamente esperado Oscar a Mejor actor.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios