Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #129 – Han Solo

Han Solo: Una historia de Star Wars, Deadpool 2, 13 Reasons Why

Mayo 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

La lista de Schindler, ¿por qué es un clásico?

Por:

21-01-2018

En 1993, La Lista de Schindler, dirigida por Steven Spielberg, causó tal impacto en la audiencia, que llegó a convertirla hasta el día de hoy en un clásico.

La lista de Schindler es hasta la fecha una de las películas más exitosas de Steven Spielberg. No sólo por la forma en la que fue realizada, sino por el gran impacto que causó en la audiencia –y en la propia vida del director–, cuando se estrenó.

La película logró sorprender debido a la falta de color y a su extensa duración; sin embargo esto no opacó su importancia y su rotundo éxito. Lo que la hizo acreedora a siete Premios Oscar.

Aquí algunas razones que hacen de La lista de Schindler, un clásico del cine.

El color en blanco y negro

La mayoría de las veces se piensa que las películas en blanco y negro son viejas y anticuadas (lo que ocasionó la duda del estudio para realizarla). Sin embargo, con La lista de Schindler pasa todo lo contrario.

Steven Spielberg consiguió darle el realismo necesario, sin que fuera una película tediosa. Lo que demuestra que no se necesitan algunos recursos para hacer bien una película.

La elección de blanco y negro no fue por un simple capricho de Spielberg, él buscaba que la película fuera muy parecida a un documental, que la audiencia sintiera que lo que estaba viendo era real y no un acto ensayado. Sino el sentimiento que te provoca ver un documental.

Incluso esto permitió a Spielberg darle un poco de color a hechos que causan un gran impacto en el espectador, como al niña con el abrigo rojo.

La niña del abrigo rojo

Sin duda una de las escenas más representativas de La lista de Schindler, es el momento donde vemos a la niña del abrigo rojo merodeando en la masacre del gueto de Cracovia para que momentos después su cadáver aparezca en una carretilla.

Si bien no es un recurso técnico en su totalidad, para la cinta es uno de los momentos más importantes. Este es el punto en el cual vemos a Schindler llegar a su momento de catarsis. No sólo se da cuenta de lo que está sufriendo el pueblo judío, sino que es en ese preciso momento en el que decide que debe ayudar.

Darle color le proporcionó más énfasis y poder a la escena, ya que nos vamos directo a lo que hace la niña. Es un elemento que engloba una gran cantidad de mensajes; la sangre derramada de los judíos, la inocencia, la humanidad y la ignorancia que se vivió en la Segunda Guerra Mundial. Esto no hubiera causado el mismo impacto si la película hubiera sido a color.

El juego de la luz 

El juego de la luz es una de las cosas más representativas en la cinta. Spielberg logró utilizar este recurso de una forma muy peculiar: no sólo se enfocó en iluminar sus escenografía, si no que le dio vida propia a la luz.

Por ejemplo, en la escena en la que Schindler empieza a hacerse amigo de los soldados nazis, la luz va directo a sus ojos, haciendo énfasis en todo lo que está viendo y analizando. Realmente quieren que nos enfoquemos en la actitud de Oskar Schindler frente a los soldados y cómo, poco a poco, logra hacerse amigo de ellos. Es un estratega nato.

A lo largo de la película, pasamos de escenas donde hay mucha luz y que no son tan dolorosas y crudas a escenas que son terriblemente oscuras que presentan los momentos más dramáticos y terribles de la cinta. El director logra describir por medio de la luz y del blanco y negro tantos detalles y sentimientos que no hay necesidad de que exista el color.

El héroe enigmático

La lista de Schindler nos presenta un protagonista sumamente complejo e inteligente que pasa por un camino del héroe nada convencional.

Al principio tenemos a un personaje principal egoísta y prepotente, que lo único que busca es tener mano de obra barata para su fábrica. Sin embargo, nunca fue totalmente malo como Amon (Ralph Fiennes), sino que realmente no le interesaba la situación de los judíos.

Hay momentos en donde pareciera que realmente ha creado una conexión con los judíos, sólo para después referirse a ellos como su propiedad. ¿Realmente es así o sólo lo hace para que los alemanes no piensen otra cosa?

Lentamente empieza a ser consciente de todo lo que sufre la comunidad judía y cuando se da cuenta de que puede hacer algo decide hacerlo sin importar gastar todo su dinero para salvarlos. Ya para el final se nos presenta a un Schindler totalmente arrepentido, deseando haber salvado a más con las pocas posesiones que le quedaban.

El desarrollo de Oskar Schindler (Liam Neeson) es progresivo, lo que lo hace más real. Su crecimiento nunca se vio forzado o apresurado, sino que en 3 horas dejaron que el personaje siguiera el camino hasta llegar a la redención.

El director sale de su zona

Steven Spielberg no era alguien desconocido. Había logrado hacer películas como ET, el extraterrestre, Indiana Jones: Los cazadores del arca perdida y Tiburón.  Sin embargo, nunca había cargado con un proyecto de tal calibre como lo era La lista de Schindler.

Estos proyectos demostraron que Spielberg era un experto en el campo de la ciencia ficción y fantasía, pero La lista de Schindler era la primer cinta que trataba con hechos reales inimaginables y poco atractivos para la audiencia de la época en la que se estrenó. Implicaba salir de la zona de confort en la cual Steven Spielberg tanto sobresalía.

Fue tan cuidadoso que tardó cerca de 10 años en desarrollarla. Llegó a buscar posibles directores hasta que tomó la decisión de hacerlo él mismo y sacarlo adelante, a pesar de tener todo en su contra. Una película en blanco y negro, de más de tres horas de duración y exponiendo los horrores del Holocausto podía llevarlo al fracaso en un santiamén.

Incluso el estudio, Universal Pictures, le tenía tan poca fe al proyecto que hizo un trato con Spielberg. Si él rodaba Jurassic Park primero, le darían las facilidades para hacer la película. A pesar de hacerlo de esta manera, todavía hizo falta financiamiento, por lo que Spielberg tuvo que poner de su propio dinero para lograr llevarla a cabo.

A pesar de las pocas esperanzas que se le dieron al proyecto, lo que logró llamar la atención y la hizo todo un éxito fueron los mismos puntos que supuestamente la llevarían al fracaso absoluto.

La música en momentos idóneos

Uno de los elementos que ayudó a hacer las escenas mucho más poderosas fue la banda sonora. No sólo lograron transmitir el dolor y la desesperanza por medio de imágenes, sino que la música potenció los sentimientos provocados.

En especial hay dos momentos que logran combinar sonido e imagen de una manera sin igual.

Uno es la escena donde Schindler ve a la niña niña del abrigo rojo. Empieza a sonar ‘Oyf’n pripetshok and nacht aktion’ una melodía melancólica cantada por niños. La canción habla un rabino enseñándoles a los niños el alfabeto que les dará comodidad y fuerza en el exilio. Un gran mensaje en una de las escenas más importantes de la película.

La otra es la última escena, donde Schindler se despide de sus trabajadores y tiene que escapar por la rendición de los alemanes. En ese momento empieza a sonar el tema principal con el violín. Schindler le dice a Stern “pude haber salvado a más” y vemos la desesperación y el momento de mayor desconfianza de Schindler.

En 1993 ganó el Oscar a Mejor Banda Sonora, la cual estuvo a cargo de John Williams, quien se volviera cómplice de Spielberg en la mayoría de sus películas.

La vida en el Holocausto

Existen muchas películas que retratan lo que fue la Segunda Guerra Mundial, sin embargo no todas llegan a causar el mismo impacto que generó La lista de Schindler.

La película logra retratar de manera cuasi perfecta los dos bandos, nos presentaron la tragedia y la comedia de una forma clara y sin exagerar. Los alemanas tenían la oportunidad de reír, de burlarse y de celebrar; mientras que los judíos veían morir a sus colegas y familias. Encontraron el equilibrio que pocas veces se ha podido conseguir, de una manera respetuosa y mostrando la realidad de uno de los peores acontecimientos de la historia.

Fue una cinta que buscaba hacerle homenaje a todos aquellos que sufrieron directa o indirectamente los abusos de las autoridades alemanas. Por ello es que la última escena da gran poder a toda la película. No sólo es la historia de Oskar Schindler, sino la de los judíos que sufrieron en manos de losnazis y los que lograron sobrevivir gracias a la lista.

Datos curiosos:

  • Kevin Costner y Mel Gibson ofrecieron ser parte del elenco, pero Steven Spielberg decidió ir por nombres menos familiares. Lapresencia de una estrella principal sería un gran distractor.
  • Como productor, Steven Spielberg ofreció el rol de dirección a diversos colegas, ya que tenía miedo de no hacerle justicia a la historia. Fue rechazado por; Martin ScorseseRoman Polanski y Billy Wilder.
  • Es la película en blanco y negro que mas cara ha salido hacer hasta la fecha. El récord anterior lo tuvo por 30 años, El día más largo (1962), otra película ambientada en la Segunda Guerra Mundial.  
  • Steven Spielberg veía episodios de Seinfield (1989) todas las noches después del trabajo para aligerar su humor.
  • Thomas Keneally, autor del libro, afirmó en una entrevista que Steven Spielberg le mostró personalmente un “rough cut” de seis horas de la película, la cual encontró mucho mejor que la versión final teatral. Hasta este año, esta versión nunca se ha publicado en ningún formato autorizado.
mm

No habla de otra cosa que no sea cine, series o anime. Miope con lentes hipsters. Fangirl en su máxima expresión. Sueña con vivir en el castillo de Disney y completar su colección de Tsum-Tsums.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios