Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Lo que dejó ?Santos?

Por:

02-01-2009

  Una taquilla en déficitY otras cosas que dejó ?Santos? Se pensaba que sería un gran estreno para el cierre de 2008, pero no fue así y está a punto de salir de las salas. La historia de un casi fracasado dibujante de cómics cuyos personajes le anuncian que debe salvar al mundo no prendió… […]

Una taquilla en déficit
Y otras cosas que dejó ?Santos?

Se pensaba que sería un gran estreno para el cierre de 2008, pero no fue así y está a punto de salir de las salas. La historia de un casi fracasado dibujante de cómics cuyos personajes le anuncian que debe salvar al mundo no prendió… pero dejó temas para pensar.


La gente alrededor del joven director de cine Nicolás López cree que la ausencia de apoyo a su última película, Santos, se hipotecó en su mala relación con la prensa. Pero déjenme que les diga que Santos gozó de cierta expectativa y muchas veces no importa la difusión mediática, sino el boca a boca para convencer al público.
Pero el filme de López no llenó las salas. Y la constelación de actores nacionales jóvenes y bellos que desfilaron por el filme no convenció al respetable público.
Tuvo en sus filas a María José Prieto, Paz Bascuñán, Jenny Cavallo, etc. Quizá el público local no sintió la cercanía o la identificación. En su primera semana de exhibición el filme de López apenas metió a las salas a 3.017 personas (desde el 18 al 24 de diciembre de 2008, según la Cámara de Comercio Cinematográfico), y los 6,5 millones de dólares que costó la producción no se pagaron con la taquilla.
Pocos días después del estreno, López admitió que quizá debería guardar los muñequitos y los superhéroes por un rato, sobre todo ahora que está trabajando para entregarle su nuevo proyecto 178 Jack Johnsons a Salma Hayek. Pero quizá haya algo más que sacar en limpio.
Primero, hay que reconocer que las críticas a Santos se basaron en el guión, no en el montaje, no en la producción, sino básicamente en que el guión no fue capaz de encantar porque mucha gente ni siquiera lo entendió. Curiosamente, fue el comentario que más escuchó el director de 24 años cuando intentó vender el proyecto. Pero aunque desde su estreno en España, cuya frialdad López terminó disculpando diciendo que justo estrenaron el día en que las bolsas económicas llegaron a su nivel crítico, el filme pintaba para pasar sin pena ni gloria.
Y al llegar a Chile, esperaban que la audiencia nacional llenara la carencia internacional. Pero en el país no pegó y en parte, tiene que ver con lo actores, ya que si bien quizá 6.5 millones de dólares no sea una mega producción para la península ibérica, sí lo es para Chile. Y no bastaron ni Elsa Pataky, ni Javier Gutiérrez, ni Leonardo Sbaraglia.  
El mismo director admitió que para conseguir ese dinero debió transar con la producción y dejar que fueran españoles lo que protagonizaran la historia. Y en Chile esos actores no son tan taquilleros. Entonces, quizá debería considerarse ese viejo dicho que reza "quien mucho abarca poco aprieta", porque la historia allá no pegó y acá, lo actores no llamaron la atención de las masas. Una película que se vendía como taquillera, con actores destacados, pero a su vez más conocidos en el circuito de cine independiente y no en el que va a ver cómo Iron Mal o Hulk salvan a millones de inocentes del otros fines de mundo.
López falló esta vez, pero no creo que se trate de una sentencia. Sino más bien de una ausencia de suerte, esa que nos abandona en el momento en que más se la necesita pero que a raíz de esto, permite que maduremos mejor las ideas y nos hace apelar menos a ella haciendo un mejor trabajo, más asertivo, más preciso, menos enfocado a la opinión de los demás y especialmente de la prensa.
  

 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios