Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

TOPS Galerías

Los proyectos inconclusos de Stanley Kubrick

Por:

06-03-2009

Los documentos arios El escenario de este relato sobre el Holocausto sería la industria cinematográfica alemana que producía la propaganda ideada por Joseph Göebbels. Durante mucho tiempo, el realizador estadounidense buscó una historia que lo complaciera y en 1976 encontró a un escritor que parecía reunir los requisitos: Isaac Bashevis Singer. Aunque el entusiasmo de […]

Los documentos arios

El escenario de este relato sobre el Holocausto sería la industria cinematográfica alemana que producía la propaganda ideada por Joseph Göebbels. Durante mucho tiempo, el realizador estadounidense buscó una historia que lo complaciera y en 1976 encontró a un escritor que parecía reunir los requisitos: Isaac Bashevis Singer. Aunque el entusiasmo de Kubrick era evidente, el Nobel de literatura polaco no quiso involucrarse en Los documentos arios por no ofrecer una visión de primera mano. 15 años más tarde el cineasta dio con Mentiras en tiempos de guerra de Louis Begley y trabajó durante muchos meses en el guión de la película. Ideó escenarios y vestuario. Su equipo de trabajo más cercano (Roy Walker, diseñador de producción; Phil Hobbs, coproductor; y Franz Bauer, director artístico) recorrió los posibles sitios donde se filmaría: Hungría y la entonces Checoslovaquia. El proyecto fue detenido cuando Kubrick se enteró de que Steven Spielberg realizaba una película similar en ese entonces (La lista de Schindler). El fracaso en táquilla que había tenido con Cara de guerra –debido al éxito de su competencia directa, Pelotón, de Oliver Stone– expuso su miedo a fallar de nuevo. La cinta fue descartada definitivamente.
   
 

mm

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

Comentarios