Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #143 – Gaby Meza con Z y La monja con J

Gaby Meza nos acompaña para hablar de La monja y El día de la unión.

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Artículos

Lost in Space: Visita al set

Por:

11-04-2018
Lost in Space

El universo sci-fi de Netflix se expande con la serie Lost in Space.

Es una mañana nublada en Burnaby, al este de Vancouver. A nuestra llegada a los estudios Bridge –donde Netflix se encuentra grabando el reboot de Perdidos en el espacio–, la producción nos pide entrar en absoluto silencio al set. Están rodando el episodio número ocho de diez de la serie o “el momento donde todo empieza a culminar” de Lost in Space, como el productor ejecutivo y escritor Burk Sharpless lo llama. Maureen (Molly Parker) y John Robinson (Toby Stephens) discuten con sus hijos Judy (Taylor Russell), Penny (Mina Sundwall) y Will (Max Jenkins) sobre las ventajas y desventajas de una peligrosa operación que podría resultar en su salvación… o en su completa destrucción. Cuando se escucha el grito de corte y se encienden las luces, nos percatamos realmente del espacio donde nos encontramos: un gigantesco set que alberga una imponente nave espacial. Esto va a ser una gran aventura.

Volver al futuro

Es el año 2047 y la familia Robinson ha sido elegida para viajar a otro planeta y comenzar una nueva vida. Sin embargo, un misterioso accidente los obliga a hacer un aterrizaje de emergencia en un planeta hostil. En este ambiente alienígena, los Robinson tendrán que encontrar una solución para escapar, lidiar con sus propias dinámicas familiares y trabajar en equipo con la manipuladora Dra. Smith (Parker Posey) y el piloto Don West (Ignacio Serricchio).

Basada en la serie de culto de 1965, la premisa de Lost in Space es una fiel adaptación de la historia original. Sin embargo, Netflix ha optado por otro camino en donde también explora la vena dramática de la historia: “Para el tono de la serie, nos basamos en Parque Jurásico: tienes miedo, pero te diviertes. No es una comedia, pero siempre hay este factor emocionante de dinamismo”, nos explica Sharpless.
Para Toby Stephens, quien deja las aguas piratas de Black Sails para interpretar al patriarca del clan Robinson, este balance en el tono la hace una serie disfrutable y, sobre todo, familiar: “Es agradable no tener que interpretar algo tan oscuro, y hacer algo más aspiracional. Es una gran aventura y la comedia viene de esta tensión irónica al ser una serie de ciencia ficción que al centro tiene a esta familia y a su dinámica doméstica”.

Otra meta del reboot es romper con estereotipos de género y presentar una versión moderna de la historia y de la familia. “Los roles de género están muy actualizados. Tenemos una gran gama de personajes femeninos”, nos platica Molly Parker, quien interpreta a la mamá del clan, una ingeniera aeroespacial. Este también es el caso de la Dra. Smith (Parker Posey). Los creadores del show decidieron convertir al icónico Dr. Smith en un personaje femenino. “Smith es una maestra del engaño”, nos reveló Posey. “Los escritores querían que fuera mujer para evitar comparaciones, para que no fuera una imitación”.

Perdidos en el espacio Netflix

¡Peligro, Will Robinson!

Mientras el elenco de Lost in Space toma un descanso y se prepara para la siguiente escena, la producción nos deja explorar el Júpiter 2 a nuestro antojo. “El Júpiter es una casa, no solamente un nave espacial”, nos explica Ross Dempster, diseñador de producción. Inspirado en la cinta 2001: Odisea del espacio, Dempster creó una nave circular en tonos grises y naranjas cuya habitación principal se compone de una sala de estar (que se conecta directamente con la cabina del piloto), una cocina y un laboratorio para hacer experimentos.

Pero el desafío más grande fue el robot. “Es una máquina y no una criatura”, nos explica el diseñador de Lost in Space, mientras nos muestra sus bocetos. A pesar de tener características humanoides, querían evitar que pareciera un hombre usando un traje, por lo que decidieron agregar espacios negativos al diseño. El robot es uno mismo con la nave, la cual puede pilotear a través de un giroscopio integrado y alertar a su huéspedes de cualquier situación con la clásica frase: ¡Peligro, Will Robinson!

Nuestro recorrido finaliza con un vistazo a la carroza, la “minivan” todo terreno de la familia, y una última promesa: ¡Nos vemos en el 2047!

(Una versión de este artículo fue publicada en Cine PREMIERE #283)

Comunicóloga para quien el cine y la fotografía son las mejores maneras de ver la vida. Es fan de Sofia Coppola y la estética de Wes Anderson, añora décadas pasadas y piensa que todo el mundo debería irse en un road trip por lo menos una vez en la vida.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios