Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Mad Men, Temporada 5: lo bueno y lo no tan bueno

Por:

10-04-2012

AVISO: Este post contiene spoilers de la quinta temporada de Mad Men que se estrenará pronto en México. Fue una larguísima espera. 17 tortuosos meses en que los seguidores del drama televisivo de época tuvimos que conformarnos con ver episodios pasados en la televisión, o recordando los mejores momentos de las aventuras de Don Draper y […]

AVISO: Este post contiene spoilers de la quinta temporada de Mad Men que se estrenará pronto en México.

Fue una larguísima espera. 17 tortuosos meses en que los seguidores del drama televisivo de época tuvimos que conformarnos con ver episodios pasados en la televisión, o recordando los mejores momentos de las aventuras de Don Draper y el mundo de la publicidad en el Nueva York de inicios de los años 1960. Ya han transcurrido 160 minutos de la nueva temporada, y ha tenido sus altibajos. Dicen que la serie durará siete temporadas, pero ya se comienza a asomar cierta fatiga en el equipo creativo. En fin, esto es, a mi gusto, lo mejor y lo peor de estos primeros capítulos:

Lo mejor:

  • Los 60s llegaron ya: Las primeras cuatro temporadas aún estaban dictadas por la herencia de los años cincuenta, por la sobriedad postguerra y el respeto a las instituciones. Con el asesinato de JFK murió también una época. En esta temporada, Mad Men entra de lleno a la psicodelia de los 60s, a sus bailes sinuosos y diseños futuristas. 
  • La lucha por los derechos de los afroamericanos: si antes Mad Men se enfocaba en la lucha de las mujeres en los ámbitos laboral, político y sexual, a esta lucha se asume, de manera tenue y nada forzada, la lucha por los derechos de los afroamericanos. Los personajes se enfrentan a la semilla de un Estados Unidos supuesamente multirracial. Incluso los más liberales, como Peggy Olsen, se encuentran a sí mismos confundidos ante el cambio.
  • Leer en el ayer lo que pasa hoy: El equipo creativo liderado por Matthew Weiner es muy hábil a la hora de tejer parangones entre lo que sucede hoy y lo que sucedio entonces. La historia se repite. La manera en que han hecho comentarios sobre la guerra de Vietnam y su similitud con las guerras actuales, sobre el patriotismo ciego e incluso sobre un tal "Romney" es sutil e inteligente.
  • Sally Draper: Me intriga saber qué sucederá con este personaje que poco a poco se convierte en una adolescente enigmática. La última toma en la que aparece en el tercer episodio es estremecedora.

Lo peor:

  • Betty: Hay dos lados de la moneda en el derrumbe de un matrimonio. La manera hasta cruel con la que han tratado al personaje de la ahora Betty Francis, contrapuesta a la felicidad de Don, es un tanto sexista. El programa parece odiar a este personaje y hace que la audiencia siga el mismo camino. Si la historia fuera contada desde su punto de vista: ¿no sería ella la víctima de un esposo bebedor e infiel?
  • Los cameosMe parece patético que Mad Men caiga en ese truquito de los cameos de celebridades de entonces, como si se tratara de Forrest Gump. Me pareció adecuado que apareciera el señor Hilton y que fuese un personaje constante, pero la breve "aparición" de The Rolling Stones fue un tanto risible.
  • ¿Y Salvatore?: Capítulo con capítulo espero que reaparezca este personaje. Con él, Weiner y compañía abrieron la discusión sobre la homosexualidad en la época, pero parecen haber cerrado esa puerta repentinamente. ¿Habrá sido presión de AMC?

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios