Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Mamma Mia 2: Vamos otra vez – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

17-08-2018

Mamma Mia 2 es, al mismo tiempo, una precuela y una secuela que, a pesar de tener un guion flojo, se disfruta por la alegría que transmite su protagonista Lily James.

Título original: Mamma Mia! Here We Go Again
Año: 2018
Director: Ol Parker (Now is good)
Actores: Lily James, Amanda Seyfried, Andy Garcia, Colin Firth, Cher, Meryl Streep
Fecha de estreno:17 de August de 2018 (MX)

“Thank you for the music, the songs I’m singing. Thanks for all the joy they’re bringing”. [Gracias por la música, las canciones que canto. Gracias por toda la dicha que me traen]. Esa letra forma parte del coro de “Thank You For the Music”, uno de los éxitos del grupo sueco ABBA. Y si cambiáramos la palabra “música” por “película”, se resumiría el sentimiento que provoca la cinta de Mamma Mia 2: Vamos otra vez. Dicha, alegría, gozo. Todo a la vez.

Eso dicho, quizá deberíamos comenzar con una advertencia: la película sigue el modelo de la primera entrega, es decir, personajes que expresan sus emociones y vivencias a través de distintas canciones de ABBA. Así que si no fueron fans del musical original, éste no les hará cambiar de opinión.

Mamma Mia 2 funciona tanto como precuela, como secuela, y reúne a un viejo elenco al tiempo que nos presenta nuevos rostros situados en dos épocas diferentes. Por un lado, el musical cuenta de qué manera una joven Donna (Lily James) conoció a Harry (Hugh Skinner), Bill (Josh Dylan) y Sam (Jeremy Irvine) después de graduarse de la Universidad de Oxford, y cómo llegó a establecerse en Grecia. Por el otro, retrata la historia de qué pasó con los personajes tiempo después de lo sucedido en la primera entrega, cuando Sophie (Amanda Seyfried) y Sky (Dominic Cooper) cancelan su boda y deciden viajar por el mundo. Ninguna de las dos historias es lo suficientemente interesante para poder sostenerse por sí sola, así que juntarlas fue un acierto. Ya sabíamos que Donna conocería a los tres posibles padres de su hija, y la primera película no terminó con un cliffhanger cardiaco que nos hiciera preguntarnos qué pasaría en una segunda parte. Así que en términos de guion, esta cinta cuenta con una trama todavía más predecible que la primera, pero se apoya de la nostalgia: llega en el décimo aniversario de su antecesora.

Todo esto pasa a segundo plano y no afecta el disfrute de la película por una razón principal: la energía y la alegría de Lily James. La actriz le da vida al personaje de Meryl Streep de joven y es inevitable no sonreírle con la emoción que irradia al cantar, bailar y básicamente al cargar con el entusiasmo de la película. A esto se le suman escenografías, vestuarios, coreografías e interpretaciones coloridas de parte de todos los involucrados que conforman una feel-good-movie.

La primera película ya había utilizado casi todas las canciones más populares de ABBA, y en ésta se repiten algunas: “Mamma Mia”, “Dancing Queen”, “I Have a Dream”, “Waterloo”, pero la secuela también apuesta por otros temas menos conocidos de la banda. Aunque no vayan a ser tan coreados, temas como “When I Kissed the Teacher“, “Angel Eyes” y “Andante, Andante“, suman frescura al oído del espectador. Al igual que en la pasada, el arreglo de las canciones suena muy parecido a las originales, y en su mayoría son cantadas de manera afinada y entonada. ¡Y afortunadamente esta vez Pierce Brosnan casi no canta en solitario! Lo sentimos, Pierce, pero se agradece.

Como arma secreta –y no tan secreta porque ya sabíamos de su participación–, Cher tiene una aparición que se roba la película durante unos momentos. Esto eleva el efecto nostalgia para salir satisfechos de la sala y agradecer las casi dos horas de una película que, independientemente de los mensajes que tiene, justifica su existencia por el sólo lograr contagiar tanta alegría.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Mamma Mia! (Dir. Phyllida Lloyd, 2008)
  • La novicia rebelde (Dir. Robert Wise, 1965)
  • El gran showman (Dir. Michael Gracey, 2017)

Orgullosa colaboradora de Cine Premiere e It’s Spoiler Time. Fan-from-hell de La Tierra Media, los sables de luz, Westeros y Stitch. Me identifico con Mabel de Gravity Falls. No hay nada que disfrute más que hablar, escribir y platicar de películas y series.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios