Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS TV

Master of None, temporada 2

Calificación Cine PREMIERE: 5
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

24-05-2017

Sin perder la esencia de su primera temporada, la segunda parte de Master of None logra superarse a sí misma.


  • Título original: Master of None

  • Año: 2017

  • Director: Varios

  • Actores: Aziz Ansari

  • Fecha de estreno: 12 de mayo de 2017

Hace dos años Aziz Ansari y Alan Yung lanzaban, a través de Netflix, la primera temporada de Master of None sin saber que se iba a convertir en una serie de culto adorada por sus guiones y particular narrativa. Con la aprobación de críticos –fue nominada a varios Emmy y Golden Globes– y audiencia por igual, Netflix anunció que la producción de una segunda temporada estaba en camino y la expectativa fue enorme. 

La temporada comienza en Italia, donde Dev (Ansari) está completando sus tres meses como aprendiz en una tienda en la que se hace pasta. Es entonces cuando él tendrá que decidir si quedarse en Italia a disfrutar de la comida, sus amigos y su simple trabajo o regresar a su realidad en Nueva York: la soltería y la vida de actor desempleado.

Y entonces la pregunta es: ¿logró Ansari recuperar la originalidad y honestidad de los primeros capítulos de Master of None? La respuesta no es sólo sí, sino que se superó lo logrado en 2015. Y es que, aunque la historia de Dev era un respiro de aire fresco en la televisión, también era una realidad que tenía problemas. El ritmo narrativo de la serie no era el ideal y el estilo teatral de la actuación le restaba realismo a los tan bien escritos guiones. 

En esta segunda temporada esos problemas han desaparecido y han dado paso a actuaciones poderosas, los mismos guiones honestos y personajes –principales y secundarios– humanos e interesantes. La esencia que hizo especial a Master of None sigue ahí, pero parece que la serie ya se conoce y en su segunda entrega logra alcanzar profundidades distintas. No deja de ser entretenida, pero sí tiene mucho que decir del adulto joven contemporáneo. 

Dev vive en una perpetua crisis emocional y laboral, como cualquier millennial en la actualidad. Toma trabajos que no le inspiran, se deja influenciar por personajes con vidas personales dudosas, disfruta la vida de soltero y se acaba enamorando de un amor imposible. Es en ese amor improbable donde recae el peso de la segunda mitad de la temporada y es un acierto, en gran parte, por la introducción de Francesca (Alessandra Mastronardi). Mastronardi es una gran adición a Master of None –al igual que el graciosísimo Chef Jeff de Bobby Cannavale–, ya que interpreta a esta mujer italiana con una combinación de ingenuidad y confusión. Su arco es la columna vertebral de los diez capítulos porque se va convirtiendo en el conflicto principal de los mismos. Hay un crecimiento natural que asienta muy bien a esta nueva etapa de la serie.

Otro acierto es la decisión de dejarnos conocer mejor a las personas que están presentes en la vida de Dev. Ya no son idiosincrasias andando, sino que se explora la realidad de quiénes son. Esto es notorio desde el segundo capítulo que se centra en Arnold (Eric Wareheim) y su pasado amoroso que explica su dificultad para establecer relaciones amorosas duraderas. Al final no todo es felicidad y canciones inventadas para él y se demuestra que todos tenemos capas y complejidades.
Otro momento clave de Master of None viene con Thanksgiving, espacio dedicado al proceso que sigue Denise (Lena Waithe) para salir del clóset con su familia, conformada sólo por mujeres. Cuenta con la magnífica actuación de Angela Basset en uno de los momentos más emotivos de todo el show.

No sólo eso, los diez capítulos son una oda de amor al cine, en particular al cine italiano. Ansari abre con The Thief, claro homenaje a la clásica cinta El ladrón de bicicletas gracias a que fue filmado en blanco y negro, hablado parcialmente en italiano, con cuadros similares a los de la película y con la estructura técnica y visual de un largo. Pero esto sucede a lo largo de toda la segunda temporada y los más cinéfilos podrán encontrar referencias a cineastas como Woody Allen, Martin Scorsese y Dario Argento hasta finales que recuerdan a escenas icónicas de El graduado

Al final el programa se siente como se sentiría un proyecto de cine independiente. Arriesga, pero nunca compromete su calidad. Con una fotografía sólida, direcciones atinadas, un buen soundtrack y actuaciones honestas, la segunda temporada de Master of None se ha convertido en uno de los mejores estrenos televisivos en lo que va del año. Imperdible.

Cristina Vales fue editora de Cine PREMIERE por casi tres años, sin embargo, su lado geek la ha mantenido cerca. Búsquenla si quieren hablar de Buffy la Caza Vampiros, libros y todo lo que tenga que ver con entretenimiento.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios