Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #176 – Game of Aladdín

El final de Game of Thrones y Aladdín

May 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Matrix: ciberespacio, metaficción y simulación

Por:

28-03-2019
Matrix

Matrix, catalogada como la última gran obra maestra de la ciencia ficción del siglo XX, sigue dando mucho de qué hablar a 20 años de su estreno.

El término ciberespacio nació en 1968 en la esfera artística danesa. Sin embargo, fue William Gibson quien le dio la concepción tecnológica que le caracteriza hasta nuestros días en su novela Neuromante (1984), al definirlo como “una alucinación consensual experimentada diariamente por miles de millones de legítimos operadores, en todos los países, por niños que aprenden conceptos matemáticos… Una representación gráfica de los datos abstraídos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad impensable. Líneas de luz dispuestas en el no-espacio de la mente, conglomerados y constelaciones de información. Como luces de una ciudad alejándose en la distancia…”

No pasó mucho tiempo para que este espacio virtual, que ya había sido imaginado previamente en la novela Lostres estigmas de Palmer Eldritch (1965) de Philip K. Dick y la película Tron (1982), se convirtiera en un terreno necesario de explorar para la ciencia ficción. Cintas como El vengador del futuro (1990), Virtuosity (1995) y Ciudad en tinieblas (1998) lo intentaron con poco éxito. La historia cambió cuando Larry y Andy Wachowski, dos creativos que disfrutaban del anonimato y cuyos únicos créditos incluían el guion de Asesinos (1995) y la dirección de Cómplices (1996), convencieron a Warner Bros. de darles casi $65 mdd para la realización de un proyecto que redefiniría el rumbo de la ciencia ficción para siempre. Fue así como nació Matrix.

La premisa básica nos introduce a un mundo simulado creado por las máquinas para controlar la conciencia humana. Un concepto revolucionario y visualmente espectacular, pero también de gran profundidad al inspirarse en toda clase de corrientes filosóficas: la Alegoría de la Caverna con la que Platón analizó las diferencias entre el mundo sensorial y el inteligible; la Primera Meditación en la que René Descartes alegó que la excesiva confianza en los sentidos puede generar falsas ilusiones; la Crítica de la Razón Pura con la que Immanuel Kant distinguió entre las emociones sensibles y las representaciones surgidas a partir de éstas; o el ensayo Simulacres et Simulation en el que Jean Baudrillard concluyó que el hombre contemporáneo vive en un mundo mentalmente ajeno a la realidad. A esto sumemos distintos elementos religiosos extraídos del budismo, cristianismo hinduismo y judaísmo.

¿Pero qué es la Matrix? La pregunta, que sirvió de tagline e incluso fue incluida en el guion de la película, sigue siendo difícil de explicar a 20 años de distancia. Ya lo dijo Morfeo: “nadie puede decirte qué es la Matrix. Es necesario verla por ti mismo”.

 

Cápsula roja o azul

Matrix fue un fenómeno en toda la extensión de la palabra. Su taquilla global de $463.5 mdd fue la cuarta mejor recaudación de 1999 y la tercera mejor para una película clasificación R en toda la historia. Más importante aún fue que su complejidad narrativa le valió una combinación pocas veces vista: una extensa afición que llegó a ser comparada con la de Star Wars [vía] y un estatus de culto que desató toda clase de teorías. Unas buscaban llenar los huecos de la historia; otras intentaban demostrar su veracidad. Tal es el caso del profesor Nick Bostrom, el astrofísico Neil DeGrasse Tyson y el emprendedor tecnológico Elon Musk, quienes han coincidido en las altas posibilidades de que habitemos en un mundo virtual. No conforme con ello, el Banco deAmérica reportó que hay de 20% a 50% de posibilidades de que vivamos en una realidad simulada, pues “es concebible que, con avances en inteligencia artificial, realidad virtual y poder computacional, los miembros de civilizaciones futuras decidieran correr una simulación sobre sus ancestros”.

¿Realidad o ficción? Nadie lo sabe, así como los fervientes seguidores de esta teoría no saben qué pasaría si los programadores se hartan del juego. Sea cual sea la respuesta, fue así como Matrix se posicionó como la metaficción más importante de toda la historia, al dejar atrás el carácter fantástico que siempre había caracterizado a la ciencia ficción y generar una compleja reflexión sobre nuestra propia existencia en un mundo cada vez más tecnológico.

La industria cinematográfica no tardó en reaccionar ante esta impresionante respuesta, pues fueron muchas las películas que replicaron las bases narrativas y estéticas creadas por los Wachowski para la construcción de sus propias realidades, siendo La célula (2000), Paprika (2005) y A Skanner Darkly (2006) algunos de los ejemplos más inmediatos. A esto sumemos el revolucionario bullet-time, explotado hasta el cansancio tras ser inmortalizado por Neo mientras esquivaba balas enemigas. Su mejor uso fuera de la trilogía Wachowski fue en la irreverente Shrek (2001).

Lamentablemente, el legado de Matrix se vio manchado cuando la película fue señalada de haber inspirado a Eric Harris y Dylan Klebold en el asesinato de 12 alumnos durante la masacre de Columbine. Los acusadores argumentaron que el suceso ocurrió sólo un mes después del estreno, los jóvenes dejaron videos donde aparecían con ropa negra y lentes oscuros y que los altos niveles de violencia del filme pudieron influir en su comportamiento. El impacto cinematográfico en las matanzas de los Estados Unidos sigue siendo debatido desde entonces.

 

De vuelta a la Matrix

Han pasado 16 años desde que la tripulación del Nabucodonosor salvó a la humanidad de su destrucción. Podría pensarse que no quedan más historias por contar en Sion, pues como bien dijera la Pitonisa, “todo lo que tiene un principio tiene un final”. Pero los humanos son impredecibles y no hay que descartar que un nuevo Elegido regrese a la fuente para una diseminación temporal del código para su reinserción en el programa principal. O lo que es lo mismo, el rescate de la franquicia para una nueva aventura.

A inicios del 2017 se habló sobre la posibilidad. Keanu Reeves [vía] no la descartó, pero condicionó su retorno a que «las Wachowski tendrían que estar involucradas. Tendrían que escribirla y dirigirla”. Aunque aseguró que el retorno de Neo para una nueva aventura podría ser raro, consideró que “la gente muere, pero las historias no y la gente en historias tampoco”.

Su retorno fue virtualmente descartado al poco tiempo, cuando se habló de un spinoff de Morfeo protagonizado por Michael B. Jordan [vía] y que sentaría las bases de todo un universo cinematográfico [vía]. Esto no ha evitado que los rumores de un reboot sobre una séptima encarnación del Elegido –el Arquitecto aseguró que Neo fue el sexto– sigan sonando con fuerza.

Han pasado 20 años desde que las audiencias tomaron la cápsula roja para seguir al conejo blanco. Habrá que esperar para descubrir si hemos llegado al fondo de la madriguera o si ésta es más profunda de lo que pensábamos.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios