Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Megan Fox invade Toronto

Por:

13-09-2009

Posa con nuestra portada de septiembre y promueve Diabólica tentación.

 

Jennifer’s body es una película poco común para el festival de Cine de Toronto, pero que en realidad es perfecta para su presentación de medianoche. Seguramente será un éxito con el público, está película de terror ligero tiene a Megan Fox llevando a cabo todos los clichés del género, desde dárle un beso a Amanda Seifried hasta beber sangre, además de regalarnos una serie de diálogos increíblemente hilarantes y a la moda por parte de la guionista Diablo Cody. Pero no, no verán el torso desnudo de Megan. “Oh no no no no”, insiste. “Nunca he estado desnuda de la cintura para arriba en un set en mi vida y no planeo hacerlo. Es algo que quiero mantener privado. Es la única cosa que tengo que aún es privada y que es sólo mía, no le pertenece al mundo. Cuando te conviertes en una estrella, le perteneces al mundo. Es dueño de tu imagen, es del mundo para discutir y juzgar. Así que la única cosa que no me pueden quitar siempre y cuando yo la mantenga en privado, es mi cuerpo desnudo. Y es algo que quiero hacer, mantener mi cuerpo para mí. Literalmente es lo único que tengo que sólo es mío.

En inglés:

JENNIFER’s BODY is an unlikely film to be screening at the Toronto Film Festival, but its actually perfect for its midnight screening slot. Sure to be a crowd pleaser, this lightweight horror thriller has Megan Fox running the gamut from locking lips with Amanda Seifried to doing some campy blood-sucking, al the while delivering some deliciously hip and hilarious dialogue from screenwriter Diablo Cody. But you won’t be seeing Megan’s breasts bared anytime soon. “Oh no no no no,” insists. “I’ve never been topless on a set ever in my life and I don’t plan to be. It’s something I want to keep private. It’s the only thing I have that is still private and that is still mine, it doesn’t belong to the world. When you cross over into being a celebrity, the world owns you. They own your image, it’s theirs to discuss and judge. And so the one thing no one can take from me as long as I keep it private, is my nude body. And that’s something that I want to do, keep my actual physical body to myself. It’s literally all I have left that is my own.

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Notas relacionadas

Comentarios