Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #106 – Guillermo del último Jedi

El cine de Guillermo del Toro.

Diciembre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Lo mejor y lo peor de Liga de la Justicia

Por:

20-11-2017
Liga de la Justicia

Liga de la Justicia representa la culminación de un sueño para los aficionados a los comics, ¿pero valió la pena la espera?

Parecía que la adaptación de Liga de la Justicia nunca llegaría. Después de todo, hubo un tiempo en que Warner y DC ignoraron cualquier posibilidad de una franquicia conjunta para enfocarse en proyectos aislados que ofrecieron todo tipo de resultados.

Pero el sueño de todo amante de los cómics se ha cumplido y hoy Liga de la Justicia es una realidad. ¿Valió la pena la espera?

Cada uno tiene su propia respuesta. Pero si todavía no se deciden, les presentamos nuestro recuento con lo mejor y lo peor de Liga de la Justicia. Desde ahora les adelantamos que nuestra lista incluye errores perfectamente corregibles y aciertos que nos permiten soñar con un DCEU que finalmente ha encontrado el rumbo hacia la grandeza.

Esperamos que así sea, pues personajes como Superman, Batman y Mujer Maravilla lo merecen.

ADVERTENCIA: esta lista incluye spoilers de Liga de la Justicia

Lo bueno: (Casi) todo el equipo
(Vía)
Henry Cavill y Gal Gadot ya habían realizado un buen trabajo como Superman y Mujer Maravilla, y todos esperábamos que ambos mantuvieran el nivel para Liga de la Justicia. Sobra decir que los dos cumplieron con creces. Las verdaderas incógnitas radicaban en los debutantes Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher, pues sus brevísimas apariciones en El origen de la justicia resultaban insuficientes para ofrecer un veredicto concreto. Sin embargo, la tercia realizó un buen trabajo que les permitió superar los respectivos desafíos de sus personajes: Aquaman dejó atrás los estigmas del cómic para ser un guerrero verdaderamente feroz; el Flash cinematográfico silenció a todos los que imploraban la presencia del velocista televisivo; finalmente Cyborg demostró su valía ante quienes lo acusaron de usurpar un lugar que por derecho correspondía a Linterna Verde o Martian Manhunter. El quinteto brilló y su buena química nos hizo soñar con un equipo de ensueño que aún tiene un largo y muy prometedor camino por recorrer. Después de todo, estamos hablando de algunos de los superhéroes más importantes en la historia del cómic.
Lo malo: Batffleck
(Vía)
Muchos criticaron la elección de Ben Affleck como Batman, pero otros defendieron su inclusión en la franquicia. Después de todo, parecía lógico pensar que los errores del pasado –cof, cof, Daredevil– habían quedado muy lejos tras participar en algunas de las películas más aclamadas de los últimos años. El actor hizo todo lo posible por justificar su inclusión en Batman v Superman, pero pareciera que las malas críticas de la película terminaron por desmoronarlo. Y los resultados son palpables en La Liga de la Justicia. Un Batman apático, desganado y que luce como el eslabón más débil del crossover. Sabemos que es el único elemento del equipo sin superpoderes, ¿pero cuándo le ha detenido esto en el cómic y otras películas? Ignoramos si Warner y DC están contemplando un recast, pero lo cierto es que el murciélago requiere cambios de manera desesperada. Después de todo, el héroe protagonizará su franquicia individual, continuará colaborando con la Liga de la Justicia y sentará las bases del universo gótico que seguirá expandiéndose con películas como Batgirl, Nightwing y Gotham City Sirens.
Lo bueno: Las secuencias de acción
(Vía)
Uno de los principales problemas de las películas de DCEU dirigidas por Zack Snyder eran sus secuencias de acción, pues en sus intentos por agregar intensidad, terminaba ofreciendo momentos verdaderamente caóticos. No sabemos si el cineasta aprendió de sus errores tras las críticas recibidas en El hombre de acero y El origen de la justicia, o si Joss Whedon nos salvó de nuevas catástrofes, pero al menos Liga de la Justicia tuvo batallas bien construidas y que realmente nos permitieron disfrutar de este universo integrado por algunos de los más grandes héroes en toda la historia del cómic. No nos referimos sólo al enfrentamiento climático, sino también a los encuentros de Steppenwolf contra los atlántidos y muy especialmente contra las amazonas. Todavía hay margen para mejorar, pero los primeros pasos ya se han dado.
Lo peor: Un encuentro precipitado
(Vía)
Los aficionados soñaron por años con una adaptación de Liga de la Justicia que explorara las aventuras del máximo equipo de superhéroes de todos los tiempos. Pero cuando ésta finalmente llegó, dejó algunas sensaciones tan agridulces que algunos habrían preferido esperar un poco más para garantizar mayor solidez en el proyecto.Esto no significa que la adaptación sea mala, pero definitivamente pudo ser mejor. Y es que el estudio parecía tan ansioso por concretar su encuentro y emparejarse en la carrera con la competencia que sacrificó detalles fundamentales como el buen desarrollo de sus personajes, su historia y sus villanos. El resultado es una película divertida, espectacular, pero que se queda corta para la perfección que merecía. Después de todo, estamos hablando de un crossover entre los máximos superhéroes en la historia del cómic.
Lo mejor: Cameos, easter eggs y referencias
(Vía)
Aquellos amantes al trabajo de DC –ya sean comics, películas o series animadas– seguramente disfrutaron con una Liga de la Justicia que incluyó casi una treintena de cameos, easter eggs y referencias. Unos fueron sutiles, otros resultaron evidentes, pero todos fueron disfrutables por su atinada incorporación en la historia. ¡Y los hubo de todo tipo! El sonado cameo de Marc McClure –mejor conocido como el Jimmy Olsen de Superman–, la emocionante aparición de los Linterna Verde, referencias a personajes como Gorilla Grodd, Captain Cold, Black Mask e incluso los pingüinos explosivos de Oswald Cobblepot –y cuya mención ya genera debate sobre si el Batman de Tim Burton es parte del DCEU–; los temas de Batman y Superman; la carrera entre el kryptoniano y Flash, y muchos, muchos más. Pero nuestro homenaje favorito llegó con la fecha de estreno del proyecto y es que el 17 de noviembre forma parte fundamental en la historia de DC Comics. El 17 de noviembre de 1992 la casa editorial sorprendió al mundo con La muerte de Superman, que marcó la más trágica victoria para el máximo superhéroe de todos los tiempos. Unos años después, el 17 de noviembre del 2001 para ser más exactos, marcó el estreno de Justice League, popular serie animada que exploró las máximas aventuras del equipo. Ahora la casa editorial retoma esta fecha para la primera gran adaptación de Liga de la Justicia, que ya forma parte fundamental de esta ‘era de héroes’ en que vivimos.
Lo peor: Steppenwolf
(Vía)
Las alianzas entre superhéroes son espectaculares, pero requieren de una buena justificación. En el caso de Liga de la Justicia, los impresos clásicos están plagados de orígenes inconsistentes, por lo que nadie se sorprendió cuando el estudio tomó lo hecho por The New 52 como fuente de inspiración. En esta historia Darkseid, invade la Tierra en busca de las Cajas Madre, pero la producción prefirió reservar a su máximo villano para futuros encuentros. Su lugar en la adaptación fue ocupado por Steppenwolf, un digno oponente cuyas cualidades le convirtieron en el comandante de los ejércitos de Apokolips. La decisión resultó coherente para una franquicia en expansión, pero el mal desarrollo del personaje le convirtió en uno de los puntos más débiles de la trama. Y es que al no ser un villano realmente popular, Steppenwolf requería un mejor tratamiento para todos aquellos que no están familiarizados con sus cualidades. Por si esto no fuera suficiente, el invasor que sólo pudo ser derrotado por los esfuerzos conjuntos de los grandes guerreros de antaño y que incluso supera con facilidad a nuestra Liga de la Justicia, es derrotado en cuestión de segundos por el resucitado Superman. Sabemos que el kryptoniano es el miembro más poderoso de este equipo, pero nos habría gustado disfrutar de una verdadera alianza para superar esta amenaza. Y finalmente tenemos un evidente CGI que resultó un distractor importante en casi todas sus secuencias. De hecho, esto último fue un error recurrente en buena parte de la película.
Lo peor: Un giro predecible
(Vía)
No se necesitaba ser un aficionado de los comics para saber que Superman regresaría a la vida en Liga de la Justicia. Sin embargo, casi toda la campaña promocional de la película insistió en preservar ‘la sorpresa’ al excluir al kryptoniano de fotografías, posters y avances. Por si esto no fuera suficiente, Liga de la Justicia mantuvo esta tendencia y dedicó un tiempo considerable al retorno de un personaje que siempre supimos estaría presente en nuestra historia y cuyos minutos bien pudieron emplearse en el mejor desarrollo de algunos héroes.
Lo mejor: Humor y obscuridad
(Vía)
Uno de los principales aciertos de Liga de la Justicia es su atinada mezcla de elementos que nos permiten reír y sufrir por igual. Y es que por un lado, resulta imposible no sonreír con la buena química del equipo y muy especialmente con las ocurrencias de nuestro nuevo Barry Allen. Pero esto no significa que la película carezca de momentos obscuros y que nos hagan temer por la integridad de nuestros héroes. Los Parademons lucen temibles durante sus primeras apariciones, la ancestral batalla contra Steppenwolf es brutal y la fragmentación de Cyborg es sencillamente impresionante. Pero esto no lo es todo, pues la película también explora a profundidad el tema de la muerte y la culpa a través de Batman, Cyborg y Superman, convirtiéndolos así en personajes obscuros que deben batallar por alcanzar la luz.
Lo peor: La falta de respuestas
(Vía)
Las pesadillas de Batman y el viaje temporal de Flafsh generaron toda clase de especulaciones entre los aficionados, pero casi todos concluían que las respuestas llegarían con Liga de la Justicia. Sin embargo, la producción pareció olvidarse por completo de estas secuencias que seguirán dando mucho de qué hablar por un buen rato. Ahora no sabemos si Bruce Wayne tiene capacidades premonitorias, si Superman se tornará malvado en algún punto de la historia, ni las razones por las que Barry Allen decidió visitar a su encapotado aliado. La buena noticia es que las respuestas todavía pueden llegar en algún punto de la historia: ya sea con la nueva invasión de Apokolips o con el controvertido Flashpoint. ¡Esperemos no sea demasiado tarde cuando esto suceda!
Lo mejor: El prometedor futuro del DC Extended Universe
(Vía)
Liga de la Justicia no es perfecta, pero el DC Extended Universe aún puede serlo. Al menos eso sueñan los aficionados tras un buen crossover que promete guiarnos hacia filmes individuales memorables y crecientes alianzas ante el surgimiento de nuevos desafíos. Y es que en el papel, siempre supimos que Liga de la Justicia sería un preámbulo hacia el encuentro con Darkseid, pero ahora sabemos que el equipo deberá enfrentar otras amenazas antes de cruzar camino con el Jefe del Lado Oscuro. Aquellos que disfrutaron de la escena post-créditos saben a qué nos referimos: una temible alianza encabezada por Lex Luthor y que podría abrir el camino hacia la Sociedad Secreta o la Liga de la Injusticia. Después de todo, algunos de los grandes villanos de DC Comics debutarán en esta segunda etapa de la franquicia, por lo que su inclusión en el grupo parece sólo cuestión de tiempo. Aún queda un largo camino por recorrer, pero parece que el DCEU finalmente empieza a tener una planeación adecuada que podría poner las cosas muy interesantes.
mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

Comentarios