Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #205 – Ya viene Star Wars

Ya casi regresa Star Wars.

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Mejores duplas de actores en la historia del cine

Por:

19-11-2019
Duplas De Niro Pacino The Irishman

De los grandes romances a las auténticas hermandades, estas duplas de actores son responsables de algunos de los mayores clásicos de todos los tiempos.

La historia del cine nos ha dado grandes actuaciones individuales a través de los tiempos. Sin embargo, existen personajes tan complejos que su adecuada construcción no requiere uno, sino dos actores que se complementen en pantalla. Es así como nacen las grandes duplas del celuloide.

Muchas nos han conquistado, pero algunas brillaron tanto que terminaron repitiéndose en una o varias ocasiones, sobra decirlo, siempre con estupendos resultados. Recordamos algunas de las duplas actorales más importantes de todos los tiempos, no tanto por la cantidad de colaboraciones, sino por la manera en que sus encuentros impactaban en el público. 

Mención especial: Geena Davis / Susan Sarandon
(Vía)
Geena Davis y Susan Sarandon sólo necesitaron una colaboración para convertirse en la dupla femenina más importante del cine. Se trata de Thelma & Louise (1991), sobre dos amigas cuyo viaje vacacional se ve interrumpido por un acto criminal en defensa propia, lo que detona una intensa persecución que las hará llegar hasta las últimas consecuencias. Dos víctimas que lejos de aceptar el veredicto de una sociedad misógina, emprenden la ruta al empoderamiento, olvidándose así de los viejos arquetipos que han definido su género, pero sin perder sus nobles personalidades, dando así una de las amistades más memorables de la ficción. Ambas fueron nominadas a Mejor actriz por la misma película, siendo la quinta ocasión que sucedía en la historia, pero la primera con dos personajes que siempre lucen como iguales en su relación.
Mención especial: Faye Dunaway / Warren Beatty
(Vía)
La historia criminal de los Estados Unidos ha dado grandes figuras, pero pocas tan celebradas como Bonnie Elizabeth Parker y Clyde Chestnut Barrow, pero conocidos simplemente como Bonnie y Clyde. Sus atracos durante la Gran Depresión les convirtieron en un símbolo de esperanza y en una auténtica leyenda que ha sido adaptada en numerosas ocasiones, siendo Faye Dunaway y Warren Beatty sus más grandes exponentes, al capturar de manera magistral el que sigue siendo considerado el romance más violento de América. No volvieron a compartir créditos en su carrera, pero su brillante labor les inmortalizó entre las duplas histriónicas más destacadas de toda la historia. La Academia quiso rescatar este legado en el Oscar 2017, pero sus esfuerzos resultaron en la equivocación más garrafal en toda la historia de la ceremonia. Los aficionados de La La Land (2016) saben a qué nos referimos…
Richard Pryor / Gene Wilder
(Vía)
Una de las duplas cómicas más famosas de los 70 y 80. Su alianza debió comenzar en 1974 con Locura en el oeste, pero no fue posible porque el estudio se negó al casting de Pryor por sus problemas de drogadicción, por lo que su crédito en el proyecto se limita al guion. No pasó mucho tiempo para que el sueño se concretara con El expreso de Chicago (1976), que marcó la primera de cuatro trabajos conjuntos, caracterizados siempre por la buena química, la simpatía y la facilidad para la improvisación sin perder la línea argumental. A pesar de las incontables sonrisas generadas, siempre ha quedado la sensación de que la mancuerna pudo funcionar aún mejor de no ser por las adicciones del afroamericano que aquejaron algunos rodajes y porque su unión pudo ser más longeva de no ser por la esclerosis múltiple que deterioró gravemente su salud, obligándole así a un retiro demasiado prematuro.
Kate Winslet / Leonardo DiCaprio
(Vía)
Si James Cameron logró convertirse en el Rey del Mundo se lo debe en buena parte a Kate Winslet y Leonardo DiCaprio, cuyo talento y buena química les convirtió en el último gran romance cinematográfico del siglo XX con Titanic (1997). La buena relación no se quedó en las pantallas, sino que trascendió fuera de sus fronteras, con ambos actores convertidos en grandes amigos, ascendidos entre los grandes referentes histriónicos de su generación e incluso aquejados por dificultades similares para hacerse con su primer Premio de la Academia a pesar de sus múltiples nominaciones. Tuvieron que pasar más de diez años, pero el reencuentro finalmente llegó con Sólo un sueño (2008), que emocionó por la reunión, pero de la mano de una una historia que dejó atrás los amores idealizados para centrarse en los tormentos de la monotonía. No descartemos la posibilidad de una nueva colaboración, que de nueva cuenta nos permita disfrutar las enormes cualidades de estos grandes del cine.
Kirk Douglas / Burt Lancaster
(Vía)
Muchas duplas histriónicas funcionan gracias a la repetición de fórmulas que agradan al público. No fue el caso de Kirk Douglas y Burt Lancaster, quienes compartieron créditos en siete ocasiones, pero siempre en proyectos muy diferentes que iban del noir (I Walk Alone, 1947) al western (Duelo de titanes, 1957) y pasando por el thriller (La lista de Adrian Messenger, 1963). Esto hizo que su buena química en pantalla no siempre fuera palpable y que su legado conjunto se perdiera con el paso de los años, al grado que hoy pocos recuerdan una de las mancuernas más brillantes en toda la historia del cine, pero también una de las más peculiares. Esto porque su impacto nunca se apoyó en la comunión de sus personajes, sino en sus talentos complementarios que siempre apuntaron a la grandeza y que dieron algunas de las películas más destacadas de su época.
Jack Lemmon / Walter Matthau
(Vía)
Jack Lemmon logró convertirse en uno de los grandes referentes del cine fue por su talento y su carismática personalidad, pero también la buena química lograda con los distintos coprotagonistas que le acompañaron a lo largo de su carrera, entre los que destacan Shirley MacLaine, Tony Curtis y Jack Gilford. Ninguna de estas colaboraciones fue tan celebrada como la que estableció con Walter Matthau. Compartieron créditos en diez ocasiones por más de 30 años y con toda clase de proyectos: desde la simpática Por dinero, casi todo (1966) hasta la multilaureada JFK (1991), sin olvidarnos de Dos viejos gruñones (1995). Su éxito va más allá de los clichés del bromance y suele atribuirse a una amistad tan longeva que rayó por los límites de la hermandad, lo que permitió capturar los altibajos de una relación con gran naturalidad.
Woody Allen / Diane Keaton
(Vía)
Han pasado más de 25 años de la última colaboración entre Woody Allen y Diane Keaton, pero aún es imposible imaginar al uno sin el otro. Su efímera relación sentimental de apenas unos meses no les impidió colaborar juntos en ocho ocasiones, siete bajo la dirección del propio Allen, dos de las cuales figuran entre sus mayores logros: Annie Hall (1977) y Manhattan (1979). Esto se debió a que, más allá del rompimiento, el creativo nunca pudo evitar sentir una gran fascinación por la actriz, a quien convirtió en la mayor fuente de inspiración de toda su carrera. O como explicara Keaton a The New York Times, “me quejaba constantemente sobre distintas cosas y tenía baja el autoestima y tendía a llorar y preocuparme sobre por qué no era lo suficientemente buena y él lo tomó”. A pesar de los grandes personajes femeninos que han caracterizado su obra desde entonces, ninguno se ha acercado a la grandeza lograda en colaboración con su eterna coprotagonista.
Katharine Hepburn / Spencer Tracy
(Vía)
Son muchas las parejas mixtas cuya buena química en pantalla les ha llevado a reencontrarse en numerosas películas, pero difícilmente volveremos a ver una tan mítica como la integrada por Katharine Hepburn y Spencer Tracy. Colaboraron en nueve películas, moldearon la comedia romántica con historias centradas en la batalla de los sexos y se dieron el tiempo para revolucionar la industria con ¿Sabes quién viene a cenar? (1967) donde interpretan a dos padres aquejados porque su hija planea casarse con un afroamericano. La eterna pareja cinematográfica alcanzó niveles legendarios con un romance fuera de la pantalla que presuntamente duró más de 25 años, pero que nunca pudo concretarse del todo porque el actor nunca se divorció de su esposa, lo que no impidió que la actriz cuidara de él durante sus últimos días de vida. Aunque sus respectivos talentos les permitieron brillar de manera individual en numerosas ocasiones, casi resulta difícil imaginarlos el uno sin el otro.
Robert De Niro / Joe Pesci
(Vía)
Robert De Niro es uno de los mayores referentes del cine criminal, pero lo cierto es que buena parte de este éxito se debe a la estupenda mancuerna establecida con Joe Pesci, un secundario de lujo cuyo talento e intensidad lo convirtieron en uno de los pocos capaces de estar a la altura de su eterno compañero. Han compartido créditos en siete ocasiones, destacando que cuatro de ellas han sido bajo el mando de Martin Scorsese, en una alianza que ha resultado en algunos de los grandes clásicos del subgénero y que recientemente se reencontró para la celebrada The Irishman (2019). No menos memorable fue su colaboración bajo las órdenes de Sergio Leone en la mítica Érase una vez en América (1984), que además pasó a la historia como la última película de Sergio Leone. Sin embargo, hay quienes consideran que sus encuentros más emotivos fueron Una historia del Bronx (1993) y El buen pastor (2006), las únicas dos películas dirigidas por De Niro y en las que recurrió a Pesci como uno de sus hombres de confianza.
Elizabeth Taylor / Richard Burton
(Vía)
El enorme talento de Elizabeth Taylor le permitió acaparar la atención en cada una de sus películas, pero aun así es difícil imaginar algunos de sus mayores éxitos sin la colaboración de Richard Burton. La relación entre ambos fue sumamente peculiar dentro y fuera de la pantalla: su primer trabajo juntos fue en Cleopatra (1963), donde además comenzaron una relación extramarital que nunca fue bien vista por el público. Indiferentes a las opiniones de los demás, se casaron al año siguiente, se divorciaron una década después, se reconciliaron y contrajeron nupcias nuevamente a los pocos meses, para luego terminar definitivamente. Durante este tiempo compartieron créditos en once producciones como Doctor Fausto (1967) y La fierecilla domada (1967). Ninguno tan impactante como ¿Quién teme a Virginia Woolf?, que dirigido por Mike Nichols e inspirado en la obra teatral de Ernest Lehman es considerado uno de los mayores duelos actorales en toda la historia.
Al Pacino / Robert De Niro
(Vía)
Quizá los mayores exponentes de la magia cinematográfica, una posición de honor que alcanzaron al compartir créditos, más nunca escenas, en El padrino. El primero encarnó a Michael Corleone a lo largo de toda la trilogía; el segundo al joven Vito Corleone en la segunda entrega (1975); ambos consiguieron el estatus de leyendas cinematográficas con sus respectivas interpretaciones. Tuvieron que pasar veinte años para que ambos titanes se reencontraran con Fuego contra fuego (1995), en la que dan vida a un policía y un criminal en una intensa persecución que la posicionó entre los grandes thrillers de todos los tiempos. Parecía que su última colaboración sería con la poco celebrada Frente a frente (2008), pero Martin Scorsese y Netflix opinaron lo contrario y nos dieron un nuevo reencuentro en The Irishman (2019), una despedida simbólica del viejo gánster cinematográfico y un clásico instantáneo destinado a brillar por generaciones.
Paul Newman / Robert Redford
(Vía)
Butch Cassidy (1969) y El golpe (1973) figuran entre los grandes clásicos de todos los tiempos, una etiqueta que se debe en buena parte a la mítica dupla protagonista integrada por Paul Newman y Robert Redford. La situación fue distinta al momento de ambos estrenos, pues si bien el primero ya era una leyenda para entonces, el segundo era una promesa que aspiraba a colocarse entre los grandes de la industria. Una curiosa ironía si consideramos que ambas cintas abordan el tema del paso generacional, con los personajes de Newman como mentores que transmiten toda clase de enseñanzas a los inexpertos jóvenes encarnados por Redford. Las premisas se cumplieron, con ambos actores ubicando un lugar de honor entre los grandes de la cinematografía mundial.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios