Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Listas

El legado de los monstruos clásicos de Universal

16-03-2021, 9:17:00 AM Por:
El legado de los monstruos clásicos de Universal

La época dorada del cine de terror de Universal, desde El hombre lobo hasta La momia.

Los monstruos clásicos de Universal fueron determinantes para el éxito del género, pues en su momento recurrieron a toda clase de mitos, leyendas y obras literarias para explorar diferentes historias que involucraban algunas de las criaturas más importantes de todos los tiempos.

Aunque hoy es difícil considerar a todos los monstruos de Universal aterradores, estos personajes siguen despertando nuestra imaginación y son inspiración de numerosos largometrajes que pretenden rescatar su mitología. Si no nos creen, sólo basta recordar los más recientes saltos al cine de toda clase de vampiros, momias y hombres lobo, entre muchos otros seres.

El terror es uno de los géneros cinematográficos más importantes en la historia del cine, pues ha permitido al público explorar toda clase de emociones aterradoras a través del miedo, las cuales se manifiestan ante la presencia de lo fantástico, desconocido y sobrenatural.

Recordamos a los monstruos de Universal que hicieron historia en Hollywood y cuyas leyendas todavía nos hacen estremecernos en las noches de luna llena. ¿Cuál es su favorito?

Nota: La siguiente lista está en orden cronológico.

El jorobado de Notre Dame (Dir. Wallace Worsley, 1923)

El jorobado de Notre Dame está inspirado en la novela homónima de Victor Hugo y reproduce con gran fidelidad la mayor parte del texto, incluyendo la sordera de Quasimodo por su trabajo en el campanario de Catedral.

El dato:

Aunque muchos pueden alegar que El jorobado de Notre Dame dista mucho de ser una historia de horror, Quasimodo es considerado el primero de los monstruos de Universal por su evidente deformidad, la repulsión provocada a lo largo de su historia –dentro y fuera de ella– y por el excelso trabajo de maquillaje portado por Lon Chaney, el cual hizo pensar a muchos que en realidad se trataba de un jorobado.

Para interpretar a Quasimodo Lon Chaney tuvo que utilizar una incómoda joroba que pesaba entre 4.5 y 7 kilos. Sin embargo esto no fue lo peor del rodaje, ya que el histrión tenía que utilizar un aparato que mantuviera unidas sus piernas para simular el caminar extraño del jorobado, tecnología que lesionaría sus extremidades provocándole un importante dolor por el resto de su vida. Curiosamente esta dolorosa caracterización sería creada por el propio Lon Chaney.

Aunque sobra decir que se trata de un clásico dentro del género, gran parte de las copias originales fueron destruidas y su conservación sólo ha sido posible por algunas copias de 16 mm. Lamentablemente existen escenas que no han podido ser recuperadas.

El fantasma de la ópera (Dir. Rupert Julian, 1925)

monstruos clásicos Universal

Inspirada en la novela de Gaston Leroux, El fantasma de la ópera es considerada como la adaptación más fiel dentro de los monstruos clásicos de Universal. Sin embargo el filme incluye numerosos cambios en la historia del personaje que da vida a la obra, siendo el desenlace –es asesinado por una turba enfurecida arrojado al Sena– el más importante. Esto se debió a que el desenlace original –el fantasma deja que Christine se marche con Raoul, provocando la muerte del monstruo a consecuencia de un corazón roto– fue muy mal recibido en funciones previas al estreno, obligando a la producción a pensar en un cierre más climático. ¿Con cuál se quedan?

El dato:

Tras el impresionante éxito de El jorobado de Notre Dame, Universal dio absoluta libertad a Lon Chaney para dar vida al nuevo monstruo. Siguiendo fielmente la descripción de la novela de Gaston Leroux en el que se describe al personaje como una calavera, Chaney maquilló sus ojos de negro para dar profundidad a su mirada, jaló la punta de su nariz hacia arriba con un gancho colocado en las fosas nasales y se colocó una monstruosa dentadura en la boca. A la fecha el maquillaje de Lon Chaney como el fantasma es calificado como el más fiel de todos los tiempos e incluso las historias cuentan que algunos sectores del público se desmayaron cuando vieron su rostro por primera vez.

Vale la pena destacar que ésta fue la última cinta de monstruos clásicos de Universal protagonizada por Lon Chaney, ya que al poco tiempo firmó un contrato con Metro-Goldwyn-Mayer. Sin embargo su monstruoso legado continuaría a través de su hijo Lon Chaney Jr.

Drácula (Dir. Tod Browning, 1931)

monstruos clásicos Universal

La cinta está basada en el clásico homónimo de Bram Stoker y aunque muchos la consideran el mejor clásico de horror de los monstruos Universal, lo cierto es que tiene numerosas diferencias en comparación con su versión impresa. Esto se debe a que los arcos de algunos personajes fueron modificados para el largometraje, aunque sus respectivas naturalezas se mantienen sumamente fieles. A esto agreguemos que la base de la historia fue respetada, así como la astucia y valentía del legendario Van Helsing.

Mención aparte para la brillante interpretación de Bela Lugosi como Drácula, quien se mantiene como la versión definitiva del vampiro a más de 80 años del estreno del filme.

El dato:

Aunque Bela Lugosi es y siempre será recordado por su encarnación de Drácula, el actor nunca fue el primer candidato para interpretar al vampiro, sino que irónicamente fue una de las últimas opciones de la producción. Esto se debe a que el productor Carl Laemmle Jr. anhelaba ver a Lon Chaney de regreso con Universal para interpretar este nuevo monstruo.

Lamentablemente esto resultó imposible porque Chaney fue diagnosticado con cáncer de garganta en 1928 y murió en 1930. Por si esto fuera poco, la Gran Depresión provocó que el estudio cortara drásticamente los presupuestos en sus producciones, por lo que Laemmle Jr. se vio obligado a buscar actores más económicos.

Algunos de los candidatos fueron Paul Muni (Scarface), John Wray (Sin novedad en el frente) y Arthur Edmund Carewe (El fantasma de la ópera), pero al final la producción se inclinó por Lugosi. Hoy es imposible imaginar a alguien más en el papel.

Frankenstein (Dir. James Whale, 1931)

monstruos clásicos Universal

Frankenstein está inspirada en la novela homónima de Mary Shelley, publicada por primera vez en 1819 y causante de una gran polémica entre los lectores por su trama «absurda». Al igual que muchos clásicos, el tiempo ha dado justicia a la obra, convirtiéndola en un referente inmediato del terror y la ciencia ficción.

A pesar de esto, la adaptación de 1931 tiene notables diferencias con la obra original: el ayudante Fritz no existe, todos los experimentos son creados en secreto, la criatura escapa sin que su creador alerte a nadie y muy especialmente el trágico desenlace.

El dato:

Aunque las cintas clásicas de monstruos de Universal fueron llevadas al cine con gran cuidado para evitar la censura, la naturaleza de algunos personajes representó un duro reto para el estudio. Frankenstein es un claro ejemplo de ello, pues la cinta sufrió toda clase de censuras en los años siguientes a su estreno.

El ejemplo más evidente es la secuencia donde el monstruo ahoga a una niña en un lago, la cual fue retirada por años, provocando que el público tuviera que asumir cómo fue el deceso de la pequeña. Asimismo, el momento en que Frankenstein se compara con Dios fue censurado, cubriendo su diálogo con un poderosísimo trueno.

Las escenas censuradas fueron mostradas nuevamente en 1986, mientras que la comparación con Dios fue corregida hasta 1999.

La momia (Dir. Karl Freund, 1932)

monstruos clásicos Universal

A diferencia de las cintas previas, La momia fue el primer monstruo de Universal que careció de un texto original en el cual inspirarse, ya que la idea surgió a partir de la apertura de la tumba de Tutankamón en 1922, la cual desató una serie de aparentes maldiciones en varios de sus descubridores. Para solucionar el problema, la producción decidió basarse en Drácula de Bram Stoker para desarrollar la historia, lo cual explica la presencia de un monstruo que pretende pasar desapercibido en la sociedad actual.

El dato:

Tras la fama adquirida por su interpretación del monstruo Frankenstein, Universal no sólo ofreció este nuevo monstruo a Boris Karloff, sino que decidió basar gran parte de la publicidad en su persona.

Uno de los mayores retos del rodaje fue el complejo maquillaje utilizado por Karloff al inicio del filme, el cual estaba basado en imágenes de Ramses III y tomaba 8 horas para colocarse y 2 más para removerse.

Afortunadamente para el actor, el maquillaje utilizado en casi todo el filme fue mucho menos complejo y requería menos tiempo para su colocación.

El hombre invisible (Dir. James Whale, 1933)

monstruos clásicos Universal

A diferencia de otras cintas de monstruos de Universal, la producción hizo un gran esfuerzo por mantenerse apegada a la obra homónima de H.G. Wells. Aunque gran parte de la historia es respetada y la cinta fue un éxito entre los aficionados, el autor manifestó que el filme tiene una grave falla: «tomó a su brillante científico y lo convirtió en un lunático».

El dato:

Tras el éxito de Frankenstein y La momia, Universal anhelaba que el hombre invisible fuera interpretado por Boris Karloff. Sin embargo, el actor se negó porque únicamente aparecería al final del filme y la producción pretendía pagarle menos por esto. Al final el estudio se inclinó por Claude Rains por su voz intelectual, perfecta para dar vida a un científico que ha perdido el control.

El hombre lobo de Londres (Dir. Stuart Walker, 1935)

monstruos clásicos Universal

Aunque El hombre lobo de Londres es una historia original, el filme recibió numerosas críticas por sus semejanzas con la adaptación de Dr Jekyll & Mr. Hyde. Esto se debe a que el filme no sólo tiene similitudes en la historia, sino también en el vestuario de los personajes. Como prueba, una de las transformaciones muestra a Glendon vistiendo un elegante atuendo compuesto por abrigo, sombrero y bufanda.

El dato:

La cinta pasó con más penas que glorias por las salas de cine y el tiempo se encargaría de opacarla todavía más tras el estreno de El hombre lobo de Lon Chaney Jr. Eso sí, nadie podrá quitarle la gloria de ser el primer largometraje que cuenta con la aparición de un licántropo.

La novia de Frankenstein (Dir. James Whale, 1935)

Aunque La novia de Frankenstein es la primera secuela del monstruo, su guión incluye numerosos elementos de la obra de Mary Shelley que fueron omitidos en Frankenstein. Un claro ejemplo de ello es el monstruo femenino que es anhelado por la criatura en el impreso, pero nunca es construido por el creador. Asimismo la secuela nos permite ver un ser que anhela integrarse a la sociedad –al igual que el libro, el monstruo aprovecha la ceguera de un hombre para acercarse sin ser rechazado–, pero eventualmente termina aterrando a todos a su alrededor.

Mención aparte a Elsa Lanchester, quien además de interpretar a la novia, también da vida a una Mary Shelley deseosa de continuar su obra.

El dato:

Al igual que su predecesora, La novia de Frankenstein sufrió toda clase de censuras y críticas al poco tiempo de su estreno: las referencias a Dios fueron criticadas nuevamente –el monstruo aparece virtualmente crucificado en una secuencia–, el Dr. Pretorius fue calificado de homosexual, las miradas de Frankenstein al cuerpo inanimado de la novia fueron consideradas una forma de necrofilia y el escote de Elsa Lanchaster en su interpretación de Mary Shelley fue considerado demasiado atrevido.

El hombre lobo (Dir. George Waggner, 1941)

monstruos clásicos Universal

Aunque muchos piensan que El hombre lobo está basada en la leyenda narrada en forma poética a lo largo del filme, la cual es recordado en gran parte de las secuelas que involucran al monstruo, lo cierto es que El hombre lobo es una historia original y esa breve prosa fue creada específicamente para este largometraje.

Contrario a lo que muchos pudieran imaginar, la historia está basada en las experiencias del guionista Curt Siodmak en la Alemania Nazi, quien demostró la manera en que un hombre bueno puede convertirse en un violento animal.

Lo más curioso es que gran parte de la mitología que conocemos sobre los hombres lobo –incluyendo la conversión por ataques y la muerte por plata– fue creado por esta película.

El dato:

El maquillaje utilizado por Lon Chaney Jr. en El hombre lobo originalmente fue diseñado para Henry Hull en El hombre lobo de Londres, pero el histrión se negó a portarlo porque era sumamente incómodo. El caso de Lon Chaney Jr. –hijo del actor que protagonizara El fantasma de la ópera– fue completamente diferente, pues aceptó humildemente el incómodo maquillaje y las innumerables molestias durante el rodaje del filme original y sus secuelas.

Vale la pena destacar que Lon Chaney Jr. fue el único actor que interpretó al hombre lobo clásico en cada una de sus apariciones, describiéndolo como “su bebé”. Lamentablemente su maquillaje tuvo que sufrir algunos cambios dramáticos durante la Segunda Guerra Mundial, ya que el pelo de yak utilizado para crear al monstruo escaseó dramáticamente durante mediados y finales de los 40’s.

El monstruo de la laguna negra (Dir. Jack Arnold, 1954)

monstruos clásicos Universal

El monstruo de la laguna negra se originó en una conversación entre Gabriel Figueroa y el productor William Alland, cuando el mexicano le habló sobre un mito de una criatura humanoide que habitaba en Sudamérica. Alland tomó nota del mito y unos años más tarde recurrió a La bella y la bestia para crear la historia.

La película sería novelizada en 1977, aunque gran parte de los personajes –también la criatura– sufrirían importantes cambios en el proceso.

El dato

El filme ha servido como inspiración en el diseño de muchos otros personajes; Abe Sapien de Hellboy y Tritón de Inhumans están basados en el personaje, mientras que Aquaman ha portado una armadura con estructura similar a la criatura. Y claro, a esto sumemos el mítico hombre anfibio de La forma del agua (2018) de Guillermo del Toro.

Sin embargo la fama del monstruo va más allá de la cultura popular, ya que existe un anfibio fósil descubierto en un pantano por la paleontóloga Jenny Clack llamado Eucritta melanolimnetes, lo cual significa “el monstruo de la Laguna Negra” en griego.

También te podría interesar: Mejores monstruos en películas de Serie B

Terror universal monsters
mm Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios