Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #231 – The Lovebirdz

En este episodio del podcast de Cine PREMIERE hablamos de The Lovebirds (la nueva película de Kumail Nanjiani e Issa Rae) y de Control Z, serie recién estrenada. Además, nos acompañan Sergio Tovar Velarde y Orlando Manrique para platicarnos de su nueva serie web El fantasma de la lavadora. La pregunta de la semana: ¿Cuál […]

June 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Mejores películas anime en Netflix

Por:

01-04-2020
películas anime en Netflix

Disfruta de las grandes obras de autores como Hayao Miyazaki, Makoto Shinkai y Mamoru Hosoda.

Japón cuenta con una de las industrias más prolíficas de animación a nivel global, legándonos a través de las décadas una cuantiosa cantidad de producciones que han logrado conectar profundamente con el público en occidente. La oferta de Netflix en el campo del anime se ha ampliado con el paso del tiempo y hoy en día podemos gozar de decenas de títulos entre producciones originales y atinadas adiciones a su catálogo latinoamericano.

Con ello en mente, les presentamos una lista con algunas de las mejores películas anime disponibles en Netflix. Cabe señalar que para armar este top decidimos descartar a las cintas pertenecientes a grandes franquicias, con el objetivo de brindar espacio a aclamados largometrajes que han conquistado al público y la crítica internacional, así como títulos de culto que nunca es tarde para conocer (o revisitar).

*Nota: La siguiente lista se encuentra en orden cronológico.

El castillo de Cagliostro (Dir. Hayao Miyazaki, 1979)
(Vía)

El elegante ladrón Lupin y su compañero Jigen viajan al pequeño ducado europeo de Cagliostro. Allí ayudarán a la bella Clarice a detener al corrupto Conde Cagliostro e intentarán resolver el misterio de un tesoro oculto que data del siglo XV.

El maestro Hayao Miyazaki llevaba más de 15 años en la industria del manga y el anime, destacándose su trabajo en series como HeidiConan el niño del futuro, hasta que recibió la oportunidad de dirigir su primer largometraje: El castillo de Cagliostro, segunda película de la icónica franquicia de Lupin III, creada por Monkey Punch. El debut cinematográfico de Miyazaki no sólo dio muestras de lo que el artesano de Tokio era capaz, sino que recibió elogios inmediatos de la crítica como una obra maestra de la animación y a lo largo de los años múltiples creadores en occidente han compartido ese mismo sentir como Steven Spielberg o John Lasseter, cofundador de Pixar.

Akira (Dir. Katsuhiro Ôtomo, 1988)
(Vía)

Ambientada en la metrópolis futurista de Neo-Tokyo en un Japón post-apocalíptico, la historia sigue a Shotaro Kaneda, líder de una banda de motociclistas. Después de un accidente, su amigo de la infancia Tetsuo Shima adquiere habilidades telequinéticas que pronto lo ponen en la mira del opresivo gobierno y todo su poderío militar, pavimentando el camino para un complejo conflicto de proporciones épicas.

Únicamente el genio creativo de Katsuhiro Ôtomo fue capaz de persuadir a algunas de las marcas más importantes en Japón–como Bandai, Toho y Kodansha– de invertir un presupuesto sin precedentes en Akira. Una obra de culto a nivel narrativo y audiovisual que se convirtió en la primera de su clase en emplear diálogos pregrabados, animación sin celdas fijas con 160 mil dibujos y 327 colores, así como 2,212 planos con escenarios sumamente complejos. Hasta el día de hoy, ningún anime ha vuelto a repetir dicha osadía creativa.

Ghost in the Shell (Dir. Mamoru Oshii, 1995)
(Vía)

Año 2029. Japón está posicionada como una superpotencia tras la Tercera Guerra Mundial. En este contexto, la Mayor Motoko Kusanagi, una policía cyborg atormentada por dudas existenciales, investiga las siniestras actividades de un misteriososo hacker que comete actos de terrorismo y asesinatos sin dejar rastros.

El mangaka Masamune Shirow ya nos había regalado joyas futuristas como Appleseed y Dominion Tank Police, que contaron con sólidas versiones animadas en forma de OVA durante la década de los 80. Pero la mejor de las adaptaciones de su trabajo llegaría cuando el director Mamoru Oshii y Production I.G decidieron desarrollar un largometraje de Ghost in the Shell. El resultado es una de las obras más influyentes del género cyberpunk dentro y fuera Japón. Prueba de ello es que las Wachowski tomaron prestados numerosos elementos visuales y narrativos para desarrollar la aclamada Matrix (1999).

La chica que saltaba a través del tiempo (Dir. Mamoru Hosoda, 2006)
(Vía)

Esta cinta de romance y ciencia ficción tiene como protagonista a Makoto Konno, una estudiante de preparatoria que adquiere el poder de viajar en el tiempo y comienza a utilizarlo para su propio beneficio, sin percatarse que sus acciones egoístas podrían repercutir de forma negativa en su propio futuro.

Mamoru Hosoda dirigió varios episodios y películas de franquicias como Digimon y One Peace en el inicio de su carrera, lo cual abrió la posibilidad de dirigir El increíble castillo vagabundo de Studio Ghibli; pero fue despedido tras no avanzar con el concepto en las etapas iniciales de producción. Cuando todo parecía perdido, Hosoda fue encomendado para realizar una pequeña película, una adaptación libre de la novela homónima de Yasukata Tsutsui, y así nació uno de los autores más constantes y celebrados de la animación japonesa del nuevo siglo, cuyo filmes se han caracterizado por la delicadeza artesanal de sus imágenes y sus tramas repletas de humanidad.

El verano de Coo (Dir. Keiichi Hara, 2007)
(Vía)

Koichi Uehara es estudiante de cuarto grado que un día se encuentra con un bebé "Kappa" (criatura de agua perteneciente a la mitología japonesa) que ha vivido camuflado bajo tierra durante los últimos 300 años. Ambos se hacen grandes amigos y  Koichi decide ayudar a Coo a encontrar a más de los suyos.

Keiichi Hara, veterano director que había realizado la mayor parte de su carrera en la franquicia de Doraemon en los años 80 y en más de diez películas de la franquicia Crayon Shin-chan, recibió el apoyo de Shin-Ei Animation para adaptar las novelas infantiles de Masao Kogure. El verano de Coo es quizá la menos grandilocuente de las producciones mencionadas en esta lista con una historia más cálida que se adentra en el slice of life con algunos toques de drama, pero su encanto radica en explorar lo mejor y lo peor de la naturaleza humana siendo excepcionalmente empática y conmovedora.

Redline (Dir. Takeshi Koike, 2009)
(Vía)

Cada cinco años tiene lugar la competencia de automovilismo más esperada de la galaxia: Redline. Una carrera mortal que empuja a los conductores a su límite absoluto y donde no existen reglas. Pero en esta edición, una conspiración hará que la batalla por sobrevivir se todavía más compleja.

La ópera prima de Takeshi Koike tardó siete años en completarse, pues requirió de la realización de 100 mil cuadros hechos a mano. Y la espera valió cada segundo ya que la producción del estudio Madhouse (Death Note), con algunas escenas de animación clave a cargo de Gainax (Neon Genesis Evangelion), es una las cinta de carreras más plagadas de adrenalina que se han visto en la gran pantalla. La banda sonora compuesta por James Shimoji añade aún más capas de intensidad a una experiencia de por si estimulante.

Los niños que buscan voces perdidas (Dir. Makoto Shinkai, 2011)
(Vía)

Asuna es atacada por monstruo mientras escucha las extrañas melodías que emanan de un peculiar radio de cristal de su padre fallecido, pero es rescatada por Shun, un joven procedente de la dimensión paralela de Agartha. Deseando volver a reencontrarse con su nuevo amigo, la chica pedirá ayuda a su maestro para encontrar la manera de entrar en este mundo místico.

Antes de que la fama de Makoto Shinkai se disparase a niveles insospechados con your name., el realizador ya se había labrado de un nombre entre los amantes del medio con proyectos como Voces de una estrella distante (2002), Más allá de las nubes, la tierra prometida (2004) o 5 centímetros por segundo (2005). Sin embargo, uno de sus trabajos menos conocidos está disponible en Netflix: Los niños que buscan voces perdidas, también conocida como Viaje a Agartha. Su obra más ambiciosa hasta ese momento ha sido vista como su homenaje personal a Studio Ghibli y Hayao Miyazaki, a quienes Shinaki ha acreditado como parte esencial de su formación.

Los niños lobo (Dir. Mamoru Hosoda, 2012)
(Vía)
Hana se enamoró durante su juventud de un hombre lobo con quien tuvo dos hijos: Yuki y Ame, que también tienen la capacidad de convertirse en lobos. Tras la repentina muerte de su compañero, Hana decide mudarse al campo para criar a sus retoños en un entorno tranquilo, a medio camino entre la sociedad y el mundo salvaje.
Una obra maestra. Con un excepcional apartado técnico y una intensidad emocional pocas veces vista, Los niños lobo es al mismo tiempo una compleja reflexión sobre la maternidad y un entrañable relato coming of age. El largometraje significó el segundo galardón de Hosoda a Mejor película animada en el prestigioso Festival de Sitges tras ganar con La chica que viajaba a través del tiempo en 2006, así como su tercero en línea dentro de los Premios de la Academia Japonesa (incluyendo a Summer Wars de 2009, también disponible en Netflix).

 

your name. (Dir. Makoto Shinkai, 2016)
(Vía)

Mitsuha, una chica de una zona rural llamada Itomori, no está conforme con su vida rutinaria de provincia. Un día despierta en el cuerpo de un chico de la ciudad de Tokio llamado Taki, quien tiene la vida que ella siempre había anhelado.

Kimi no Na wa es sin lugar a dudas la película anime más exitosa de la década pasada. Una montaña rusa emocional que dio a conocer al gran público los elementos esenciales del trabajo de Makoto Shinkai: exploraciones fantásticas de la adolescencia, el romance y la distancia, acompañadas por una extraordinaria animación fotorrealista y un inolvidable soundtrack de la banda de J-Rock RADWIMPS. Destronó a El viaje de Chihiro (2001) como la película anime más taquillera de todos los tiempos a nivel global y Hollywood ya prepara una adaptación live action dirigida por Marc Webb (500 días con ella) y producida por J.J. Abrams (Star Wars: Los últimos Jedi).

Studio Ghibli
(Vía)

De forma individual, las producciones de Studio Ghibli podrían haber ocupado un número considerable de escaños en esta lista, así que decidimos presentarlas como una sola unidad. Netflix adquirió los derechos de distribución para Latinoamérica de 21 producciones del mítico estudio japonés por el estudio fundado en 1985 por los directores Hayao Miyazaki e Isao Takahata, así como el productor Toshio Suzuki, el cual se ha convertido en un referente de la animación a nivel global. La única excepción será La tumba de la luciérnagas (1988) por conflictos en sus derechos de distribución.

Ya pueden disfrutar en la plataforma de los siguientes filmes: Nausicaä del Valle del Viento (1984), El castillo en el cielo ​(1986), Mi vecino Totoro ​​(1988), Kiki: Entregas a domicilio ​(1989), Recuerdos del ayer ​(1991), Porco Rosso ​(1992), Puedo escuchar el mar ​(1993), La guerra de los mapaches ​(1994), Susurros del corazón​ ​(1995), La princesa Mononoke ​(1997), Mis vecinos los Yamada ​(1999), El viaje de Chihiro​ ​(2001), El regreso del Gato ​(2002), El increíble castillo vagabundo ​(2004), Cuentos de Terramar ​(2006), Ponyo y el secreto de la sirenita ​(2008), El mundo secreto de Arriety ​(2010), La colina de las amapolas​ (2011), Se levanta el viento ​​(2013), El cuento de la princesa Kaguya ​(2013) y El recuerdo de Marnie ​(2015).

Redactor de Cine PREMIERE y colaborador de Otaku-shi

Notas relacionadas

[widgetg21]

Comentarios