Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Listas

Mejores y peores películas de Star Trek

09-09-2020, 10:41:00 AM Por:
Mejores y peores películas de Star Trek

Recurrimos a todo nuestro conocimiento trekkie para brindarles las mejores y peores películas de la extensa filmografía Star Trek.

Equiparable con la saga Star Wars, el número de películas y series de TV de Star Trek es extenso, aunque no necesariamente consiguieron el mismo nivel de calidad y éxito.

Sumando Star Trek: Sin límites, ya son 13 las películas de esta franquicia y, aunque algunos aleguen que el filme de 2009 es un “borrón y cuenta nueva”, la realidad es que tanto Paramount Pictures como J.J. Abrams y los escritores de las dos últimas cintas concuerdan en que forman parte de una gran historia.

Y como ya fuimos “a donde ningún otro ha llegado antes” y lo último que vimos en pantalla grande en torno a la saga fue Star Trek: Sin límites allá por el 2016, recurrimos a toda nuestra sapiencia trekkie para mostrarles tanto las mejores como las peores películas de la saga. ¿Concordarán con nosotros?

PEOR Star Trek: La película (Dir. Robert Wise, 1979)

Ya lo dijo Sheldon Cooper en The Big Bang Theory: “No la
veas”. ¡Y conste que es un trekkie consumado! El problema del primer
filme de Viaje a las estrellas no fue el elenco, ni los efectos
visuales. Mucho menos el dos veces ganador del Óscar Robert Wise. Se
trató de algo muy simple: la historia no estaba escrita para una
película, sino para una serie de televisión.
Tras la cancelación de la serie original, Gene Roddenberry luchó por
años para convencer a Paramount Pictures de llevar su franquicia a la
pantalla grande. Tras un par de intentos, el proyecto se estancó y en su
lugar se comenzó a trabajar en Star Trek: Phase II, secuela de la
primera serie con el mismo elenco. Paramount cambió de idea al ver el
éxito de filmes como Star Wars y Encuentros cercanos del tercer tipo,
pero presionó tanto al equipo Roddenberry, que los escritores se vieron
obligados a adaptar el guión del piloto para la película. Tiene grandes
momentos y frases geek legendarias, pero lamentablemente entra en esta
lista, aunque sabemos que estamos expuestos a la ira de un gran número
de trekkies.

MEJOR Star Trek III: La búsqueda de Spock (Dir. Leonard Nimoy, 1984)

La muy esperada secuela de La ira de Khan curiosamente fue dirigida por el co-protagonista que aparece en el título. Menos brillante que la película anterior, pero más interesante que Star Trek IV: El regreso a casa (que concluye esta especie de trilogía). Luego de los desgarradores acontecimientos al final de La ira de Khan, Kirk y compañía roban el Enterprise para recuperar a un resucitado Spock en el planeta Génesis y devolverle su conciencia en su planeta natal, Vulcano.
El villano en turno es el legendario Christopher Lloyd (Volver al futuro), interpretando a Kruge, uno de los klingon más temibles. Leonard Nimoy admiró su trabajo en Taxi y le rogó que aceptara el antagónico.

PEOR Star Trek V: La última frontera (Dir. William Shatner, 1989)

Es triste reconocerlo, pero dirigir no es el fuerte de William Shatner. Tuvo una historia casi forzada donde tenemos que soportar a un sonriente medio hermano de Spock en busca de lo que él considera Dios. El rodaje experimentó muchos contratiempos, sobre todo a nivel creativo, pues originalmente Shatner quería que lo que encontrara Sybok al final fuera Satanás en lugar de Dios, a lo que Roddenberry se negó rotundamente. Por su parte, DeForest Kelley y Leonard Nimoy se negaron a que sus personajes traicionaran al capitán Kirk. ¡Ay, Shatner! Es una de las películas más débiles de la saga, aunque tiene buenos momentos entre la legendaria tríada de Kirk, McCoy y Spock.

MEJOR Star Trek: Generaciones (Dir. David Carson, 1994)

Esta es la única película con el elenco de Next Generation que entra en nuestro Top, y no porque sea la única buena, sino por tratarse de la última vez que puede verse al temerario capitán Kirk en la interpretación de William Shatner. Tras descubrir el siniestro plan de Tolian Soran (espléndidamente interpretado por Malcolm McDowell) por atraer una falla espacio temporal llamada Nexus, mediante la destrucción de millones de vidas, el capitán Jean-Luc Picard (Patrick Stewart) pide ayuda a Kirk dentro del Nexus.
Aunque el filme no es perfecto y muchos trekkies repudian esta historia al considerar que la muerte de Kirk fue injusta (William Shatner resucitaría a su personaje en una novela que escribió posteriormente) la presencia en pantalla de los dos legendarios capitanes del Enterprise luchando en equipo es una de las más memorables en la mitología de Viaje a las estrellas.

PEOR Star Trek VI: Aquél país desconocido (Dir. Nicholas Meyer, 1991)

Todo mundo creía que el regreso de Nicholas Meyer con la dirección y guión de esta secuela traería de vuelta la gloria que brindó con La ira de Khan. Pero no resultó así.
Aunque fue un filme más afortunado que La frontera final con la crítica, una historia llena de charlas diplomáticas con obvias referencias a la Guerra fría, protagonistas que lucían agotados y con pocas secuencias de acción con una conclusión bastante predecible hicieron que muchos fans quedaron desencantados. Tanto, que Paramount Pictures terminaría con esta secuela la aparición del elenco original, dando paso a The Next Generation.

MEJOR Star Trek (Dir. J.J. Abrams, 2009)

J.J. Abrams no solamente logró renovar la franquicia, sino que en alianza con Roberto Orci y Alex Kurtzman lograron un arco narrativo que podría repercutir positivamente no en una, sino muchas secuelas. No fue la primera vez que una historia de Star Trek implica viajes por el tiempo –de hecho es algo recurrente, incluyendo el increíble crossover con Doctor Who en una miniserie de cómics– pero sí justifica inteligentemente la necesaria modernización de la saga.
El romulano Nero busca venganza contra Spock, al culparlo injustamente por la destrucción de su planeta. Al perseguirlo, crean un vórtice espacio-temporal que los envía al pasado, alterando la línea de tiempo de James T. Kirk. Lo más memorable: el gran cameo de Leonard Nimoy como el viejo Spock. Lo lamentable: la ausencia de William Shatner debido a diferencias creativas con el director.

PEOR Star Trek: Insurrección (Dir. Jonathan Frakes, 1998)

Lamentablemente, el estudio creyó que la buena dirección de Jonathan Frakes en Star Trek: Primer contacto sería una constante en Insurrección, pero no fue así. Aunque la trama es buena en principio –el comandante Data se rebela a la Federación tras descubrir los intentos de una raza aliada por intervenir en la cultura y evolución del planeta Ba’ku, violando la primera directriz de la Federación de planetas– su desarrollo se torna tedioso, relleno de efectos visuales 100% digitales y dejando la sensación de que pagamos un boleto de cine por un largo episodio de la serie de TV, y no de los buenos. Patrick Stewart declararía posteriormente que lamentó que su personaje se volviera tan pasivo en esta secuela, luego de su rol heroico en Primer contacto.
Con otros filmes de ciencia ficción compitiendo ferozmente en la misma época, la saga de Star Trek en el cine se vio gravemente amenazada con esta secuela, profecía que se cumpliría con una película en 2002…

MEJOR Star Trek II: La ira de Khan (Dir. Nicholas Meyer, 1982)

Tras aparecer en “Space Seed”, episodio 22 de la primera temporada de la serie original, Ricardo Montalban toma el antagónico de esta estupenda secuela como el despiadado Khan Noonien Singh, quien busca venganza contra James T. Kirk y su tripulación, culpándolos de haberlo abandonado a él y su tripulación en un planeta inhóspito.
La ira de Khan fue por muchos años considerada como la mejor película de la saga, no solo por sus dramáticas diferencias con el primer filme, sino por su narrativa y la capacidad de atreverse a eliminar a uno de sus personajes principales. Treekies y geeks han tomado frases y elementos de este filme para una cantidad enorme de bromas y parodias, y Khan es considerado a la fecha como uno de los más grandes villanos en la historia del cine.

PEOR Star Trek: Nemesis (Dir. Stuart Baird, 2002)

¡Vaya manera de comenzar mal un siglo! No sabemos qué convenció a Paramount para traer a Stuart Baird como director (se sabía que jamás vio un solo episodio de la serie de TV), pero el desastre resultante casi pone fin a la saga, afectando incluso a la serie Enterprise que estelarizaba Scott Bakula simultáneamente en aquellos días. La historia trataba sobre la lucha del capitán Picard por “salvar” y posteriormente derrotar a su clon maligno, cuyos planes para destruirlo a él y a la Federación se originaban en un extraño amor por su “planeta natal”, Romulus.
Quizás lo único rescatable en este filme fue el lanzamiento como coestelar –su primer aparición fue en La caída del halcón negro– de un joven que actualmente es muy admirado por ustedes: Tom Hardy (Batman: El caballero de la noche asciende). ¡Incluso cortaron las escenas con el hoy respetado geek, Wil Wheaton! Y a nivel distribución… ¿a quién se le ocurriría poner competir ésta película con Harry Potter y la cámara de los secretos, 007: Otro día para morir y El señor de los anillos: Las dos torres?
Para que imaginen la catástrofe resultante en crítica y taquilla, no volvería a haber otra secuela, sino hasta el año 2009, donde la historia cambió rotundamente. ¡Larga vida y prosperidad a J.J.Abrams!

MEJOR Star Trek: Sin límites (Dir. Justin Lin, 2016)

Ahora bajo la batuta de Justin Lin, Star Trek: Sin límites demostró que podría “cerrar” de manera digna el trabajo iniciado por J.J. Abrams. Y nos referimos a “cerrar”, pues hasta la fecha no se ha confirmado la realización de Star Trek 4, aunque en 2019 el nombre de Noah Hawley circulaba como el nuevo director; y ni hablar de la versión que planeaba Quentin Tarantino. Aún con estos antecedentes, Star Trek: Sin límites se consolidó como una aventura ligera y dinámica con la que resultaba difícil aburrirse. Asimismo, la producción destacó por el sentido del humor, los guiños a la serie original y sobre todo a la dinámica del elenco coral que conquistó desde la primera entrega.
Quizás su único defecto… Krall, el villano interpretado por Idris Elba. Nada memorable después de lo hecho por Benedict Cumberbatch.

MEJOR En la oscuridad: Star Trek (Dir. J.J. Abrams, 2013)

Otorgamos el primer lugar absoluto a esta secuela porque En la oscuridad Star Trek contiene todos los elementos que han cautivado a los seguidores de la saga por casi cinco décadas. J.J. y su equipo trabajaron concienzudamente no sólo en fantásticos efectos visuales y un 3D posconversión de calidad sin precedentes, sino de una historia llena de acción, ritmo, drama, humor y giros los suficientemente brillantes para satisfacer al más exigente trekkie, pero al mismo tiempo accesibles al público en general, sin insultar su inteligencia.
J.J. Abrams supo resucitar la franquicia, y hasta los warsies están obligados a comprobar esta obra maestra, pues inmediatamente después trabajará en su añorada Star Wars 7… aunque el reto es que eviten hacerse también trekkies en el proceso.

star trek
mm Colaborador en web y revista Cine PREMIERE desde 2006. Me especializo en anime/manga, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Mis sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek, Dragon Ball y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore gamer.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios