Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

Negra: La lucha por reivindicar una identidad étnica

04-05-2020, 10:34:00 PM Por:
Negra: La lucha por reivindicar una identidad étnica

Conversamos con Medhin Tewold acerca de lo que significa ser una mujer afrodescendiente en México

Una sola palabra puede marcar un antes y un después en la forma en que un individuo percibe su propia identidad y como ésta le posiciona dentro de una jerarquía social arcaica. Esa dolorosa experiencia personal es el punto de partida de Negra, ópera prima de la cineasta Medhin Tewolde, que se estrena este martes 5 de mayo como parte de Ambulante en Casa. El documental recupera los testimonios de mujeres del sureste del país que, al igual que ella, fueron víctimas de discriminación por ser afrodescendientes, y sus distintos procesos de autoaceptación en una sociedad que les ha enseñado a ignorar o negar su identidad étnica.

«Una de las experiencias de las que más hablamos tenía que ver con aquel primer recuerdo de un acto de racismo», nos cuenta la directora. «Era curioso como cada una, quizá en el momento, no lo reconocimos como un acto racista, pero todas coincidíamos más o menos en la misma edad, dependiendo un poco del perfil o el contexto donde hayamos crecido». Para Medhin, cuyo padre nació y huyó de la guerra en Eritrea, nación situada al noroeste de África, fue a los siete años cuando se percató que tener un tono de piel más oscuro viene acompañado de una serie de estigmas sociales.

“Estaba jugando con dos amigas en un parque y a un lado había unos niños que estaban jugando fútbol», relata la directora en los minutos iniciales de Negra. «Se les fue el balón cerca de donde estábamos jugando nosotras y uno de los niños gritó: ‘¡Negra, pasame el balón!’ Volteé a ver a quien llamaba, a quien le hablaba, hasta que entendí que me hablaba a mí”. El resto de los niños comenzó a reírse y una amiga tuvo que cubrirla con un suéter cuando llegó la hora de marcharse. «Creo que las risas que ocasionó su grito marcaron la experiencia porque ese fue el momento en el que pensé: parece que ser negra no es algo bueno’. Causa risas, causa burlas y eso no me gustaba, me hizo sentir incómoda», nos confiesa.

Negra

Con una formación en cine documental, Medhin Tewolde trabajó en procesos de video participativo y comunicación comunitaria en países como España, Túnez, Honduras, Guatemala y, por supuesto, México. Sin embargo, no había dado el saltó a la realización cinematográfica, según sus palabras, «al no sentirse con legitimidad para contar las historias de otros». Entonces, la curiosidad la condujo a las Jornadas de Afromexicanidad y Afrodescendencia, celebradas anualmente en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, ciudad donde reside desde hace varios años. Allí conocería las historias de mujeres que se asumían orgullosamente como afromexicanas. Éste era un tema que sí podía llevar a la pantalla y que sumaría a la construcción de su propia identidad.

«A partir de mi experiencia hice una búsqueda para ver si lo que me había pasado a mí le había pasado a otras, para dejar en evidencia que no es un tema anclado, es estructural», afirma Medhin. Durante el proceso de documentación, la cineasta sostuvo diálogos con decenas de mujeres afrodescendientes de Chiapas, Oaxaca y Guerrero. Elegir sólo un puñado de testimonios para el documental fue la decisión más difícil que tuvo que realizar. «Aposté un poco por aquellas historias que sentí que eran más representativas, aquellas que trascendían los estereotipos de ser mujer negra».

En la primera parte de Negra nos adentramos en las vidas de Asucena López, Geidy Mena, Helen Martínez, Mónica Morales y la propia directora acerca de lo que significa ser una mujer negra en México: discriminación, negación y olvido. Pero la película trata con respeto estas experiencias sensibles. «Revisamos mucho cada secuencia, cada diálogo, pensando en cual podría ser la posible interpretación que el público pudiera tener, para no caer en la victimización ni tampoco entrar en estereotipos, sino llevar el documental hacia una reflexión sobre todas la veces que hemos caído en esos prejuicios raciales», señala. La segunda mitad hace énfasis en como cada una de ellas trascendió esa experiencia. Un proceso de empoderamiento que han conseguido, principalmente, a través de disciplinas artísticas como el cine, la danza, la poesía o el dibujo.

Una etnia en el olvido

Negra también destaca el racismo estructural que persiste en la México, el cual derivó en la negación sistemática de que aquí también habitan afrodescendientes. Múltiples estudios antropológicos destacan eventos centrales como la llegada de los esclavos africanos a la Nueva España; los afroamericanos que consiguieron escapar a nuestro país de la esclavitud en Estados Unidos o los migrantes negros de todas partes del mundo que han terminado varados en nuestras comunidades en años más recientes buscando el ‘sueño americano’.

«Una de las consecuencias más significativas del racismo estructural es no reconocernos como poblaciones afrodescendientes. De entrada, se piensa que en México no hay personas negras», afirma Medhin Tewolde. No son pocas las ocasiones durante el largometraje en que personas afrodescendientes niegan directamente su herencia o que, tras siglos de mestizaje, prefieren adscribirse como miembros de los pueblos indígenas; antes que ‘descendientes de esclavos’. «Una de las cosas que más me sorprendió ver es la cantidad de desinformación. Es una negación que no contribuye en nada a la construcción de nuestra propia historia», agrega.

Tras una larga lucha encabezada por activistas y organizaciones civiles, el 9 de agosto de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una reforma al Artículo 2 de la Constitución que reconoció por primera vez a los pueblos y comunidades afromexicanas como parte de la composición pluricultural de México. Los últimos datos oficiales provenientes de la Encuesta Intercensal del INEGI en 2015 arrojaron que un millón 381 mil 853 habitantes se identificaron como afrodescendientes o afromexicanos, es decir, un 1.2 por ciento de la población nacional. Este sector étnico se concentra principalmente en regiones de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, además de entidades como Veracruz, Michoacán y Coahuila.

Pero Negra no sólo le habla a aquellos dentro de la comunidad afromexicana. «Apuesto por estas historias de racismo simbólico, aquel racismo que es más del día a día, porque creo que en algún momento de nuestras vidas todos hemos sentido esa discriminación. Tal vez no fuimos ‘la negra’ o ‘el negro’ del salón, pero sí ‘el cuatrojos’, ‘el gordito’, ‘el cojo’, sabes, este tipo de bullying al que muchas personas hemos estado expuestas», concluye la directora. «Buscaba una mirada a ese racismo que todas las personas llevamos dentro porque en algún momento hemos sido racistas o hemos sido discriminados. Quería crear ese punto de empatía en el que nos podamos reconocer el uno al otro».

Negra es una de los once estrenos mundiales de documentales mexicanos que pondrá a nuestra disposición encasa.ambulante.org. El largometraje podrá ser visto de forma gratuita este martes 5 de mayo durante 24 horas –de las 00:00 a las 23:59 hrs.– y con disponibilidad para mil espectadores.

Ambulante en Casa
mm Redactor de Cine PREMIERE y colaborador de Otaku-shi
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios