Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Anime

Neon Genesis Evangelion: Un rompecabezas con múltiples soluciones

04-10-2020, 12:01:00 AM Por:
Neon Genesis Evangelion: Un rompecabezas con múltiples soluciones

A 25 años de su estreno, el legado de Neon Genesis Evangelion sigue vigente. Una de las obras más influyentes en la historia del anime.

Neon Genesis Evangelion es, ante todo, un doloroso reflejo de la soledad y el aislamiento experimentado de primera mano por su creador Hideaki Anno, y su deseo de un cambio. El talentoso animador adquirió fama por su trabajo en Nausicaä del Valle del Viento (1984), de Hayao Miyazaki, y ese mismo año, cofundó el estudio Gainax, donde fue su director estelar. Pero tiempo después, Anno caería en una profunda depresión tras Nadia: El secreto de la piedra azul, cuya tortuosa producción lo llevó a un bloqueo creativo. Fue en 1993 cuando el sello King Records se acercó con una propuesta de colaboración, brindándole tiempo suficiente para desarrollar “algo, lo que sea”.

“Traté de incluir todo sobre mí en Neon Genesis Evangelion”, escribió Anno en una carta fechada el 17 de julio de 1995. “Un hombre roto que no pudo hacer nada durante cuatro años, uno que trató de escapar durante cuatro años, pero que simplemente no había muerto. Entonces, vino a mí una idea: ‘no puedes escapar’, y comencé esta producción. Es una producción en la que mi único pensamiento era tatuar mis sentimientos en una historia”.

Su resolución fue una deconstrucción del popular género mecha en un universo distópico que bebía de clásicos como Space Battleship Yamato, Mobile Suit Gundam o Devilman Crybaby. Con una iconografía inspirada por religiones como el cristianismo y el judaísmo, así como una narrativa fundamentada en el pesimismo filosófico de Arthur Schopenhauer y los estudios psicológicos de Carl Jung, Jacques Lacan y Sigmund Freud, Anno deseaba confrontar a los amantes de la ficción como vía de escape a realidades idílicas con el lado más oscuro de la humanidad: aquel que yace dentro de nosotros mismos.

El dilema del erizo

En 1999, la humanidad entró en contacto con una misteriosa forma de vida denominada “Ángeles”, lo cual derivó en un cataclismo que acabó con la mitad de la población. La ONU creó la organización para militar NERV, cuyos esfuerzos permitieron desarrollar unos robots gigantes biomecánicos para combatirlos. Quince años después, los “Ángeles” han regresado y nuestro futuro recae en los adolescentes que pueden pilotar los “EVA”: el retraído Shinji Ikari, la colérica Asuka Langley y la estoica Rei Ayanami.

El primero de 26 episodios, emitido el 4 de octubre de 1995 en Japón, revolucionó a una industria monopolizada en televisión a inicios de la década por las adaptaciones de mangas populares como Dragon Ball, Ranma ½, Sailor Moon o Slam Dunk. Las obras de corte autoral y/o con temáticas más adultas eran relegadas a las OVA (animaciones directas a video) y el cine. Evangelion pavimentaría el camino para títulos de culto como Revolutionary Girl Utena o Cowboy Bebop; eso sin considerar las incontables series dentro y fuera del mecha que han tratado de emular su tono o a su trío protagónico.

Lejos de la acción y la intriga geopolítica, la serie se enfocaba en el vacío existencial y los profundos traumas en la psique de sus personajes, partiendo de la célebre parábola “el dilema del erizo”: cuanto más se acercan las personas entre sí, más daño se causan. Alegorías visuales, los diálogos e incluso los títulos de los episodios reforzaban conceptos básicos del psicoanálisis como el complejo de Edipo, la fase oral, el trastorno de ansiedad por separación o el tánatos. Al final, sólo el aceptarse a sí mismos le permitiría a la humanidad ser libre. Desde luego, ésta es una breve interpretación personal, puesto que ya se trate de los controvertidos episodios 25 y 26 del anime o la película The End of Evangelion (1997), los fans siguen discutiendo su significado hasta el día de hoy.

“Evangelion es como un rompecabezas. Cualquiera puede verlo y encontrar sus propias respuestas”, dijo Anno en una entrevista con NewType en junio de 1996. “En otras palabras, le ofrecimos a los espectadores la oportunidad de pensar por sí mismos”.

Reconstruyendo el fandom

Con ganancias estimadas de $16.6 mil millones de dólares, Evangelion es una las franquicias más rentables de todos los tiempos y esto no apunta a cambiar. La fiebre por el anime revivió en junio de 2019, cuando la serie y las dos películas originales llegaron por primera vez al streaming a nivel mundial vía Netflix, aunque no lo hicieron sin críticas a causa de los redoblajes, la censura en escenas icónicas como la confesión de Kaworu Nagisa o la omisión del tema “Fly Me To The Moon” fuera de Japón.

Por supuesto, la saga continúa viva a través de Rebuild of Evangelion, reboot cinematográfico realizado desde 2007 por el estudio Khara, fundado y liderado por Anno. Tras ocho largos años de espera, la tetralogía concluiría con la llegada de Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time a las salas niponas el pasado 27 de junio, pero su estreno tuvo que ser postergado indefinidamente a causa del COVID-19. El creador ofreció una disculpa en Twitter y a cambio puso a disposición las tres películas previas de forma gratuita en YouTube durante 15 días, las cuales acumularon 23.7 millones de vistas.

Los fans de Eva deberán aguardar algunos unos meses adicionales para deshacerse en tesis sobre el nuevo cierre y si se confirman (o no) conexiones directas con su saga antecesora. ¿Causará la misma conmoción que el final del clásico noventero? Cuando el tiempo sea apropiado, podrás buscar tus propias respuestas.

Una versión de este artículo se publicó por primera vez en Cine PREMIERE #309 de junio 2020.

Hideaki Anno neon genesis evangelion
mm Escribo sobre cine, televisión y anime en Cine PREMIERE
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios