Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #205 – Ya viene Star Wars

Ya casi regresa Star Wars.

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

10 razones para no perderte Noches de Julio

Por:

27-09-2019

Aquí te damos diez razones para no perderte una de nuestras películas mexicanas más esperadas del año.

En el fondo de una tintorería, Julio se embelesa tocando las ropas que lo rodean. Pero, de entre todas las texturas allí colgadas, hay un vestido rojo que llama su atención. Pero su admiración no es por el corte ni la calidad de la prenda, sino por su dueña; una mujer rubia que despertará un deseo incontrolable para el empleado de este lugar. Noches de Julio, ópera prima de Axel Muñoz Barba –uno de los sonidistas más importantes del cine mexicano contemporáneo– llega a las salas de cine con un drama intimista que sorprenderá a la audiencia. Por ello, aquí te damos diez razones para no perderte una de nuestras películas mexicanas más esperadas del año.

· Una historia original

Noches de Julio es un drama que nos muestra a dos personajes, Julio y Mara –encarnados por el ganador del Ariel Hoze Meléndez y Florencia Ríos– quienes, en su incapacidad para socializar, se encuentran y logran establecer una relación. La timidez de Julio es un detonante para que desarrolle una obsesión peculiar: mientras las personas se encuentran fuera de casa, él se escabulle en sus hogares para descifrar la vida que tienen a través de las pertenencias que conforman su vivienda. Mara, por su parte, es antisocial y prefiere mentir sobre una vida que no tiene. Ambos son afines y llegan a un punto en que sus personalidades parecen una sola. 

· Del sonido a la dirección

Axel Muñoz Barba es egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica, donde se especializó en el diseño sonoro. Hoy es uno de los sonidistas más destacados del cine mexicano contemporáneo. Su filmografía en el departamento de audio incluye grandes títulos como González: falsos profetas (2014) y Un monstruo de mil cabezas (2015) –por ambas fue nominado al Ariel–, entre muchas más. El escuchar atentamente todas las indicaciones que un director le hace a su equipo durante un rodaje fue lo que, poco a poco, le ayudó a ir preparando el camino para darle vida a su ópera prima. Quizá por ello, uno de los aspectos que más destacan de esta película es justamente su sonido, esta vez a cargo de Isabel Muñoz y con un diseño sonoro de León Felipe González.

· Una aproximación a problemáticas sociales actuales

Julio es una persona poco sociable. No le gusta hablar con los demás . Cuando su jefa le propone que atienda en el mostrador de la tintorería para tener un mejor sueldo, el prefiere quedarse en el fondo planchando la ropa, lejos del mundo. Su aproximación con la gente, como ya mencionamos, ocurre de otra forma. Muñoz Barba explica que las personalidades de sus protagonistas son reflejo de una situación actual. “Esta película surge a partir de los síntomas de los que vivimos en la contemporaneidad, de cómo confrontamos la soledad, de cómo idealizamos a las personas. Es algo que vi sobre todo entre mi generación, uno [a esta edad] ya empieza a preocuparse por esos temas, por la soledad y todo eso”.

· Nuestra incapacidad para comunicarnos

Noches de Julio pone sobre la mesa un tema que resulta importante en estos tiempos: la incapacidad para comunicarnos. “Cuando Julio se mete en las casas de la gente y ve la vida que llevan, se da cuenta que, de alguna manera, también son personas solitarias», nos explica el director. «Esta circunstancia trasladada a la vida real puede ser similar al asomarnos todo el tiempo a la vida de las personas por redes sociales pero nunca estableciendo un contacto directo con ellos”.

· La soledad que se acompaña

Para lograr construir la melancolía que viven los personajes creados por Claudia Garibaldi –guionista de Noches de Julio–, Axel Muñoz les pidió a sus protagonistas que vieran varias películas, como Sexo, mentiras y video (1989) de Steven Soderbergh, y Tres colores: Rojo (1994) de Krzysztof Kieślowski. Con ello, el novel cineasta trabajó con ellos la introversión de dos jóvenes que no logran conectar con el resto de las personas. El director también tomó como referencia Párpados azules (2007) de Ernesto Contreras para reflejar a dos personajes que se comunican sin necesidad de palabras.

· Personajes distintos y sorprendentes

Ver personajes en el cine como Julio y Mara –jóvenes con una gran incapacidad de entablar relaciones sociales– no es común porque no proyectan seguridad y éxito. “Ellos están viviendo una normalidad que les acomoda a ellos y que en realidad no les interesa pertenecer a lo convencional», afirma Muñoz Barba. «Están muy cómodos y las demás personas, en lugar de aceptarlos y conectar con ellos, les parece muy extraño todo”, señala el director.

· Sus protagonistas

Axel Muñoz decidió trabajar con el ganador del Ariel Hoze Meléndez para el personaje de Julio por su capacidad histriónica. “Hoze tiene una particularidad que necesitaba para Julio», nos dice el director. «Él tiene la capacidad de mantener un perfil muy bajo y a la vez tiene mucho ángel. Es muy empático, tiene mucho calor, que esa es también una peculiaridad importante dentro del personaje, para poder conectar emocionalmente con él”.

Florencia Ríos, por su parte, es una actriz que, aunque ha tenido pocas apariciones en el cine –la hemos visto en Los días más oscuros de nosotras (2017) y en Los muertos (2014)– fue elegida por el director por ser “una extraordinaria actriz. Ella también tiene esa característica que me era importante: una capacidad camaleónica que tiene el personaje y que se podría transformar fácilmente”. 

· Un destacado elenco de reparto

Noches de Julio también cuenta con las participaciones de Laura de Ita, Carmen Beato, Ignacio Guadalupe, Martha Claudia Moreno y Johanna Murillo, que integran un elenco sólido que respalda las actuaciones de los protagonistas y los contrastan para evidenciar su introversión.

· Locaciones pocas veces en el cine

Producida por Carlos Hernández y Laura Imperiale, Noches de Julio fue filmada en la Ciudad de México, en locaciones en colonias cercanas al Centro Histórico. Que se ubique en una tintorería en diversas secuencias fue por la idea del director de recuperar el concepto de barrio y donde todos los vecinos acuden a un mismo lugar a lavar su ropa. Una de las mayores dificultades de la producción fue encontrar casas en las que fuera fácil meterse como un ladrón porque, al ser originario de Aguascalientes, Axel Muñoz no pensó que el factor delincuencia complicaría ubicar propiedades sin rejas electrificadas o bajo llave.

· Es un éxito en Japón

Desde octubre de 2018, Noches de Julio se encuentra en la cartelera de Japón, siendo la única película mexicana que ha logrado venderse en ese país asiático en los últimos dos años. “Me parece que los japoneses tienen una cultura muy rica y una apertura hacia los personajes que puedan ser distintos», nos dice Axel Muñoz. «De hecho los llaman con un nombre especial que no los adjetiviza sino que es considerado un fenómeno sociológico y no hay tanto prejuicio, por eso creo que ellos conectaron muy bien con la película”, explica.

Noches de Julio ya se encuentra en la cartelera de todo México. Lee aquí nuestra crítica.

Soy periodista cultural con 15 años de experiencia en la información cinematográfica. Asisto a los principales festivales de cine de México con el eterno sueño de ir a Cannes o Venecia. Mi especialidad es el cine nacional.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios