Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #176 – Game of Aladdín

El final de Game of Thrones y Aladdín

May 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Normandía al desnudo – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

17-04-2019

Normandía al desnudo mantiene un tono alegre mientras deambula entre una horda de personajes y conflictos que alejan del tema central.

Título original: Normandie nue
Año: 2018
Director: Philippe Le Guay
Actores: François Cluzet, Toby Jones, Julie-Anne Roth
Fecha de estreno:18 de April de 2019 (MX)

Una de las facultades fílmicas es el desfogue o canalización de los conflictos sociales: ver –y usar– al celuloide como palestra para colocar los puntos sobre las íes y denunciar o visibilizar problemáticas colectivas. Normandía al desnudo (Normandie Nue) se inserta en este esquema; en el de usar la ficción como un vehículo para debatir los contratiempos y la desesperación que abrasa a la campiña francesa, aunque suavizando sus estocadas al revolver pequeñas porciones de comedia y drama.

François Cluzet es Georges Balbuzard, el alcalde de un pequeño poblado en Normandía. El mismo sitio alguna vez bañado en gloria al ser el punto donde inició el repliegue germano como parte de las acciones del Día D durante la Segunda Guerra Mundial, ahora se sume en la pobreza a causa de la insostenible situación de la industria agropecuaria. Los precios de la carne disminuyen, mientras las deudas de los ganadores se acrecientan junto con la mala prensa en torno al producto –se enfatizan sus riesgos cancerígenos–. El país es sordo ante los bloqueos carreteros, así que las medidas deben ser más radicales.

normandia al desnudo
François-Xavier Demaison interpreta a uno de los múltiples normandos que tratan de poner su vida en orden.

¿Y qué puede ser más radical que el arte? ¿Qué puede ser más contestatario para un pueblo tradicional que despojarse de sus prendas y posar desnudos para un fotógrafo estadounidense de renombre internacional, un símil ficticio de Spencer Tunick y sus desnudos colectivos? Teniendo a sus personajes como estandarte, el director Philippe Le Guay no sólo vislumbra la problemática de una región empobrecida y olvidada, que apenas figura en los noticieros y se desdibuja ante los oídos sordos de una nación y el mundo. También exalta un tradicionalismo y pudor distanciados en sus formas y procedimientos a la libertad de las urbes parisinas.

Cuando el fotógrafo Newman (Toby Jones, a quien se le pudo sacar mayor provecho) llega al pueblo para fotografiar a sus habitantes en uno de sus prados, se topa con una ola de resistencia. La gente está avergonzada de sus cuerpos o temerosa del morbo; en estas actitudes y negaciones la comedia irrumpe en Normandía al desnudo con esplendor e inocencia, pero también con una efectividad voluble, caprichosa.

normandia al desnudo
Normandía al desnudo echa mano visual de la belleza del campo galo para visibilizar las dificultades de una industria en declive.

Mantiene un tono alegre mientras deambula entre una horda de personajes y conflictos –pequeñas subtramas que alimentan y alejan del tema central– pese a los esfuerzos de Cluzet por reencaminar tanto a la audiencia como al guion hacia el epicentro del filme: la unidad es la principal arma de cualquier movimiento, sin importar la participación o el aval extranjero. Jones es un símbolo, es el representante de todos aquellos soldados que en 1945 arribaron a las costas galas para liberar a Francia del yugo bélico, porque ahora también es un posible medio de salvación.

De esta manera, la preocupación inicial del filme de Le Guay –la precariedad económica pese al trabajo extenuante– tiende a desvanecerse a diferencia de lo visto en En guerra (En Guerre), de Stéphane Brizé, quien con Vincent Lindon, construye un sórdido retrato del desempleo, sus causas y consecuencias, así como la voracidad capitalista que atentan contra comunidades francesas. Mientras que aquel filme –parte de la 66 Muestra de la Cineteca Nacional– se constituye como una metáfora del surgimiento y evolución de un movimiento revolucionario, Normandía al desnudo se estanca en un punto para dar vueltas sobre su propio eje. Su intención es otra, es atajar el tema desde el pathos para no dejar un sabor amargo en la boca al osar confrontar al espectador.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • En guerra (Stéphane Brizé, 2018)
  • Rodando hacia ti (Franck Dubosc, 2018)
  • El retorno del héroe (Laurent Tirard, 2018)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios