Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Oscar 2018: Así transformaron a Gary Oldman en Winston Churchill

Por:

04-03-2018
Gary Oldman

Conoce la visión y los retos del artista japonés Kazuhiro Tsuji, ganador del Oscar 2018 a Mejor maquillaje por su trabajo con Gary Oldman en Las horas más oscuras.

En realidad, Las horas más oscuras tuvo dos hombres encargados de traer a Winston Churchill a la vida. Uno fue Gary Oldman, quien logró habitarlo como ningún otro actor lo había podido conseguir anteriormente. El otro fue el artista Kazuhiro Tsuji, cuyo trabajo de maquillaje resultó en lo imposible: tomar el rostro de un hombre absolutamente nada parecido a Churchill y transformarlo en el legendario Primer Ministro, al mismo tiempo que cuidaba la expresividad de ese rostro, para darle a Oldman margen de acción. Es decir, Kazuhiro Tsuji le creó una nueva cara a Gary Oldman, sin tapar a Gary Oldman.

Cuando Joe Wright le ofreció el papel al actor británico, éste fue muy claro: no lo haría a menos de que Tsuji tuviera a su cargo al maquillaje. Sus credenciales hablaban por sí mismas: nominado tres veces al Oscar, fue el responsable de convertir a Jim Carrey en el famoso Grinch (una experiencia que, aunque le valió el BAFTA,  resultó un poco traumática para Tsuji), trabajó en El curioso caso de Benjamin Button, así como en otras producciones como Hombres de negro (su entrada a la industria), El planeta de los simios, Hellboy, Norbit y Looper , en donde transformó notoriamente a Joseph Gordon-Levitt en un Bruce Willis joven. Si había alguien que podía acercar en apariencia a Oldman y a Churchill (en lugar de optar simplemente por engordar y rapar al actor británico, como se platicó en algún momento) era Tsuji. “Era una de las únicas personas en el planeta que podía lograr esto”, le dijo Oldman a Vulture.

Gary oldman

El problema era que Kazuhiro llevaba ya cinco años retirado de Hollywood, pues había decidido seguir su vena de escultor. El artista originario de Kyoto consideraba que trabajar en la industria del entretenimiento ya no era sano para él. Sin embargo, un correo del actor británico  (a quien había conocido en la producción de El planeta de los simios, debido a una posible participación de Oldman que al final ya no se concretó) lo hizo reconsiderar, pues se trataba de una oportunidad única.

En diversas entrevistas en medios especializado Kazuhiro ha hablado de los retos principales a los que se enfrentó durante su trabajo en Las horas más oscuras. Entre ellos se encontraban los rasgos casi opuestos de Gary Oldman comparado con Churchill, así como la necesidad de evitar que el peso de las prótesis taparan las líneas de expresión y la movilidad necesaria para que Oldman pudiera hacer lo suyo. Durante seis meses hicieron pruebas de maquillaje de efectos especiales hasta que se llegó a una conclusión:  los ojos, la boca y la frente –con los que Oldman actúa principalmente– no llevarían prótesis; mientras que a la barbilla, las mejillas y el cuello se les pondría maquillaje. Una peluca hecha de una mezcla de cabello adulto y cabello de bebé, sobre la cabeza rapada de Oldman, completaba el cuadro. Tal y como lo reportó Vulture, la peluca era tan frágil que Tsuji debía hacer otra cada 10 días. Cada día de filmación, el proceso de maquillaje duraba aproximadamente tres horas.

Gary Oldman

Las horas más oscuras no es la única cinta nominada a Mejor película este año en la que Kazuhiro trabajó. También hizo los ojos del monstruo de La forma del aguadespués de trabajar con Guillermo del Toro  por primera vez en Hellboy: “Diseñé el estilo del cabello y el color, y también pinté los lentes de contacto para Ron Perlamn y diseñé los ojos de Abe Sapien. A Guillermo le gustaron muchos los ojos que hice”, le dijo a Deadline.

Favorito de realizadores de todo tipo, Kazuhiro ha obtenido  finalmente su primer Oscar gracias a su trabajo con Gary Oldman. Aquí se muestra el arduo proceso de transformación y la visión de Tsuji.

 

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios