Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Predicción Oscar 2018: Mejor película

Por:

27-01-2018

Aquí nuestras predicciones de quién se llevará el Oscar en la categoría de Mejor película.

Como cada año, te presentamos nuestras predicciones del Oscar 2018. Encuentra aquí todas nuestras opciones para llevarse la estatuilla dorada en la categoría de Mejor película. Conforme avance la temporada de premios iremos realizando ajustes y cambios si es necesario, así que revísala con frecuencia para no fallar en la quiniela.

La forma del agua Predicción CP

Favorita por ser la que más nominaciones consiguió (13 en total). La décima película de Guillermo del Toro resume y expande su universo y obsesiones. Su vibrante discurso sobre la necesidad de la diferencia y la diversidad como antídotos contra la barbarie, resuenan como una fábula sensual y macabra sobre la Norteamérica de nuestros días, si bien utiliza a la Guerra Fría y al boom económico de los años 50 como metáfora de nuestros miedos en el presente y, quizá, de las tinieblas del futuro. Entre sus casi 60 premios y casi 170 nominaciones más alrededor del mundo, destacan el León de Oro del Festival de Venecia y el Critics’ Choice Award.

A favor: Además de ser una película extraordinaria a la que le sobran méritos, Del Toro es el único de los tres amigos pendiente de estatuilla, y los votantes parecen deseosos por completar. Si hay un momento exacto para que suceda, es éste.

En contra: Ninguna de las ocho cintas habladas en inglés que obtuvieron el León de Oro de Venecia con anterioridad han vencido después en los Oscar. Además, con excepción de El retorno del rey, los votantes no suelen premiar al cine fantástico ni de ciencia ficción.

Se quedaron fuera
Yo, Tonya, The Disaster Artist: Obra maestra, Proyecto Florida

¡Huye!

Un thriller de supervivencia con temática racial y un dardo con veneno lanzado al American way of life. No es un platillo común en la temporada de premios, pero el sorprendente debut de Jordan Peele en la dirección (lo conocíamos como comediante) ha logrado colarse a todas las noches de gala e incluso a listados anuales tan selectivos como los de Cahiers du Cinéma, Sight & Sound y el American Film Institute. En los últimos dos, de hecho, apareció en el primer lugar. Así que quizá el presidente Trump sea el único que no apreció el humor amargo de este ataque a la supremacía blanca.

A favor: Nominarla es un riesgo que se celebra y agradece. Si la Academia está dispuesta a seguir rompiendo sus propios lugares comunes, las posibilidades crecen. Además, ha pasado más de un cuarto de siglo desde que una película de género (El silencio de los inocentes) volvió a casa bañada en oro. ¿Por qué no?

En contra: Que la mera nominación sea ya un justo reconocimiento. Dará una batalla fuerte como guion original, pero como película tiene varios retos a vencer, incluyendo a cierto anfibio enamorado que, entre las nominadas atípicas –de género– tiene mayor posibilidad de triunfar.

Tres anuncios por un crimen

Una bola de nieve que crece desde su estreno en el Festival de Venecia el pasado septiembre, la tragicómica y más reciente película de Martin McDonagh sobre feminicidios y corrupción policial es un coctel de dinamita que lo mismo recuerda a Costa-Gavras que a los hermanos Coen, y no sólo por el regalo de una excepcional Frances McDormand barriobajera y desprovista de todo glamur, como hace mucho no la veíamos. Coleccionista veloz de premios y aplausos, ya ha obtenido el premio principal del Festival de Toronto, el de Mejor guion en Venecia, el del público en San Sebastián, antes de cosechar cuatro Globos de Oro, nueve nominaciones al BAFTA y ahora, al Oscar. Si el criterio único fuera el Currículum Vitae, aquí tendríamos a la ganadora.

A favor: Su vitrina llena de trofeos la convierte en una de las competidoras más sólidas. En la década actual, el criterio del Globo de Oro ha empatado con el del Oscar en cinco ocasiones, cuatro de ellas en la categoría de drama, así que si este women’s year no se decantara por Lady Bird, parece que la Sra. Hayes (McDormand) al fin quedaría satisfecha.

En contra: El gusto impredecible de la Academia por la sorpresa y por darle la vuelta a las quinielas o las casas de apuesta. También está la competencia directa de La forma del agua y Lady Bird, que bien podrían repartirse con Tres anuncios las categorías principales, a fin de que ésta última se quedara solo con un triple premio a sus actuaciones (McDormand, Harrelson, Rockwell), en las que lleva ventaja.

Llámame por tu nombre

Representante europea en la terna y las quinielas de éste, ha arrancado lágrimas, suspiros y críticas entusiastas desde su estreno hace un año exacto en el Festival de Sundance. Atípica entre sus compañeras nominadas, tiene la peculiaridad de ser un filme de aura y alma extranjera que, sin embargo, conquistó a audiencias tan locales como el National Board of Review o el American Film Institute, que la incluyeron en sus conocidas listas anuales; así como galardones regionales y All American, como los otorgados en Boston, Chicago, Florida, Indiana, Iowa, Oklahoma, St. Louis o Las Vegas.

A favor: Con Luz de luna, el Oscar dio un paso relevante al premiar una cinta con personajes homosexuales, algo que no ocurría desde Perdidos en la noche (1969). La reciente inclusión de votantes no estadounidenses puede ser ventajosa para una cinta que ha levantado entusiasmos en ambos lados del Atlántico y cuyo eje es, precisamente, la universalidad del amor y el deseo.

En contra: Sutil, etérea y camaleónica, es una película imposible de encasillar. Su evocación de nombres como Eric Rohmer, Francois Truffaut o James Ivory (de hecho, autor original del guion) podría resultar un tanto exótica, ambigua y cosmopolita para el gusto del Teatro Dolby. Sus posibilidades en las ternas de guion y actuación masculina parecen más claras que aquí.

The Post: Los oscuros secretos del Pentágono

En su filmografía posterior a La lista de Schindler, la épica política suele ser el género en el que Spielberg mantiene mano maestra y pulso firme: Puente de espías, Munich o Lincoln destacan como sus mejores trabajos en las últimas dos décadas. Este vibrante thriller sobre la batalla emprendida por The New York Times y The Washington Post contra el gobierno de Nixon por su derecho a revelar documentos clasificados por el Pentágono, está firmado por ese mismo gran cronista de la historia de EE.UU. En el clima enrarecido del Washington actual, donde la posverdad y las Fake News parecen ser pan de cada día, The Post aparece como heredera del mejor cine de no-ficción, en la línea de En primera plana, Desaparecido o Todos los hombres del presidente.

A favor: Lo arduo que resulta encontrarle puntos débiles. Entretenida, clásica, escrita y editada con maestría, actuada con brío y fotografiada con precisión, parece el tipo de cinta que, en la mejor tradición del antiguo Hollywood de izquierdas, está hecha a la medida para subir al podio.

En contra: Los premios se han concentrado hasta ahora en Tom Hanks, Meryl Streep y el montaje. Esas tres categorías parecen más dispuestas a dar batalla en el Teatro Dolby, no así las categorías que involucran a la película o al propio Spielberg, quien probablemente deberá aplaudir desde la butaca a competidoras más jóvenes y arriesgadas.

Las horas más oscuras

Tanto en cine como en televisión, el siglo XXI ha visto pasar a un verdadero concurso de imitadores de Sir Winston Churchill, todos de un nivel excepcional: Michael Gambon, Brendan Gleeson, Brian Cox, John Lithgow. De entre ellos, nadie ha ido más lejos que Gary Oldman al meterse en la piel no solo del líder británico, sino en la de su momento histórico.

A favor: La inquebrantable fe de la Academia en las reconstrucciones del pasado reciente que agrupan emoción, respeto, humanización de figuras históricas y dosis mesuradas de patriotismo o discursos edificantes.

En contra: El peso absoluto de la cinta descansa en los hombros de un Gary Oldman entregado en cuerpo y alma. Es en las categorías de actuación masculina en donde los productores deberán tronarse los dedos, no aquí.

Lady Bird

La dimensión de lo que Greta Gerwig ha conseguido para el género de chica-adolescente-a-punto-de-salir-de-preparatoria es comparable a aquello que John Hughes hizo, con El club de los cinco (The Breakfast Club) por el cine ochentero de pandilla estudiantil. No es fácil encontrar en el cine americano de este año una película que atrape el corazón con la naturalidad, gracia e inteligencia de Lady Bird. Con varias lecciones bien aprendidas de su mentor, Noah Baumbach, el debut de Gerwig en la dirección desconcierta al mismo tiempo por su inocencia y madurez. En un año espectacular en cuanto al número de grandes personajes femeninos, los escritos para Saoirse Ronan y Laurie Metcalf brillan con luz propia como un dúo madre-hija que atraviesa, mano a mano, el agridulce camino de la adolescencia.

A favor: Siempre es refrescante que una de las películas de mejor nivel en la terna de nominadas sea una que no tenga a los Oscares como objetivo evidente –sí, Sr. Spielberg, le hablamos de usted–. Lady Bird es una propuesta atípica en el radar de premios y en el de la Academia, pero dado el gusto reciente de los votantes por joyas combativas, sinceras y de pequeña escala (como Luz de luna o En primera plana), sus posibilidades crecen.

En contra: Que la inteligencia desenfadada y sofisticada de la película rebasen el gusto de ciertos votantes, que podrían decantarse por una opción más clásica.

El hilo fantasma

Sin duda, El hilo fantasma tiene la narrativa más convencional en la filmografía de Paul Thomas Anderson. Quizá por esto su drama de un diseñador de modas cautivado por una mujer que le ayuda haya figurado poco en esta entrega. Aun así, es una competidora digna que, aunque se irá a casa sin esta estatuilla, su presencia en la ceremonia será un buen regalo de despedida para Daniel Day-Lewis.

A favor: Podría ser el caballo negro si las demás cintas logran dividir suficiente los votos.

En contra: La fuerza de las favoritas en esta categoría son, simplemente, demasiado para este modista.

Dunkerque

Christopher Nolan y su épica declaración de orgullo hacia la Gran Bretaña retuvieron más alientos y aceleraron más pulsos que cualquier otro blockbuster en este año, además de evocar en cualquier cinéfilo el espíritu –que creímos perdido– de David Lean y los relatos colosales del viejo cine bélico. Pronosticamos un aluvión de estatuillas técnicas, pues podría ganar todas las que Blade Runner 2049 no reclame como propias, pero ¿va a alcanzar los premios principales? Es difícil, pero, después de todo, ¿quién podía asegurar que Reino Unido iba a ganar la guerra?

A favor: Nunca antes una película de Christopher Nolan había apuntado con tal precisión hacia la temporada de premios. Alejado de su territorio habitual, el británico ha apostado por una de las tradiciones más añoradas del Hollywood clásico, y lo hizo como uno de los viejos maestros.

En contra: Este año es de amplia ventaja para maravillas pequeñas, rebeldes y revolucionarias como Tres anuncios por un crimen y Lady Bird. Frente a ellas, la grandilocuencia monumental de Nolan, curiosamente, pierde proporción. Como el soldado Ryan hace veinte años, estos cadetes podrían volver solos a casa.

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios