Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #163 – Chilis Battle Angel

Battle Angel: La última guerrera; la revista impresa de febrero y una entrevista con Bárbara Enriquez.

February 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Predicción Oscar 2019: Mejor actriz

Por:

24-01-2019
Mejor actriz

Aquí nuestras predicciones de quién se llevará el Oscar en la categoría de Mejor actriz.

Se trata de uno de los premios principales, a pesar de que el patriarcado de Hollywood no necesariamente otorga a las ganadoras los beneficios profesionales que suelen recibir sus contrapartes masculinas. Incluso, Halle Berry, quien ganó la estatuílla de Mejor actriz en 2002 por Monster’s Ball, dijo que ganar un Oscar no servía para nada. Berry se convirtió en la primera mujer de color que obtuvo este codiciado premio, pero estuvo muy lejos de sentar precedentes porque ninguna otra mujer de color lo hizo en 15 años. Así que ganar no necesariamente es lo mejor para la carrera de una actriz. Y no entremos en detalles respecto a la supuesta “maldición del Oscar” que hace que las ganadoras se divorcien. La maldición es probablemente la desigualdad por género y edad.

Hablando de edad, en la década que está por terminar, tres actrices jóvenes han ganado (Jennifer Lawrence, Brie Larson, Emma Stone) y la carrera de las tres ha seguido con mucha fuerza.

El resto han quedado en manos de múltiples ganadoras: Frances McDormand, quien obtuvo por segunda ocasión la estatuílla como Mejor actriz;  Meryl Streep, quien tiene el récord de 17 nominaciones y dos triunfos en esta categoría más uno como Mejor actriz de reparto; una antigua ganadora que obtuvo su primera nominación en 1999, Cate Blanchett; y dos consagradas con nominaciones previas pero sin triunfo alguno: Natalie Portman y Julianne Moore.

Este año, ¿ganará la experiencia de Glenn Close, que no necesita probar nada a nadie, pero sería justo reconocer por una vida de grandes actuaciones? ¿O será Gaga, en plena reinvención cual Cher del siglo XXI?

Melissa McCarthy - ¿Podrías perdonarme?

Luego de su primera nominación por Damas en guerra en 2011, McCarthy, o ha sufrido de haber sido convertida por la industria en un estereotipo o ha tomado decisiones profesionales muy equivocadas, especializándose en papeles burdos en comedias escatológicas. Afortunadamente, esta segunda nominación (primera en la categoría principal) es la oportunidad que requería para darle un necesario giro a su rumbo.

McCarthy interpreta a Lee Israel, una escritora de biografías que decide utilizar sus talentos profesionales para falsificar y vender cartas de autores famosos y otras celebridades.

A favor: Actores cómicos como Robin Williams se vieron recompensados por la Academia al momento de dar giros dramáticos. La Academia también suele disfrutar papeles basados en hechos reales, así que McCarthy tiene estas dos ventajas.

En contra: Ha sido nominada en todos los grandes premios, de Golden Globes a los SAG y el BAFTA, pero no ha ganado ninguno. Sin embargo, ser doble nominada al Oscar podría ayudarla a redirigir su carrera y dejar fracasos como ¿Quién mató a los puppets? detrás.

Yalitza Aparicio – Roma

Pocos no conocen ya a Cleo, la joven empleada doméstica cuyo embarazo no planeado y la crisis de la familia para la que trabaja, forman la base de Roma. Aunque en México la cinta ha dividido opiniones y Aparicio ha sido víctima de ataques que, más que su actuación o potencial artístico, están fundamentados en prejuicios arraigados históricamente, en el mundo ella ha sido una sensación. La crítica internacional ha quedado impresionada tanto por su impactante rol en Roma, como por su carisma y brillante desempeño en las alfombras rojas sedientas de diversidad racial y de figuras femeninas poderosas.

A favor: La historia de la maestra-Cenicienta es perfecta para el Hollywood que presume ser partidario de la diversidad y la equidad. Al estar disponible en Netflix a nivel mundial, la película ha tenido un alcance que una cinta dramática en un idioma distinto al inglés pocas veces lograría, exponiendo a Aparicio al público internacional.

En contra: Es el debut de Aparicio como actriz y, aunque la Academia ha premiado a otras en situaciones similares, muchas de ellas no han podido mantener una carrera sólida. Si no gana, podría ser una bendición disfrazada, reduciendo la presión sobre ella y permitiéndole usar el prestigio de la nominación para dar pasos inteligentes: sea que continúe una carrera como actriz, o busque utilizar la fama obtenida para desarrollarse en otro ámbito.

Lady Gaga – Nace una estrella

Si hace un año alguien hubiera dicho que Lady Gaga sería nominada al Oscar por su actuación, seguramente pocos lo habrían creído. Aunque recibió el Globo de Oro por su rol en la serie de televisión American Horror Story: Hotel (controversial decisión en su momento), Nace una estrella es su primer rol protagónico en cine –un medio en el que pocas estrellas pop han podido incursionar sin llevarse tomatazos–.

Gaga lo logró interpretando a Ally, una cantante de bar descubierta por un famoso músico, quien la convierte en musa, amante y estrella con brillo propio. El arco del personaje conmovió a millones y Gaga logró lo extraordinario: que el público viera a Ally y no a la cantante estrafalaria que hace una década portaba vestidos hechos de carne. Demostró su capacidad actoral y la combinó con su reconocido talento musical para entrar por la puerta grande.

A favor: Guiándonos por la taquilla, su actuación es la más vista por el público y, posiblemente, la más popular. Gaga vive un proceso de reinvención artística, a diez años del exceso estilístico y fenómeno mediático de The Fame Monster. Un Oscar podría convertirla en élite de Hollywood, una figura más "seria" artísticamente que estaría a medio camino de lograr un EGOT.

En contra: Cínicamente, muchos vieron las recientes declaraciones sobre su colaboración en 2013 con R. Kelly como una oportuna forma de limpiar su imagen antes de las nominaciones al Oscar. Ante Glenn Close, es una principiante, y la Academia puede preferir reparar las omisiones previas a la veterana actriz. No olvidemos que los Globos de Oro le hicieron el feo a la cinta, aunque Gaga no salió con las manos completamente vacías (ganó Mejor canción original por “Shallow”).

Olivia Colman - La favorita

Esta actriz británica se ha desarrollado principalmente en la televisión, con aclamados roles en comedia (Peep Show, Twenty Twelve) y drama (Broadchurch, The Night Manager). Con La favorita, entra directamente a las grandes ligas del cine, interpretando a la Reina Ana de Inglaterra quien, en plena guerra con Francia, estuvo también en medio de un triángulo amoroso (y de poder e influencia política) con dos mujeres, primas que luchan por ser "la favorita" de la reina.

Pese a que sus coestrellas, Rachel Weisz y Emma Stone, podrían también ser consideradas protagónicas, el estudio identificó a Colman como la carta fuerte de la cinta. La estrategia ha funcionado a la perfección, con Colman como una de las favoritas para ganar el Oscar, y Weisz y Stone haciendo lo propio como Mejores actrices de reparto.

A favor: Ganó Mejor actriz en una película de comedia en los Critics' Choice Awards, al igual que en los Golden Globes. También triunfó en el Festival de Venecia y en los reconocimientos de numerosas sociedades de críticos. Su victoria en el BAFTA la ha posicionado como la actriz con más posibilidades de robarle el premio a Glenn Close.

En contra: Colman ha triunfado en las ceremonias que separan drama de comedia. En un "mano a mano" con Glenn Close, ¿podrá Colman aventajarla, considerando que la Academia suele favorecer el género dramático sobre cualquier otro? Tampoco hay que olvidar que el BAFTA suele preferir premiar actrices británicas sobre la eventual ganadora del Oscar.

Glenn Close – La buena esposa

Es posible que Glenn Close sea la única estrella capaz de ponerse al tú por tú con el gran monstruo sagrado de su generación, Meryl Streep, pero... ¡jamás ha ganado el Oscar! Con seis nominaciones previas y cero estatuillas, es poseedora de un récord que ninguna actriz desearía tener.

En La buena esposa Close interpreta a la pareja de un escritor famoso que está a punto de ganar el Premio Nobel de Literatura, insatisfecha por haber permitido ser la verdadera autora detrás del trabajo publicado del marido. Además de la gran actuación de Close, la historia del personaje oprimido por el patriarcado literario, ha resonado con los movimientos de igualdad de género.

A favor: Ya ganó el Golden Globe, uno en los Critics' Choice Movie Awards (empatada con Gaga) y el codiciado SAG, que ha predicho las últimas seis ganadoras a Mejor actriz. Además, que una actriz del calibre de Close pase a los libros de historia por tener el récord de mayor número de nominaciones perdidas sería pecado mortal para la Academia (como Mejor actriz de reparto en El mundo según Garp en 1982, Reencuentro en 1983, El mejor en 1984; como Mejor Actriz por Atracción fatal en 1987, Relaciones peligrosas en 1988, y Albert Nobbs en 2011).

En contra: Ya en 1987 perdió a manos de una estrella pop que se consolidaba como actriz (Cher). ¿Pasará lo mismo en 2019? ¡No lo creemos; ahora es cuando!

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios