Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #151 – El primer overlord en Hill House

The Haunting of Hill House, El primer hombre en la luna y Overlord.

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS TV

Ozark temporada 2: Visita al set

Por:

12-09-2018
ozark-temporada-2-set

Visitamos el set de Ozark, la serie de Netflix que ya transmite su segunda temporada y platicamos con sus estrellas: Laura Linney y Jason Bateman.

Ozark temporada 2, se está rodando en las afueras de Atlanta, lejos de donde sigue pareciendo ciudad y comienza más a visualizarse como un franco bosque, pardo y lleno de niebla. En ese lugar Laura Linney sale de su casa, cierra la puerta con llave, al tiempo que saca un celular y comienza a hablar con alguien. La actriz se sube a su camioneta y justo cuando está por arrancar, unas manos en unos guantes negros la toman violentamente de la cara desde el asiento atrás de ella y tapan sus gritos con una bolsa, mientras ella se ahoga en llanto dándose cuenta que está por ser secuestrada.

Se escucha el grito de “¡Corte!” y lo primero que hace Laura Linney al verse libre de la mordaza es voltear con su agresor detrás de ella y preguntarle, “¿Estás bien?”. Esto lo hace cada que repiten la escena, como si por un momento se olvidara que es ella la que está siendo secuestrada y quisiera asegurarse de que, entre sus gritos y pataleos, no vaya a lastimar a su coestrella. La toma es repetida varias veces. Después de todo, esto es Ozark y nadie prometió que serían unas vacaciones junto al lago.

ozark-temporada-2-set

“Es lo que hago”, nos cuenta luego de haber terminado la escena cuando le preguntamos cómo es que deja ir esa angustia tan rápidamente y sin repercusiones. “Para mí es como, ¿cómo le haces para dejar el lápiz en la mesa y alejarte de lo que estás escribiendo? No me drena emocionalmente”.

Son las dos de la tarde y Laura Linney, acompañada por Jason Bateman, es decir, la familia Byrde, está terminando de grabar el episodio ocho de Ozark temporada 2. Una que Bateman describe como “mejor que la primera”, y de la que Linney simplemente anuncia, “tiene grandes sorpresas, momentos de shock”.

Aunque la trama entera de la serie sucede en el lago de Ozark en Missouri, toda la filmación toma lugar en Georgia, donde el clima es eternamente cambiante y el lago permanece sumamente frío casi todo el año, lo que implica que, cuando hay escenas de agua, los actores no se la pasan nada bien. Tan sólo el día que llegamos hubo amenaza de tormenta que paró los vuelos en el aeropuerto, pero para cuando Jason Bateman termina su escena y se para en el muelle a tomar un café el sol brilla como nunca.

ozark-temporada-2-set

“La manera en la que ha escalado el peligro y las complicaciones para los Byrde era todo lo que esperaba, y creo que la audiencia también lo espera y está contando con eso”, cuenta el también actor de Arrested Development ante un viento que a metros de él amenaza con tirar la carpa del catering.

La primera temporada de Ozark nos introdujo a la nueva vida de Marty Byrde. Luego de hacer un trato con un narcotraficante para salvar su vida y a su familia y relocalizarse en la comunidad de Ozark donde pretende lavar $8 millones de dólares, Wendy su esposa, sus hijos, la dueña de un negocio turístico y hasta una “red neck(Julia Garner) de nombre Ruth terminan con el agua hasta el cuello, involucrados en asesinato y tráfico, y para el final de temporada ya no son ocho los millones de los que se tienen que hacer cargo, sino cincuenta.

“Como que entraron en un nuevo nivel de peligro”, explica Linney que, como Wendy, no sólo es cómplice de los crímenes de su esposo, pero a momentos propiciadora y una agresiva estratega cuando se trata de asegurar la supervivencia de su familia. “Ella es perspicaz e inteligente, pero no es muy madura, de modo que hay una desconexión. Es muy capaz, pero es reactiva y poco sabia. Lo que la vuelve un poco peligrosa también”.

ozark-temporada-2-set

Para la también protagonista de la serie The Big C es precisamente lo diferente que Wendy Byrde es a ella lo que más le divierte de un proyecto que asegura saborear a cada instante, pese a lo oscuro y taciturno de su trama. “¡Yo nunca podría estar en la situación en la que ella está!”, grita eufórica, francamente angustiada ante la pregunta de qué haría en los zapatos de su personaje. “¡Nunca! Yo soy tan buena niña, tan cuadrada, todo esto es fantasía para mí. Yo jamás podría manejar la presión. Me doblaría como servilleta mojada”.

Comienza a llover, más chispear que otra cosa y Jason Bateman –quien dirigió no sólo el episodio piloto de la serie, sino es quien más capítulos ha realizado– reflexiona sobre la escena que acaba de grabar. Una que a simple vista no pareciera especialmente punzante. Una plática familiar interrumpida por una llamada en la que le anuncian a Marty que otro personaje ha muerto (sería un spoiler terrible decir quién). “Fue emocional”, dice el actor. “Él es tan bueno manteniéndose a cargo y haciéndole frente a las cosas, que de vez en cuando sí lo alcanza esta ola que lo persigue de ansiedad y complicaciones. Y lo rebasa. Son los momentos en los que no queda de otra más que dejarte envolver por la emocionalidad de las cosas, ¿sabes?”.

A lo lejos alguien grita corte a comer y poco a poco, todo el crew y los actores comienzan a abordar una serie de camionetitas que los llevarán a una carpa montada a menos de un kilómetro de ahí donde se sirve un franco buffet diario. Jason Bateman deja su café, se olvida de Marty Byrde por un momento, sonríe como el actor que conocemos principalmente de comedias y empieza a seguir a todos los que ya se le adelantaron. En pocos minutos, la casa, el muelle de Ozark y el lago quedan vacíos de ruidos y luces. Todo lo que permanece es ese sentido del que Jason y Laura Linney hablan. Esa sensación de que los Byrde aún no han pasado por lo peor.

Creador y Director de El Aquelarre con más de 9 años de experiencia en periodismo de entretenimiento. Amante del teatro, obsesionado con el cine y TV junkie.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios