Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #151 – El primer overlord en Hill House

The Haunting of Hill House, El primer hombre en la luna y Overlord.

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

FICM 2018: Paweł Pawlikowski encontró el amor en tiempos de guerra

Por:

26-10-2018
Cold War

El cineasta ganador del Oscar, Paweł Pawlikowski, presentó en el FICM su cinta Cold War, una (muy personal) historia épica de amor.

Como invitado especial de esta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, Paweł Pawlikowski ha vivido jornadas extenuantes, pero continúa estoico al momento de dar entrevistas, justo antes de que se cierre el telón. Con una sonrisa suave y lentes oscuros, el cineasta se adentra en la plática, escucha las preguntas con atención y se extiende en respuestas que evidencian la misma honestidad que se encuentra en su más reciente obra, Cold War, en la que mira de cara al pasado de su patria y de su propia familia.En Cold War, el director polaco presenta la historia de un amor intenso y accidentado en el contexto de la Guerra Fría que marcó a su país. Contada a partir de un blanco y negro deslumbrante y enmarcada por canciones populares sobre el desamor, el cineasta compartió en entrevista las batallas que libró para terminar su cinta, que ya lo coloca como uno de los posibles nominados al Oscar de Mejor película en extranjera, premio que ya ganó con Ida en 2015.

Pawel Pawlikowski

El cineasta polaco –que también estuvo en el FICM en 2014 con la cinta que le mereció el Oscar a Mejor película extranjera, Ida– fue elegido para recibir la Medalla Filmoteca UNAM. / Foto: Eduardo Islas

En Cold War vuelves a algunos temas que habíamos visto en Ida, como el paso del tiempo y la búsqueda de una identidad, pero también hay una historia muy fuerte entre dos personas. ¿Cómo encontraste la historia que querías contar en esta película?

Paweł Pawlikowski: La historia ha estado conmigo por muchos años, tal vez por una década, porque está bastante inspirada en la relación de mis padres. Fue un matrimonio muy caótico, atravesó muchas rupturas y dos divorcios, pero la relación se extendió por 40 años y fue una relación entre dos personajes muy fuertes que luchaban por un protagonismo, lo cual es raro. Quería contar ese tipo de historia. Ellos murieron en 1989, justo antes de que cayera el muro, justo antes de que acabara la Guerra Fría, y murieron juntos, finalmente felices y estaban demasiado cansados para pelear. Su vida estuvo impregnada por la Guerra Fría, se conocieron en 1949, como en la película y murieron cuando acabó.

En la presentación de la película mencionaste que está hecha de manera muy artesanal, pues preferiste que fuera corta y que el público llenara esos huecos. ¿Por qué tomaste esta decisión respecto a la forma de la película?

Creo que mis padres eran grandes personajes –padres terribles porque estaban ocupados con su vida romántica–, y su historia es algo que siempre ha estado conmigo. Pero era tan complicada y enredada que no sabía cómo darle una forma cinematográfica. Cuando hice Ida adquirí algo de seguridad en cuanto a contar una gran historia de manera muy simple, no tienes que incluir todas las causas y efectos, porque eso requiere demasiadas escenas e información. Me di cuenta entonces que podía cortar y saltar de un momento a otro y la audiencia podría deducir lo que pasaba en el medio. Así que condensé la historia y decidí enfocarme en algunos fragmentos de sus vidas juntos y separados, pero fragmentos poderosos que tuvieran plasticidad y un buen subtexto, y así escribí un guion muy corto, como de 60 páginas. Puse la atención en momentos que aportaran algo en términos gráficos y visuales, pero todavía no sé cómo lo recibirá el público en general. Fue un poco como un experimento, pero definitivamente no quería hacer una biopic que explicara todo, y es una manera de entrar en un juego con la audiencia. Un amigo guionista vio la película y me dijo que era como si la historia existiera fuera de la película con una vida independiente y tú sólo mostraras los momentos que querías mostrar.

cold war ficm

Paweł Pawlikowski reveló que Cold War está inspirada en la relación de sus padres: “Fue matrimonio muy caótico, atravesó muchas rupturas y dos divorcios, pero la relación se extendió por 40 años”.

Si consideramos entonces lo complicado que es construir una película, desde la historia hasta los recursos, ¿hacer cine es similar a atravesar una guerra?

Sí, más o menos, es un tipo de guerra. Batallas con los elementos. Sí, definitivamente es una guerra. Pero seleccionas a un grupo de gente que son útiles y están ahí para ayudarte.

¿Con qué batallaste para lograr esta película?

Cuando escribes el guion debes lograr que todo encaje perfectamente y eso requiere tiempo. En realidad, luchas con todo: conseguir la luz en el momento correcto, que los actores interpreten en una toma… lo más difícil pero también lo más divertido era rodar las tomas desde un solo ángulo. Había que asegurarse de que la cámara se moviera hacia el lugar correcto, de que la luz estuviera en el lugar correcto… y hacer que todo coincida es muy complicado. En otras palabras, no tener cobertura, que es cuando filmas la escena desde diferentes ángulos y si los actores no funcionan desde un punto lo corriges en edición. Aquí todo tenía que funcionar. No todo está hecho así, pero era una clave. Los actores se preguntaban por qué hacíamos 20 repeticiones o en qué se habían equivocado y no eran sólo ellos, sino el fondo, los extras, la iluminación. Es difícil trabajar así porque tú como director estás en tu cabeza y la gente a tu alrededor está librando una batalla y pensando que en otra película ya hubieran acabado.

Pawel-Pawlikowski-silla

Al cineasta polaco le fue entregada una butaca con su nombre antes de la proyección de Cold War.

Fue muy interesante escuchar tu charla con Alfonso Cuarón y ver lo mucho que comparten. Hablando de Roma, que también es de época, él comentó que las películas sobre el pasado en realidad son como un vehículo para hablar del presente. ¿Con Cold War tenías la intención de hablar de la actualidad de Polonia o del mundo?

Para mí, las películas deberían ser atemporales y lo principal es la energía de las emociones que están debajo. Pero al mismo tiempo cuando empiezas a inventar una historia piensas en qué resonancia va a tener además de lo obvio. Y en esta película hay una gran cantidad de ecos contemporáneos, como la manera en que la música popular se usa con fines políticos que no está muy alejado de cómo los políticos en la actualidad tratan de apropiarse de la cultura para contar su versión de la historia. También la retórica que ya no es marxista leninista sino más patriótica o nacionalista, pero sigue siendo retórica. Hay muchos ecos en eso y otros temas. Pero no es la razón por la que hice la película.

Alfonso Cuarón y Paweł Pawlikowski son los contendientes más fuertes para llevarse el Oscar a Mejor película extranjera por Roma y Cold War, respectivamente.

Periodista independiente. Viciosa de las series en mis ratos libres, fan de Harry Potter y de la cumbia. En el día a día disfruto cazar notas entre festivales de cine, entrevistas y visitas a sets.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios