Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Películas basadas en libros

Por:

04-08-2018
películas basadas en libros

Desde obras escritas por William Shakespeare hasta los romances de Jane Austen.

Sabemos que hay muchas adaptaciones cinematográficas de libros. De hecho, se podría decir que vivimos en la época de las adaptaciones de todo. Sin embargo, existen películas que, lejos de retomar bestsellers y llevarlos a la pantalla grande, son modernizaciones de grandes historias clásicas, a menudo provenientes de libros legendarios. Son, en otras palabras, la prueba de que hay relatos universales, que vale la pena contar una y otra vez en múltiples formas, épocas y escenarios: ya sea como dramas, animaciones para niños, musicales o comedias urbanas. Por ello, hemos hecho una lista con 10 películas inspiradas en clásicos literarios.

1. Mujer Bonita, basada en Pigmalion de George Bernand Shaw

Una mujer de las clases bajas (en este caso Julia Roberts) se transforma en toda una joya bajo el cuidado de un caballero (el buen Richard Gere). Obviamente, él se termina enamorando de ella, es decir, de su propia creación. Este mito es tan viejo como la antigua Grecia (Pygmalion es un escultor que se enamora de su propia escultura), pero fue la obra de teatro de George Bernard Shaw, publicada en 1913, la que detonó desde entonces toda una serie de adaptaciones cinematográficas.

Este es uno de los relatos favoritos de Hollywood. Otra de las más famosas reinterpretaciones es Mi bella dama (1964), pero también las hay más juveniles. ¿Quién puede olvidar Ella es así, con Rachael Leigh Cook y Freddie Prinze Jr.?

2. El rey león, basada en Hamlet de Shakespeare

“Ser o no ser, he ahí la cuestión…” Aunque es difícil imaginarse a Simba diciendo esta icónica línea en medio de la sabana, este clásico de Disney es, en realidad, una versión “fabulizada” de la que seguramente es la obra más citada de William Shakespeare. El hermano del rey mata al soberano para quedarse con el reino. Posteriormente, el fantasma de la víctima se le aparece al príncipe y le dice que recupere el trono. Bueno, en el caso de Hamlet, el espectro le pide que mate a su tío, pero eso no es algo que Disney retomaría, por obvias razones.

Al final, El rey león es lo más cercano que los estudios del ratón han hecho a un relato de venganza y traición.

3. El diario de Bridget Jones, basada en Orgullo y prejuicio de Jane Austen

La exitosa comedia protagonizada por Renée Zellweger es una adaptación del libro homónimo de Helen Fielding, quien confesó haberse “robado” la historia de novela costumbrista de Austen. No estará situada en la Inglaterra de principios del siglo XIX, pero retoma todo lo clave: hay prejuicios, presión social para encontrar marido, situaciones familiares bochornosas, un hombre engañosamente encantador y –lo más importante– hay un Sr. Darcy (Colin Firth).

El dato curioso es que Firth también encarnó al orgulloso personaje en la miniserie que la BBC hizo de la novela. Parece ser que nació para encarnar a este caballero.

4. Al diablo con el diablo, basada en Fausto de Goethe

Quien no esté familiarizado con la leyenda alemana de Fausto permítanos hacer un resumen: Fausto es un hombre ambicioso que está insatisfecho con su vida, así que decide hacer un pacto con el diablo para obtener mayor sabiduría y, de paso, el amor de la doncella Marguerite.
¿Suena familiar? Eso es porque se trata de uno de los cuentos que más ha inspirado a las artes en general. El escritor alemán Johan Wolfgang von Goethe la convirtió a principios del siglo XIX en la célebre obra de teatro que definió el ideal romántico de la época.

En cine, por ejemplo, ha habido varios “Faustos”. Uno de los más recientes tuvo el privilegio de ser tentado por una sexy y diabólica Elizabeth Hurley: Brendan Fraser, en Al diablo con el diablo. Esta película, por cierto, fue el remake de otra comedia de los años 60 –dirigida por Stanley Donen–, y que también está basada en el mito.

5. Juegos sexuales, basada en Las amistades peligrosas de Pierre Choderlos de Laclos

La película protagonizada por Sarah Michelle Gellar, Ryan Phillippe y Reese Witherspoon traslada a una moderna Nueva York los juegos eróticos y maquiavélicos de la novela francesa escrita por Pierre Choderlos en 1782. Este libro narra las jugarretas del Vizconde de Valmont y de la Marquesa de Merteuil, quienes manipulan sexualmente a diversas víctimas. En su momento, fue una crítica a la decadente esfera aristocrática que dominaba la sociedad antes de la Revolución Francesa.

La cinta de 1999, sin embargo, sorprendió por trasladar estas conspiraciones perversas no sólo a la época moderna, sino a la alta sociedad adolescente. Hasta ese entonces, no había habido una película que tratara la sexualidad juvenil de esa forma.

6. Ni idea, basada en Emma de Jane Austen

Esta comedia es mucho más que la cinta que dio los mejores consejos de moda a las chicas de los 90. La directora Amy Heckerling tomó a una de las heroínas más humanas e imperfectas de Jane Austen y puso su historia en el lugar ideal: la preparatoria.

Cher (Alicia Silverstone) es la chica más popular de la escuela y, tal como su contraparte literaria, es noble y de buenas intenciones, pero superficial y vanidosa. Su mayor error es ser condescendiente con las chicas menos populares y, por ello, “menos afortunadas”, aunque eso no le impide protagonizar su historia de amor (al fin y al cabo es Jane Austen) con el único hombre que la confronta por sus defectos.
Un dato curioso es que Gwyneth Paltrow, quien fue considerada para el rol de Cher, encarnó un año después a Emma en la adaptación de la novela que hizo Douglas McGrath.

7. 10 cosas que odio de ti, basada en La fierecilla domada de Shakespeare

La rebelde Katarina Stratford, encarnada por Julia Stiles, también tiene sus orígenes en la comedia shakespeariana. De hecho, la película es bastante fiel a los nombres de los personajes y a los enredos de la obra de teatro, al menos en su planteamiento: Katherine es una mujer residente de Padua que tiene un carácter… complicado. Como parte de una conspiración de los pretendientes de Bianca, su hermana, “la fierecilla” finalmente es “domada” por un astuto caballero.

Aun así, hay una diferencia clave que tiene que ver con el cambio de épocas: en la obra –que hoy podría parecer un poco misógina– Katherine cambia por completo para agradar a su “domador”, mientras que en la película, tanto Kat como Patrick (Heath Ledger) hacen su esfuerzos para dejar su lado hater y permanecer juntos. ¿o no?

8. Moulin Rouge, basada en La dama de las camelias de Alejandro Dumas

En realidad, el extravagante musical que celebra el amor, la libertad y la belleza es una mezcla de varias obras. Tiene los ideales y las muertes trágicas de la ópera de Giaccomo Puccini, La Boheme, pero la historia de amor “a la cortesana” no es más que una reinterpretación de la novela de Alejandro Dumas (la cual, por cierto, está basada en el romance real que el escritor tuvo con una prostituta llamada Marie Duplessis).

Nicole Kidman toma el lugar de “la dama de las camelias” como Satine, mientras que el Christian de Ewan McGregor le da un toque bohemio al personaje literario de Armando Duval. El guión de Baz Luhrman recupera todos los puntos claves: incluso el doloroso pasaje en el que Armando/Christian, pensándose traicionado, tortura emocionalmente a su amada ¿Cómo olvidar el “I’ve paid my whore”?

9. Escucha tu destino, basada en Oliver Twist de Charles Dickens

Un huérfano que huye del orfanato, se va a la ciudad y se une a un clan de niños de la calle, con un cuestionable líder que los explota. ¿Dónde hemos leído esto antes? ¡Claro! En una de las novelas más populares –y ácidas– de Charles Dickens, que en realidad era una crítica social hacia la forma en que se percibía la pobreza y se trataba a aquellos que la sufrían.

La película protagonizada por Freddie Highmore le añade el factor musical a este relato. A diferencia de Oliver, August no necesita volverse carterista para sobrevivir en las calles de Nueva York , sólo le basta con tocar su violín para anonadar a los paseantes y obtener grandes propinas.

10. La máscara, basada en Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson

Es bien sabido que el deschavetado personaje verde, que le dio a Jim Carrey una nominación al Globo de Oro, es un “héroe” que apareció por primera vez en las publicaciones de Dark Horse Comics. Sin embargo, está inspirado en el libro El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson, publicado en 1886. Después de todo, se trata de la novela que se volvió un referente en lo que se refiere a las múltiples personalidades, pues relata el misterioso caso de un doctor que suele transformarse en un sociópata sin poder controlarlo.
En este caso, el tímido Stanley Ipkiss sería el equivalente a Dr. Jekyll, mientras que La máscara sería el sociópata jocoso que lleva dentro. Si lo pensamos bien, en realidad, sí lo es. ¡Cero inhibiciones!

La vida de Adele (Dir. Abdellatif Kechiche, 2013)
Ganadora en Cannes, esta adaptación de la novela gráfica -conocida como Le bleu est une couleur chaude o Blue is the warmest colour o simplemente Blue Angel- ofrece una mirada universal de ese primer gran amor, sea el mismo sexo o diferente. Con 3 horas de duración, este drama romántico es épico en su relación y la intensidad de sus actuaciones. Desde su controversial secuencia de casi 10 minutos de duración de sexo, hasta ese último acto en donde amar a esa persona es a veces tan fuerte como el dolor que nos hace.
Secreto en la montaña (Dir. Ang Lee, 2005)
Un drama incomprendido por parte de la Academia, en donde Crash Alto impacto pareció tener mucho más drama que el de dos hombres que deben luchar contra el sentimiento y amor que sienten el uno por el otro. Heath Ledger entrega una actuación soberbia como el confundido Ennis Del Mar, mientras que Jake Gyllenhaal demuestra por primera vez un arco actoral que seguiría demostrando. Siempre tendremos la pregunta, ¿qué fue exactamente lo que sucedió con Jack Twist?
Water Lilies (Dir. Céline Sciamma, 2007)
(Vía)
Una adolescente descubre un inexplicable interés por una chica de nado sincronizado mismo que parece ser correspondido de forma más intensa. A lo largo de la historia se va construyendo una relación que las llevará por diversas etapas. Adèle Haenel y Pauline Acquart ofrecen sólidas actuaciones contenidas por momentos pero a favor del papel. Así mismo, la secuencia final con música de Para One es muy sentimental.
Cuatro lunas (Dir. Sergio Tovar Velarde, 2014)
Un drama íntimo que no cae en el tabú ni el escándalo en donde 4 personajes deben enfrentar los conflictos que se les presentan al aceptar su felicidad. Momentos como una plática intuitiva entre madre e hijo o el ruego de un novio para que no se vaya su pareja, dejan claro el realismo que el director buscó y logró imprimir en muchas secuencias
Es o no es (Dir. Frank Oz, 1997)
Tomó el caso verídico en donde Tom Hanks al momento de dar su discurso como ganador del Oscar por Filadelfia, agradeció a su profesor de actuación que era gay. Aunque es una comedia "ligera", la verdad es que el tema fue tocado sin caer en la burla o la exageración. Una de las primeras comedias en Hollywood que, a pesar de jugar con el estereotipo, también abrió las puertas a estos temas.

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios