Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #231 – The Lovebirdz

En este episodio del podcast de Cine PREMIERE hablamos de The Lovebirds (la nueva película de Kumail Nanjiani e Issa Rae) y de Control Z, serie recién estrenada. Además, nos acompañan Sergio Tovar Velarde y Orlando Manrique para platicarnos de su nueva serie web El fantasma de la lavadora. La pregunta de la semana: ¿Cuál […]

June 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Mejores películas de acción en Netflix

Por:

20-04-2020
películas de acción en Netflix

Un vistazo a lo mejor del género de acción disponible en la plataforma.

Cuando nos referimos al cine de acción es fácil remitirnos a aquellos explosivos filmes ochenteros con estrellas de la talla de Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger o Bruce Willis, sin embargo, la oferta disponible en Netflix nos acerca a clásicos de otras latitudes y la obra de realizadores que han tomado la estafeta dentro del género.

A continuación, les presentamos una selección con las mejores películas de acción disponibles en la plataforma, desde joyas del cine oriental, pasando por filmes de culto, hasta llegar a las grandes franquicias norteamericanas.

NOTA: La siguiente lista se encuentra en orden cronológico. En el caso de las franquicias se posiciona acorde al año de estreno de la primera entrega de cada saga.

El maestro borracho (Dir. Yuen Woo-ping, 1978)
(Vía)

Wong Fei Hung es hijo de un gran maestro de Kung Fu. Pese a su talento, el problemático joven se pasa los días perdiendo el tiempo. Entonces, su padre decide recurrir a la ayuda de su tío Beggar So para que le enseñe un poco de disciplina.

Un ejemplo temprano de la comedia de kung-fu estelarizada por Jackie Chan que le hizo famoso en todo el mundo. El personaje principal Wong Fei Hung fue un maestro de artes marciales y revolucionario del siglo XIX que se convirtió en una figura notable del folclore popular chino, siendo protagonista de varias películas y series de televisión. La película también es recordada por popularizar el movimiento conocido como el "puño borracho".

 

Punto de quiebre (Dir.ª Kathryn Bigelow, 1991)
(Vía)

Johnny Utah es un novel agente del FBI infiltrado en los ambientes del surf para desenmascarar a una banda de asaltantes. Pero Johnny pronto queda encantado por la bella Tyler y el jefe de la banda Bodhi, un hombre que vive al límite y acaba ejerciendo una gran influencia sobre el joven policía.

Kathryn Bigelow, la única mujer en obtener el premio Óscar a Mejor dirección, dio muestras de su talento como cineasta de acción en este título noventero de culto estelarizado por Keanu Reeves y Patrick Swayze. Un efectivo drama criminal cuyo suspenso va in crescendo conforme la historia se hilvanaba, con secuencias trepidantes que siguen sorprendiendo a las nuevas generaciones, así como una selección musical y un diseño sonoro que la convierten en una experiencia aún más inmersiva. Una proeza que no pudo ser replicada por el remake de 2015.

El perfecto asesino (Dir. Luc Besson, 1994)
(Vía)

Cuando toda la familia de Mathilda es asesinada por un corrupto agente de la DEA, la niña de doce años se refugia en casa de Léon, su solitario y misterioso vecino quien resulta ser un asesino a sueldo.

Con un elenco de primera línea encabezado por su actor fetiche Jean Reno, el extraordinario Gary Oldman y una debutante Natalie Portman, el director francés Luc Besson logró un balance idóneo para una premisa, en papel amoral, que en otras manos fácilmente podría haber resultado en un largometraje de mal gusto. El resultado es un melodrama con claros contrates tanto entre su dúo protagónico, como entre su bella puesta de escena, donde pasamos de la belleza de lo mundano a una opresiva atmósfera de cine negro de una escena a otra.

Saga Rápidos y Furiosos
(Vía)

Dominic Toreto lidera a un grupo de ex convictos y habilidosos conductores que se encargan de llevar a cabo atracos en el bajo mundo y tareas de espionaje contra organizaciones criminales que ponen en riesgo el orden mundial.

Difícil ignorarla considerando que las ocho películas de la línea principal ya están disponibles en Netflix. Lo que inició con una película de carreras clandestinas en 2001, se convertiría en la franquicia contemporánea más exitosa de Universal Pictures. Con el paso de cada nueva entrega, la saga ha sido abrazada por los espectadores e incluso la crítica, debido a que todos los involucrados han decidido abrazar su naturaleza de espectáculo veraniego llevado al exceso, empujando el absurdo hasta límites insospechados.

Saga Bourne
(Vía)

Jason Bourne intenta recuperar su pasado y describir qué hay realmente detrás del programa secreto de la CIA llamado Treadstone, mientras es perseguido por miembros de la misma organización por la cual fue contratado.

Con Identidad desconocida (2002), Doug Liman inició con el pie derecho una nueva saga de espionaje alejada de los convencionalismos del subgénero. Sin embargo, sería Paul Greengrass quien llevaría el estilo de la franquicia inspirada en los personajes de Robert Ludlum a otro nivel en La supremacía Bourne (2004) y Bourne: El ultimátum (2007), con un trabajo de cámara trepidante y apoyado en la sólida interpretación de Matt Damon, convirtiéndose en un thriller de persecución que no brinda muchos espacios al espectador para descansar.

Kung-Fusión (Dir. Stephen Chow, 2004)
(Vía)

Sing es un delincuente de poca monta decidido a unirse a "La pandilla del Hacha", uno de los clanes mafiosos más importantes de China. Sin pretenderlo, sus intentos para extorsionar a los habitantes del Callejón de la Pocilga atraen a la pandilla. Esto conduce a una confrontación final entre los vecinos y los delincuentes.

Ambientada en la China prerrevolucionaria de los años 40, Kung-Fusión es un espectáculo de acción y comedia dirigido y protagonizado por Stephen Chow, de cuidada manufactura y una atractiva estética visual deliberadamente caricaturesca. Pronto se convirtió en un título de culto con un gran éxito crítico y comercial con más de $100 millones de dólares en taquilla a nivel internacional, además de ser nominada a 16 premios de la Academia de Cine de Hong Kong, de los cuales se llevó seis galardones, incluyendo Mejor película.

Saga Ip Man
(Vía)

Todo inicia en la comunidad de Foshán en 1937. El maestro Ip tiene una esposa increíble y una floreciente academia de artes marciales. Son tiempos de prosperidad a los que la guerra con Japón amenaza con poner fin. Con la ocupación nipona estallará la tragedia, así que Ip Man se verá obligado a defender el honor de su pueblo.

Quizá el nombre de IP Man, el gran artista marcial chino del Wing Chun, no les diga mucho, pero todo cambia si comentamos que entre sus estudiantes estuvo el mismísimo Bruce Lee. Bajo la dirección de Wilson Yip, Donnie Yense se ha encargado de interpretar a esta leyenda en una de las mejores franquicias de artes marciales desde 2008. Una tetratología caracterizada, como era de esperarse, por sus espectaculares coreografías de combate, que ha crecido paulatinamente en sus números de taquilla y fanáticos, hasta el lanzamiento de su última entrega en 2019.

Misión Imposible: Nación Secreta (Dir. Christopher McQuarrie, 2015)
(Vía)

Con la FMI disuelta y Ethan Hunt abandonado a su suerte, el equipo tiene que enfrentarse contra El Sindicato, una red de agentes especiales altamente preparados y entrenados, que están empeñados en crear un nuevo orden mundial mediante una serie de ataques terroristas.

En este caso, lamentablemente no contamos con la saga completa, así que elegimos la primera entrada a cargo de Christopher McQuarrie. Desde la primera Misión Imposible en 1996, Paramount Pictures y Tom Cruise habían optado por cambiar de director para brindarle una sensación distinta a cada entrega, pero con la incursión del McQuarrie en la franquicia se vislumbraba una evolución en el desarrollo de los stunts y su construcción narrativa. No es sorpresa que hayan decidido apostar por su continuidad en Repercusión (2018), además de dos películas extra.

John Wick 2: Un nuevo día para matar (Dir. Chad Stahelski, 2017)
(Vía)

El legendario asesino John Wick se ve obligado a salir del retiro a causa de un ex-asociado que planea obtener el control del grupo internacional de asesinos a sueldo. Obligado a ayudarlo por un pacto de sangre, John emprende un viaje a Roma para pelear contra los mercenarios más peligrosos del mundo.

Tan emocionante como la primera entrega, la secuela consolidó a John Wick como una de las mejores franquicias contemporáneas del género. El director y otrora doble de riesgo Chad Stahelski, junto a Keanu Reeves, quienes ya había trabajado juntos en Matrix, no necesitan una construcción argumental compleja para cautivar al espectador, puesto que sus cualidades radican en una impecable factura con un ritmo frenético, estilizados visuales, un soundtrack palpitante y un gran respeto por el trabajo de los especialistas de acción.

La noche nos persigue (Dir. Timo Tjahjanto, 2018)
(Vía)

Ito es un ejecutor de la mafia que decide abandonar su antigua vida para proteger a toda costa a una joven. Esto desencadena en una violenta batalla en las calles de Yakarta cuando intenta escapar de su antigua pandilla.

Una carnicería. Visceral, sádica, intensa y visualmente poderosa, la producción de Indonesia cautivó a los espectadores durante su premiere en Fantastic Fest 2018 y sólo unos días después Netflix se haría con los derechos mundiales de distribución. La dirección de Timo Tjahjanto, mejor conocido por sus trabajos en el género de horror, nos ofrece una violencia ultraestilizada que está coreografiada de la forma más imaginativa y deslumbrante que se ha visto en pantalla en los últimos tiempos.

 

Redactor de Cine PREMIERE y colaborador de Otaku-shi

Notas relacionadas

[widgetg21]

Comentarios