Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Películas del verano 2018 – Lo mejor y lo peor

Por:

13-09-2018
películas del verano 2018

El verano 2018 ha terminado y es momento de recordar las películas que protagonzaron la temporada cinematográfica más taquillera del año.

Las películas del verano 2018 ha terminado. Como cada año, nos queda el recuerdo de las grandes películas que ya ocupan un lugar en la historia del cine y más importante aún, en el gusto del público. También están las grandes sorpresas, de las que no esperábamos tanto y brillaron con luz propia en una temporada sumamente competida.

El verano 2018 también nos deja algunas –o en este caso, muchas– películas que quedaron a deber y unas cuantas que mejor preferimos olvidar.

Como cada año despedimos la temporada con nuestra selección de lo mejor y lo peor del verano. ¿Cuál fue el destino de películas como Avengers: Infinity War, Solo: Una historia de Star Wars y Deadpool 2? ¡Descúbranlo con nosotros!

A DEBER: Sicario 2: Día del soldado (Dir. Stefano Somilla, 2018)
(Vía)
Con un 92% de aceptación, Tierra de nadie (Sicario) suele ser recordada como la película que catapultó la carrera de Denis Villeneuve. Lamentablemente, Día del soldado (Sicario: Day of the Soldado) quedó lejos de repetir estas buenas críticas al acumular un tibio 63%, producto de una historia que si bien contó con los regresos de Benicio del Toro y Josh Brolin, jamás igualó la calidad de la original. Al menos la diferencia en taquilla no fue tan abrumadora, pues la cinta de 2015 recaudó $84 MDD globales, mientras que esta segunda parte acumuló $73 MDD. Eso sí, la posibilidad de una tercera entrega parece desechada.
A DEBER: 12 horas para sobrevivir: El inicio (Dir. Gerard McMurray, 2018)
(Vía)
La purga –o como se le conoce en México, 12 horas para sobrevivir– demostró en un enorme potencial en sus primeras entregas, pero ha mostrado síntomas de agotamiento ante su incapacidad para decidirse por un género concreto. El inicio (The First Purge) es el mejor ejemplo de ello, ya que la producción nunca logró reflejar la dura crítica contra la América regida por Donald Trump que tanto prometió en sus promocionales. A pesar de ello, la crítica y el público respondieron con una aceptación del 54% y una recaudación ligeramente superior a los $135 MDD que mantienen las cifras promedio de la franquicia.
MEJOR: Los Increíbles 2 (Dir. Brad Bird, 2018)
(Vía)
Pixar nunca había sido un gran amante de las secuelas, pero la popularidad de sus personajes le adentró por este camino con resultados encontrados. Esto porque Cars 2 y 3, Monsters University y Buscando a Dory (Finding Dory) llamaron la atención del público, pero nunca igualaron lo hecho por sus respectivas antecesoras. A pesar de ello, las expectativas alrededor de Los Increíbles 2 (The Incredibles 2) seguían siendo muy elevadas, tanto por el auge del cine de superhéroes, como por el buen desempeño de Brad Bird en filmes como Misión: Imposible – Protocolo Fantasma (Mission: Impossible – Ghost Protocol) y Tomorrowland. El creativo no decepcionó y demostró que su familia Parr aún tiene lo necesario para brillar en un subgénero cada vez más competido, siendo la taquilla mundial de $1,176 MDD y la crítica del 94% una estupenda prueba. El retorno de la poderosa familia para una tercera entrega parece inminente, pero ojalá no tengamos que esperar otros 14 años para verla.
A DEBER: Hotel Transylvania 3 (Dir. Genndy Tartakovsky, 2018)
(Vía)
Hace apenas unos años que la animación parecía estar en una era dorada, pero la sensación se ha desvanecido con el dominio de películas demasiado básicas en su historia. Tal es el caso de Hotel Transylvania 3, tercera entrega de una franquicia que ha sido un auténtico deleite visual al trasladar los viejos principios de la técnica tradicional al CGI, pero que no termina de dar ese estirón que la refrende entre las grandes historias animadas de su tiempo. Los resultados son cumplidores, incluso divertidos, pero también olvidables. Esta tercera entrega no es la excepción, con la monstruosa comunidad partiendo en un crucero en el que Drac se enamora de una ancestral enemiga. Eso sí, nadie puede negar que la trilogía ha mejorado con el paso del tiempo, ya que su aceptación entre la crítica ha pasado de un 44% en 2012 a un 59% en este año. La taquilla ha tenido un ascenso similar, de casi $360 MDD para la cinta original a cerca de $500 MDD para esta tercera entrega. En caso de seguir adelante, será interesante ver si la tendencia se mantiene hacia números todavía más positivos.
DEBER: Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable (Dir. Marc Forster, 2018)
(Vía)
La dupla integrada por Ewan McGregor y Winnie Pooh parecía destinada al éxito. Después de todo, se trata de uno de los actores más carismáticos de su generación y uno de los personajes más queridos de Walt Disney reunidos para explorar la madurez de Christopher Robin. A pesar de las altas expectativas, la carga sentimental resultó insuficiente para que la cinta se consolidada entre los recientes éxitos live-action del ratón. Sus números no fueron del todo negativos –una aceptación del 71% y una taquilla cercana a los $140–, el problema es que fueron seriamente opacados por el que parece ser el nuevo oso consentido del celuloide, Paddington, cuya reciente secuela recaudó casi $230 MDD y un flamante 100% de la crítica que le mantiene firme entre las mejores películas del año. No estamos seguros que estas preocupaciones puedan olvidarse ni con un buen tarro de miel…
PEOR: El justiciero 2 (Dir. Antoine Fuqua, 2018)
(Vía)
La alianza integrada por Antoine Fuqua y Denzel Washington siempre será recordada por Día de entrenamiento (Training Day), aun cuando su obra incluye otras colaboraciones. Tal es el caso de El justiciero (Equalizer), adaptación de la serie homónima sobre un vigilante que recorre las calles para hacer justicia con sus propios métodos. Su 60% en crítica y $192 MDD en taquilla mundial no fueron espectaculares, pero superaron fácilmente el 52% de aceptación y los $153 MDD de recaudación global acumulados por la secuela. Quizá no sea la peor película de la temporada, pero sí que está muy alejada de los estándares de calidad del actor y el director. Parece poco probable que la trama se extienda hasta una trilogía, pero estamos seguros que las colaboraciones entre ambas partes continuarán por muchos años más. ¿Quizá incluso al interior del Marvel Cinematic Universe?
MEJOR: Isla de perros (Dir. Wes Anderson, 2018)
(Vía)
Wes Anderson siempre ha manifestado su aprecio por la animación y más por la técnica stop-motion. Esto le llevó a incluir algunas secuencias del estilo en Vida acuática (The Life Aquatic with Steve Zissou) y a la posterior realización de El fantástico Sr. Zorro (Fantastic Mr. Fox). Ahora el cineasta retoma esta pasión con Isla de perros (Isle of Dogs), que relata los esfuerzos de un niño japonés para reencontrarse con su mejor amigo luego de que los cánidos fueran prohibidos por un tiránico gobierno pro-felino. La emotiva historia es engalanada por una animación verdaderamente exquisita y por un impresionante elenco de voz integrado por Bryan Cranston, Edward Norton, Scarlett Johansson, Frances McDormnd, Jeff Goldblum, Tilda Swinton y –sobra decirlo– Bill Murray, entre muchos otros. No sólo fue una de las mejores películas de la temporada, sino que luce como un firme contendiente para hacerse con el Oscar a Mejor película animada.
A DEBER: Ocean's Eight – Las estafadoras (Dir. Gary Ross, 2018)
(Vía)
La gran estafa (Ocean’s Eleven) está ubicada entre los mejores remakes de todos los tiempos, al grado que muchos lo consideran mejor que el original de Frank Sinatra. Gran parte de su éxito radicó en su estupendo ensamble integrado por George Clooney, Brad Pitt y Matt Damon, entre muchos otros. Sandra Bullock intentó replicar la fórmula con Ocean's Eight – Las estafadoras, donde interpreta a la hermana del mítico Danny Ocean ansiosa por ejecutar su propio atraco con un equipo netamente femenino integrado por Cate Blanchett, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter y Sarah Paulson, entre otras. Finalmente, la dirección corrió a cargo de Gary Ross, especialista en mujeres de armas tomar tras Los Juegos del Hambre (The Hunger Games). La flamante combinación resultó insuficiente para conquistar a un público y una crítica que la recibieron con tibieza –$294 MDD y aceptación del 68%–, no por la calidad del proyecto, sino por ese afán hollywoodense de no hacer historias femeninas realmente originales.
A DEBER: Deadpool 2 (Dir. David Leitch, 2018)
(Vía)
Deadpool 2 era una de las películas más esperadas de la temporada veraniega. No sólo por su divertido debut individual en 2016, sino por la inminente incorporación de Cable que abriría el camino para el spinoff de X-Force. El mercenario cumplió con una película más espectacular e irreverente que su antecesora, y dotada de más cameos y referencias al vasto de mundo de los superhéroes. Sin embargo, esto no fue suficiente para la reconquista absoluta de un público que quería algo diferente. No conforme con ello, la incorporación de algunos mutantes sembró nuevas dudas sobre la posición de esta historia en la trama central, algo preocupante para una franquicia que tanto ha batallado por rescatar su continuidad. A pesar de todo, los resultados obtenidos no fueron para nada negativos, pues le dejaron una crítica del 83% y una taquilla mundial de casi $735 MDD. Ambas cifras virtualmente idénticas a las cosechadas por la cinta original.
A DEBER: Mamma Mia 2: Vamos otra vez (Dir. Ol Parker, 2018)
(Vía)
La adaptación original de Mamma Mia! nunca se posicionó entre los mejores musicales de los últimos tiempos. Sin embargo, el cariño por la obra en que se inspira y su flamante elenco encabezado por Meryl Streep fueron más que suficiente para darle un lugar de honor en el gusto del público. Diez años después, este aprecio rindió sus frutos con Vamos otra vez (Here We Go Again), una inesperada secuela que exploró pasado y futuro de la familia Sheridan con una historia dividida en dos tiempos y con Lily James como su gran revelación. Conocíamos su talento desde hace tiempo, pero nunca imaginamos que su carisma nos haría olvidar a la Donna encarnada por la triple ganadora del Oscar. Su crítica del 80% fue muy superior al 55% de la original, aunque su taquilla de $376 MDD quedó muy lejos de los casi $610 MDD recaudados hace una década.
PEOR: Rascacielos: Rescate en las alturas (Dir. Rawson Marshall Thurber, 2018)
(Vía)
Dwayne Johnson es un actor carismático, popular y muy taquillero, pero ni siquiera esta combinación de cualidades logró sacar adelante una película como Rascacielos (Skryscraper). En esta ocasión, el californiano encarna a un consejero de seguridad que debe superar sus viejos demonios para salvar a los rehenes –entre los que figura su familia– de un rascacielos que ha sido secuestrado y puesto en llamas. Algo así como un híbrido entre Duro de matar (Die Hard) e Infierno en la torre (The Towering Inferno). Con una crítica del 47% y una taquilla de casi $295 MDD, los resultados no fueron desastrosos, pero sí que estuvieron alejados de los explosivos estándares de The Rock. Algunos podrían defender la cinta al argumentar que se trata de una historia meramente palomera y sin mayores pretensiones, pero el propio histrión nos ha demostrado que hasta este tipo de películas tienen diferentes niveles de calidad.
MEJOR: Hereditary (Dir. Ari Aster, 2018)
(Vía)
Hereditary no es la típica película que uno espera en un verano plagado de blockbusters. Sin embargo, su buen recorrido por algunos festivales le dio la confianza necesaria para debutar entre los mayores titanes de la industria. No sólo les dio batalla, sino que se posicionó entre las grandes triunfadoras de la temporada con una crítica de 89% y una recaudación global de casi $80 MDD. No es mucho en comparación  con otros filmes, pero la perspectiva cambia cuando recordamos que su inversión inicial fue de apenas $10 MDD. Todo apunta a que los triunfos no terminarán aquí, pues se dice que el proyecto tendrá una importante campaña 'For Your Consideration' que buscará la nominación al Oscar para Toni Collette. ¿La conseguirá?
A DEBER: Jurassic World 2: El reino caído (Dir. J.A. Bayona, 2018)
(Vía)
Luego de la estupenda recepción de Jurassic World, El reino caído (Fallen Kingdom) se perfilaba entre los rivales a vencer de la temporada. No sólo contaría con los regresos de Chris Pratt y Bryce Dallas Howard, sino con la incorporación de J.A. Bayona en la dirección, responsable de filmes como El orfanato y Un monstruo viene a verme (A Monster Calls). Su apuesta fue arriesgada, pero original e intimista, al olvidarse de una vez por todas de las islas para transportar a los dinosaurios hasta una lúgubre mansión donde serán subastados, convirtiéndolos en auténticos monstruos al más puro estilo gótico. Aunque la taquilla supero los $1,300 MDD, la idea no funcionó del todo y quedó $400 MDD por detrás de su antecesora. A esto sumemos el lamentable 49% de Rotten Tomatoes que quedó muy por detrás del 71% obtenido por la cinta de Colin Trevorrow en 2015.
SORPRESA: Ant Man and the Wasp (Dir. Peyton Reed, 2018)
(Vía)
Ant-Man no es el personaje más memorable del MCU, pero su buen desarrollo aunado al carisma de Paul Rudd le han permitido brillar con luz propia al interior de la franquicia. Aunque todos lo recuerdan por su sentido del humor, su relación directa con el Reino Cuántico le ha convertido en una pieza clave para la derrota de Thanos en Avengers 4. La taquilla de $610 MDD recaudada por Ant-Man and the Wasp quedó lejos de la potente Avengers: Infinity War, pero su crítica del 88% superó ligeramente al magno crossover del MCU, convirtiéndose así en una de las mayores sorpresas de la temporada veraniega. Más importante aún es que estos resultados fueron posibles gracias a que la hormiga y la avispa se olvidaron del dramatismo marvelita visto a lo largo del año para ofrecer una historia divertida, ligera, pero muy cercana a la resolución de la trama central. Y esa escena post-créditos...
PEOR: Hombre al agua (Dir. Rob Greenberg, 2018)
(Vía)
Eugenio Derbez tiene una larga carrera en nuestro país, pero ha batallado por consolidarse en el cine hollywoodense. Su más reciente esfuerzo fue Hombre al agua (Overboard), remake del filme ochentero protagonizado por Kurt Russell y Goldie Hawn, y que mostró al mexicano como un millonario que recibe una importante lección de humildad tras sufrir un accidente acuático. Con un 25% de frescura y poco más de $90 MDD a nivel mundial, el filme habría pasado virtualmente desapercibido, de no ser por la polémica suscitada por el propio comediante en relación a la paga de sus becarios.
MEJOR: Misión: Imposible 6 – Repercusión (Dir. Christopher McQuarrie, 2018)
(Vía)
Misión: Imposible (Mission: Impossible) ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años y cuando uno piensa que ya ha visto lo mejor, la nueva entrega siempre logra superar a su antecesora. Repercusión (Fallout) no sólo mantiene con esta tendencia, sino que lo hace con una flamante combinación de viejos conocidos –Rebecca Ferguson, Simon Pegg y Sean Harris, entre otros– y nuevas incorporaciones entre las que destaca Henry Cavill con su muy controvertido bigote. Todos ellos comandados por un incansable Tom Cruise, que sigue corriendo y realizando todo tipo de stunts para elevar cada vez más la batuta como el mayor héroe de acción de la actualidad. ¿Cuál es el límite? No lo sabemos, pero con una taquilla cercana a los $730 MDD, una aceptación crítica del 97% y un estelar que todavía tiene mucha energía, todo parece indicar que tendremos más misiones por un buen rato.
A DEBER: Han Solo: Una historia de Star Wars (Dir. Ron Howard, 2018)
(Vía)
Han Solo siempre ha sido y siempre será uno de los personajes más queridos en la galaxia lejana de George Lucas. ¡Pero sólo el de Harrison Ford! Al menos esa es la conclusión a la que llegamos tras la tibia recepción de Solo: Una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story), que con una taquilla de apenas $392 MDD pasó a la historia como la peor recaudación en la historia live-action de la franquicia. La película no es realmente mala –su 71% de aceptación en Rotten Tomatoes así lo confirma–, pero se siente innecesaria en una saga central que siempre ha girado alrededor de un conflicto mucho mayor. A esto sumemos los antecedentes negativos de Los últimos Jedi (The Last Jedi), cuya enorme polémica no pudo desvanecerse el sólo seis meses de diferencia. ¿Sobresaturación galáctica? Probablemente, al grado que algunos rumores señalan que Lucasfilm hará cambios importantes en su calendario tras el estreno de Episodio IX en 2019.
SORPRESA: Megalodón (Dir. Jon Turteltaub, 2018)
(Vía)
Tiburón (Jaws) de Steven Spielberg suele ser considerada como la gran responsable de nuestro miedo al mar. Quizá sea cierto, pero hay muchas otras películas que, en mayor o menor medida, han preservado estos temores. Ninguna tan exitosa como Megalodón (The Meg), que si bien no cosechó las mejores críticas –46% en Rotten Tomatoes, ¡ouch!–, sí que brilló en la taquilla mundial con una recaudación que superior a los $490 MDD que devoró todo a su paso hasta convertirse en la película más taquillera sobre tiburones –incluyendo el ya mencionado clásico de Spielberg– y una de las mayores sorpresas de la temporada. Además de su divertida historia y de la presencia estelar de Jason Statham, buena parte de su éxito financiero radicó en un amplio casting chino que le valió una gran aceptación en el país asiático, donde recaudo poco más del 30% de sus ingresos totales. Todo apunta a que esto es sólo el inicio, pues los rumores hablan de una inminente secuela que seguro no tardará mucho en llegar.
PEOR: Terminal (Dir. Vaughn Stein, 2018)
(Vía)
Margot Robbie es una actriz tan talentosa como popular, pero ni siquiera estas cualidades fueron suficientes para el rescate de Terminal. La coproducción americana, irlandesa, británica, húngara y hongkonés mostró la manera en que las vidas de dos asesinos, un maestro enfermo, un intendente y una mesera se entrelazan como parte de un plan perverso. ¿No la vieron? Tiene lógica, pues la cinta apenas recaudó $626,000 USD lo que la convirtió en el mayor descalabro de la temporada. Tampoco se perdieron de mucho y así lo confirma el 20% del tomatómetro.
MEJOR: Avengers: Infinity War (Dir. Joe & Anthony Russo, 2018)
(Vía)
El verano cinematográfico empieza cada vez más temprano, siendo Avengers: Infinity War el madruguete del año. ¡Y qué manera de arrancar! Marvel ha demostrado una enorme destreza en la construcción de su franquicia, pero era imposible no mostrar nerviosismo ante un proyecto de estas magnitudes y que había generado tantas ilusiones. No sólo cumplió, sino que superó todas nuestras expectativas con su atinada construcción de nuevas alianzas que lucharon por todos los medios para detener al implacable Thanos. Acción, risas, nostalgia, sorpresas, dramatismo, ¿había que pedir más? Esta estupenda labor se reflejó en una aceptación crítica del 84% y una flamante recaudación de $2,050 MDD con la que se convirtió en el cuarto título más taquillero de todos los tiempos. Sin embargo, estos logros no servirán de nada si la todavía más anticipada Avengers 4 no supera estas cifras, ¿lo conseguirá? Cada vez falta menos para descubrirlo.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios